lunes, 28 de enero de 2013

Tensa, tensa, ¡No tantooo!

Cuántas ilusiones se han venido abajo con la tapadera de Las Ventas


Todo indica que una trama muy peligrosa está detrás del hundimiento de la tapadera que se había instalado en el interior de la plaza de toros de Las Ventas para cubrir sólo los tendidos. Según fuentes bien informadas, los cabecillas podrían responder a los nombres de Pepe Gotera y Otilio, su lugarteniente para cuando la cosa se complica. Dada la magnitud de los hechos, se ha llegado a la conclusión de que no actuaban solos, sino que se aliaron con otra banda de “ñapas”, Manolo y Benito. Instantes después del hundimiento, y personadas las autoridades competentes, pudieron comprobar la presencia de abundancia de cajas de embalaje de IKEA y Leroy Merlín, lo que hace suponer que la forma de actuación de la banda es no trasladar los materiales desde largas distancias y adquirirlos cerca de la zona en la que actúan.

Parece ser que el origen del incidente/accidente/suceso/lo desconozco/a mí que me registren/la herencia recibida/y tú más, fue un uso incorrecto de las cinchas de agarre a los anclajes laterales del contorno. Tanto la banda de los Goteras, cómo la de los Benitos, a pesar de estar actuando conjuntamente, para ser que recelaban del otro. En un momento de la maniobra, cuando Benito se ajustaba un pitillo a la oreja de forma mecánica, empujó el lápiz de dos colores hacia atrás, haciendo que este cayera repentinamente sobre la hucha de Otilio, quién de un respingo tiró violentamente de la jarcia de la hembrilla del tonelete inferior. En esto que Manolo, que ajustaba la contraria gritó “¡Tensa!”,  vio estupefacto cómo todo el aparataje caía como un paracaídas sobre la arena de la plaza. Según el testimonio del propio Manolo, cabeza visible, y muy visible, de una de las tramas, “el estruendo fue estruendoso”, lo que evidencia claramente que el ruido se pudo escuchar desde el Centro de Asuntos Taurinos de la CAM y que Manolo maneja un vocabulario muy expresivo, pero notablemente exiguo.

Según manifestaciones de los responsables del coso, no se volverá a contar con esta asociación de empresas, de momento, pues en sentido estricto, no son los únicos responsables de la caída de la tapadera. Aunque en previsión de nuevos percances, el ayuntamiento de la capital estudia tomar la medida profiláctica de prohibir el uso de paraguas, sombrillas, y estructuras acampanadas que puedan acoger “personas humanas”, salvo que sean supervisadas por los Goteras y los Benitos, que han adquirido una importante experiencia tras este suceso. Los grupos políticos de ayuntamiento y Comunidad se han dispuesto inmediatamente a tomar medidas. El partido que apoya al gobierno ha afirmado que el derrumbe se ha debido a causas externas y a la ubicación de la plaza en punto de confluencia de los vientos que bajan de la calle de Alcalá, con las corrientes que circulan a lo largo de la M-30, perdón, Calle 30. Por su parte, la oposición se ha reunido para votar si solicita una investigación o si manifiesta su apoyo a los trabajadores de la construcción, excepto a los responsables del hecho.

Por su parte, el diario El Mundo ha destapado una trama de tráfico de material defectuoso que las bandas en cuestión recogían de los contenedores de basura de los centros comerciales especializados en la venta de muebles y artículos de bricolaje. La mercancía era recogida por la noche, se almacenaba en los cuartos trasteros de los presuntos imputados y eran conducidos al lugar de los hechos en furgonetas y motocarros sin la ITV aprobada. El control de calidad no era demasiado exigente, pues además de este origen de las piezas, también se rescataba todo lo que encontraban en los contenedores de las comunidades de vecinos, antes de que pasara el camión de la basura. Esta sospecha rondaba por la cabeza del responsable de obra de la administración, quien veía algo raro en que la iluminación interior de la estructura fuera con lámparas Tiffany y flexos de colores chillones. Asimismo, ABC ha titulado: “Afortunadamente, ningún miembro de Zarzuela ha resultado afectado”. Por su parte La Razón ha dicho: “Los tornillos defectuosos de la ferretería de un afiliado al PSOE”. El País titula: “Nuevo escándalo en el mundo del toro”.

Tras el incidente, numerosos grupos en apoyo de los animales se reunieron a las puertas de la plaza exigiendo mayor seguridad y la toma de medidas para el futuro. Según afirmó uno de los dos manifestantes, ¿qué habría pasado si el desplome se hubiera producido un día de espectáculo? Pues que casi con toda seguridad habrían fallecido casi en el acto, el toro, los dos caballos de picar y quizás alguna de las mascotas de que se hacen acompañar las damas de la Peña Taurina las Majas con Joyas. La Sociedad Protectora del tópico y lugares comunes ha quedado conmovida al comprobar que el ruedo presentaba una escena dantesca, con los cuerpos de los supervivientes hacinados por todas partes. Según confirman, entre estos había dos inmigrantes ecuatorianos, tres subsaharianos, una mujer y seis personas.

Ahora sólo queda saber cuál va a ser el futuro de la plaza. Se ha venido abajo la ilusión de ver convertido el recinto en la mayor sala de conciertos de Europa, en que fuera el Madison de las Ventas acogiendo la disciplina de baloncesto en las Olimpiadas, en que superara el record Guiness como el mayor tascuzo del orbe durante la Fiesta de la Cerveza. Una vez visto cómo se ha vaciado de contenido cultural este edificio, se apunta la posibilidad de convertirlo en un centro de ocio en el que la gente se divierta, 200 restaurantes, 1.500 bares de copas, 32 salas de cine, 14 macrodiscotecas, un casino gigante, dos fumaderos de opio, tres bancos, seis prostíbulos de alto standing, 14 hoteles y un kiosko de helados. Y es que ya se sabía, el mantener una plaza de toros en el centro de una gran ciudad no podía traer nada bueno.

A los testigos cualificados de la catástrofe, los Benitos y los Goteras, se les nombrará asesores sobre construcciones de riesgo, estructuras de riesgo, lugares públicos de riesgo y contratación de empresas del ramo con riesgo, para así contratar con mayor seguridad a los "ñapas" más acreditados por los mercados. Pero no piensen que el gobierno municipal y autonómico se ha olvidado de la Fiesta de los toros, no. Una vez al año, que puede ser el 15 de mayo o el 15 de agosto, se celebrará un festejo patrocinado por una comercializadora de Velcro, en el que los toreadores no utilizaran ni puyas, ni banderillas, ni espadas, estos instrumentos se sustituirán por palitos decorados con alegres colores, que en su extremo llevarán pegados un trocito de este tejido adherente. De momento ya han asegurado su presencia Monsieur Castelá y el ciudadano Rincón, que actuaran bajo el patronato de Velcrodelta, antigua Tapadelta, antes Taurodelta, después de que eliminara todo lo anterior y…

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Sencillamente MAGISTRAL, Enrique
Un abrazo
Pgmacias

Enrique Martín dijo...

Pgmacias:
Muchas gracias.
Un abrazo

fabad dijo...

Pues yo tampoco he sido...

Anónimo dijo...

Lo primero que me viene a la cabeza es la suerte de no tener que lamentar pérdidas humanas en la catástrofe acaecida en el día de hoy.

Celebro la decisión de Ignacio González de desistir en el cubrimiento de la plaza. Soy uno de los que prefiere que Las Ventas conserve el aspecto que presenta a día de hoy.
Me gustaría que futuras generaciones vean la plaza con el diseño que presenta actualmente sin que su estructura se vea alterada por un caparazón artificial ideado por unos peseteros cuyo único objetivo es el de sacar jugo económico a un edificio tan emblemático y tan bonito. Es como si, en las pirámides de Egipto, hubieran construido una terraza desmontable en el vértice para que los turistas pudiesen observar el paisaje mientras pagan un precio desorbitado por tomar un té.

Se dijo que Taurodelta tenía la concesión “taurina” del coso de Vistalegre por cinco años. Pues bien, que celebren allí las corridas cubiertas que quieran y que vaya a la plaza todo aquel que quiera ir pero que no nos toquen nuestra plaza. Que toda la vida se han dado toros y se ha toreado con viento, incluso con toros más peligrosos que los actuales.

Las ambiciones económicas de una empresa (y quién sabe si hay algo más tras el telón) no pueden arruinar un edificio que no olvidemos es considerado por la Dirección General del Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid como “bien de interés cultural con categoría de Monumento histórico-artístico”.

Y ahora, como ciudadano, exijo a la Comunidad una investigación exhaustiva de las causas del accidente porque no olvidemos que han podido estar en juego vidas humanas. Si se ha incurrido en una negligencia del tipo que sea, se deben dirimir responsabilidades y, si tiene que haber dimisiones, que las haya.

Un saludo
J.Carlos

Javier Salazar dijo...

Una maravilla de escrito que me ha encantado...y cuanta razón tienes!! Un saludo Enrique,fenómeno

Pepe Pastor dijo...

No acabo de reírme, con tu artículo y con la chapuza de los Pepe y Otilios. Lo cierto es que menos mal que ha ocurrido sin que haya habido desgracias personales. Pero estos chapuzeros, vividores del erario público, volverán a la carga con la "caperuza" de las Ventas, por supuesto, con cargo a los bolsillos de los madrileños. Pedirles que dediquen el dinero público a las necesidades perentorias de la ciudadanía, es como pedirle peras al olmo.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Eres genial Enrique, me he "mondao" de risa. Pues algunos grupos de taurinos dicen que ha sido el Rosco y un tal Javier... Vamos, el 7. Yo lo que me pregunto ahora es: ¿Una vez que esta cubierta esté colocada, quién tendra güevos a ponerse debajo? Ni Guerrita.

Un abrazo.
Pepe Luis.

Anónimo dijo...

Esta mañana leía en Mundotoro.com, "No entendemos por qué la corona se ha derruido". El titular tiene su "guasa" y su respiro para el ex presidente Zapatero, porque este seguirá por los siglos de los siglos de los inquilinos de Génova 13 y sus medios afines como el culpable de todo lo malo que ocurre en España.

La corona está derruida desde hace tiempo, porque el guaperas de el Urdangarin ha demostrado que era un excelente jugador de balonMANO, sobre todo fuera de la cancha, donde ha metido la MANO y de que manera.

Diego Cervera Garcia dijo...

Enrique;

Me encanta tu forma de escribir, con tu sentido del humor tan habitual que te caracteriza a la hora de escribir estas entradas, que bien es cierto que necesitan esa dosis de humor, para escapar de la rutina!

Un abrazo

Enrique Martín dijo...

Fabad:
Al final los culpables serán los que hicieron las fotos, que con el flash debilitaron las sujecciones.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

J. Carlos:
Nos tomamos esto a risa precisamente porque no ha habido ninguna víctima, pero la cosa es para echarse a temblar. No quiero ni imaginar las consecuencias del suceso durante cualquier espectáculo.
Lo que está claro es el afán de crear espacios elitistas, en lugar de negocios con una clientela numerosa. Quizá ese mismo elitismo acabe volviéndose contra ellos y cuando quieran echar mano de los que expulsaron un día, estos dirán que verdes las han segado.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Javier:
Muchas gracias y sobre todo, gracias por sentarte en esta grada.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Pepe:
Pero qué cosas tienes, no hay nada más urgente que montarle el chiringuito a un fulano para que se forre, sin arriesgar ni un duro. Ya lo arriesgamos los contribuyentes, sin que nadie nos pida permiso.
Un abrazo y me alegro de que esto sea motivo de alegría

Enrique Martín dijo...

Pepe Luis:
Yo desde luego que no tengo valor para ponerme allí a ver cuánto aguanta. Y lo peor es que con el alboroto que se produce con las figuras, igual las vibraciones crean un efecto capota y la plaza entera echa a volar.
Un abrazo

Enrique Martín dijo...

Anónimo:
¿Y quién nos dice que no ha tenido la culpa el de siempre? Quizá su obligación habría sido tener previsto que una panda de ineptos iba a decidir encapotar la plaza de Madrid. Un saludo

Enrique Martín dijo...

Diego:
Ya sabes que uno intenta reírse de las cosas, pero la verdad es que esto no tiene ni pizca de gracia. El posible negocio ha cegado a unos señores, sin importarles si era seguro, si era posible, o si la empresa encargada de la tapa era la más idónea para tal trabajo.
Un abrazo

franmmartin dijo...

Magnífico artículo,amigo.Esta gente sólo se merece eso,el pitorreo,el cachondeo la mofa y la befa,por ineptos,avaros,iconoclastas,inútiles,gafes,antofagastas y chamarines.
Peeero,ojo,también la dimisión en cadena que, ya que no se las exige su supuesta dignidad,deberiamos ser todos a una (sí como en aquel sitio) quienes les diéramos masculillo y los mandáramos a sus casas por los siglos de los siglos ¡A todos!.
Entonces esto sería un País mínimamente decente y respetable.
Que la WarnerDysneyBordes esa de los calzones, construya un super recinto supermultiusos superferolítico en la "figasatía" que dirían los antitaurinos catalanes,donde estén todos calentitos y arropaditos.Juntos progres,Bambis,animalistas ,buitres taurodélticos y antitaurinos todos.
Y que con su pan se lo coman.Pero que no se prostituyan pisando y mancillando el recinto de los retrógrados "asesinos" y se vayan al carajo.
Como modesta celebración por el resultado del “ruidoso éxito” de la avariciosa mamarrachada;este mediodía he descorchado una botella de vino en rama de los Moriles Altos,(Bodegas Delgado) y he paladeado un par de medios a la salud de los expropiados aficionados de gradas y andanadas que ,por lo menos este año ,tendrán derecho a sus localidades, porque aunque la avaricia rompe el saco y desploma cúpulas "vaticanas",estos volverán a las andadas pasado un tiempo prudencial,ya que por ahora (ejemplo extremo de la prudencia a que nos tienen acostumbrados) "no quieren correr riesgos",como si los riesgos lo corrieran esta tropa y no el cándido pagano que osa fiarse de sus paridas.
Como traca final y como satisfacción íntima, acabo de mandar a la hoguera que tiene el Lucifer antitaurino (vulgo basura),los tres tomos de “Historia del toreo” (Alianza Editorial),del gran Patricio “pro cucurucho” Carlos Abella Martín, de los que lo mejor es la foto de la portada del Tomo 2 donde Paco Camino,creo que en Bilbao, enseña a los “neojoselitos” como se mata un toro sin necesidad de entrenarse con los saltimbanquis del Circo Americano.
Vale

Xavier Gonzalez Fisher dijo...

Hay cosas que son contra - natura Enrique. La plaza fue diseñada para ser descubierta y cualquier "tapadera" que se le improvisara tendría peligros latentes. Afortunadamente la cubierta cayó en su "etapa de pruebas" y no con diez mil incautos allí dentro. No quiero imaginar la que sucediera en ese último caso.

Enrique Martín dijo...

Franmartin:
qué buena ocasión para descorchar una botella. Si me lo permites, creo que te voy a copiar la idea y el primer día de la temporada te imitaremos brindando por la grada y andanada que sin querer, de momento se han reivindicado como espacios de la plaza.
Y vale

Un abrazo

Enrique Martín dijo...

Xavier:
Resulta asombroso las vueltas que han dado para no cerrara la plaza por no trastocar la imagen de la plaza, y la prisa que se han dado para este adefesio. Pero como bien dices, hay cosasque no pueden ser y la misma plaza se ha sacudido el disfraz de chabola, para seguir siendo la plaza de TOROS de Madrid.
Un abrazo

Juan Medina dijo...

Lo has logrado, Enrique... Te ha quedado genial. Es lo más serio que he leido de este descalabro. Me he reído un montón con los titulares de los periódicos. Son más verosímiles que los mismos periódicos. Y los antitaurinos preocupados sólo por las víctimas animales-no-humanos jajaja

Qué cutredad toda esta historia. Al margen de estar a favor o en contra de la cubierta, la cosa de los toros en Madrid atufa malamente. Se nota que es muy rentable para la CAM. Igual por eso nunca replican a los antitaurinos cuando insisten falsamente en que los toros le cuestan a la Comunidad no se cuantos euros.

Un abrazo.

Enrique Martín dijo...

Juan:
Ya sabes que uno es muy serio. Y a veces, cuando más me acerco al absurdo, creo que más me acerco a la realidad, lo que puede resultar a veces divertido, pero que dice muy poco de lo que pasa a nuestro alrededor.
Un abrazo