domingo, 1 de marzo de 2015

Expectación por Fandiño

Por favor, no más harakiris y sí más toreo reposado y profundo


Si ustedes no han sentido el bulle bulle que se vive, que se palpa en el ambiente, que se transmite por el aire, es porque no tienen corazón, ni alma torera. Vamos, si es asomar la gaita y el viento te pega un sopapo en toda la jeta de Fandiñismo y encerronismo que no se “pué” aguantar. La sociedad se mueve, el mundo se mueve, ¿qué digo? el universo entero del mundo se mueve. Y no se crean que estoy hablando de los muchos aficionados que ya están planeando el viaje a Madrid, noooo, eso es pecata minuta,  menudencias, naderías.

Me han llegado noticias de gentes de altos vuelos que quieren acudir a las Ventas y no me refiero a Pedro Duque precisamente. Será por eso de que estamos en período electoral, por lo que los políticos quieren dejarse ver en los lugares de interés, allá dónde se da cita la élite más elitista y dónde se podrán recaudar votos a paladas. Se dice que el mismísimo presidente de Gobierno, don Mariano Rajoy ha dado plantón a doña Angelita Merkel, y le ha dicho que tenía una cita inexcusable en Madrid, ¿en Soto del Real? Le preguntó la Canciller; ¡No coño, en los toros! Ahora le falta saber con quién irá acompañado. En seguida que supo de las intenciones del jefe, se apuntó Esperanza Aguirre, pero parece que no será posible, que en Ventas y en tarde de tanto relumbrón lo de aparcar va a estar jo...robado y no es cuestión de montar otro pitote por un quítame allá esa moto. Igual se tiene que conformar con don Ignacio González, aunque ya se sabe que si la plaza no tiene capota, no le acaba de gustar. Pues nada, que se acompañe de los candidatos al ayuntamiento y Comunidad de Madrid... ¡Ah! ¿Qué no se sabe quienes son? Pues vaya.

Quien parece muy animado, o no, es don Pedro Sánchez, que hasta parece que ya ha contactado con Jorge Javi para ir a un burladero del callejón, que es donde a Jorge le gusta ir. Eso sí, habrá que estar muy atento, porque lo mismo por la mañana te suelta que a él no le verán nunca en una plaza de toros, que por la tarde se te pone a cantar el “Francisco Alegre y olé” vestido de faralaes. Se rumoreaba que iba a acudir también Tomás Gómez, pero fue oír la palabra “encerrona” y echó a correr para subirse al tranvía, y es que al bueno de Tomás le pierden los tranvías. Hasta Pablo Iglesias podría asomarse por el metro de Ventas para saber lo que es una corrida de toros. Vale que no tiene ni idea de lo que es esto del Toreo, pero eso no va a ser impedimento, no sería el primero que va a los toros sin tener ni idea de lo que ocurre allí. Pero no pasa nada, conociendo de sus inquietudes y sus carencias, el señor Monedero se ha adelantado y ha invitado a Sharon Stone y a Madonna para que le expliquen que es esto de la Tauromaquia. La preocupación de la actriz de Instinto Básico es saber si podrá hacerle entender el significado más profundo de los Toros, si podrá hacerle entender ese sentido poético que a ella le ha enamorado y si llegará a hacerle ver la magnitud y la influencia de este espectáculo en el medio ambiente, la economía y en el propio ser de la gente de esta parte del mundo.

Pero no todo va ser que vayan los políticos, reconocidos próceres y apasionados del arte del Toreo, que tanto se esfuerzan en disimularlo, para que nadie les pueda acusar de favoritismo o de beneficiar al mundo del toro por interés personal. Que no me dirán que no se les da bien, que digo bien, de perlas, porque, ¿quién podría afirmar que a la clase política le molan los toros? Nadie, pero nadie y eso es porque se aguantan las ganas. Aunque ya digo que no serán los únicos que vayan, también se espera que vayan a los extras que van de público al “Tú sí que vales”, por aquello de animar al torero, para que no se enfurruñe y se tire a matar sin trapo, que así, cualquier día nos da un disgusto y se nos disloca un tobillo. También parece que acudirán las “miembras” de las Majas de Goya que ven de lo más normal del mundo el plagio artístico, junto con los ediles del Ayuntamiento de Valdemorillo que cumplen la misma función. No se sabe de momento en que consistirá su próximo “robo” de la propiedad intelectual, pero seguro que sorprenderá e indignará al incauto por igual.


Eso sí, bastaría con que tanto aficionado que está pensando en acercarse a Madrid, en gastarse su dinero, en emplear un día entero a su pasión de toro, dejando a la familia en casa ese último domingo de marzo, no se vieran defraudados, que no se sintieran estafados y que al menos se volvieran mínimamente satisfechos. Que el viaje se les hiciera más corto recordando que han visto torear y sin tener tiempo para pensar en la hora en que llegarán a casa, para madrugar al día siguiente, que es lunes. Estas son las cosas que se hacen cuando se tiene una ilusión tan fuerte y una pasión tan potente como es el toro, esa que les está alimentando tanta “Expectación por Fandiño”.

4 comentarios:

MARIN dijo...

jaaaaa, que bueno Enrique. Creo que a las mas sensatas que has nombrado son a Sharon Stone y a Madonna. En fin, que esperemos que la cosa salga bien en la encerrona de Fandiño, que parece que se ha dado cuenta que se estaba saliendo un poco del toro y se estaba empadronando en el lado oscuro. Fíjate que en Sevilla va a matar hasta Miuras!!!.

Voy a ver si me sitúo otra vez una vez que he vuelto de unos días en Granada. Un abrazo a todos Enrique.

Ismael Martin Hevia dijo...

Hay que reconocer y decir bien claro que la encerrona de Fandiño es de un mérito enorme, insuperable. A mi todavia me duele la falta de respeto que tuvo a la plaza de Madrid y de educación con el rey al no brindarle un toro. Que está en su derecho, si, pero cuando ves que una plaza entera se vuelca con el monarca que esta acudiendo a su última corrida de toros como rey (que apoya la fiesta), se puede brindar sólo por educación, respeto, protocolo... No se saca el carnet de monárquico por ello. Además esto se suma a que esa misma tarde salió un toro con posibilidades en su lote y dio la sensación de que vimos cual es el techo de Fandiño, cojones todos. Y por último nos dio la sensación de que no era el mismo en su planteamiento que en sus inicios venteños, ya afloraban las ventajas y este torero vino con la cartilla de la verdad mordida en la boca. A pesar de estos baches, me quitó el sombrero por la gallardía de encerrarse con seis toros de estas ganaderías, aplaudo levantado como lo haré el 29 después del paseíllo, ojalá hubiese más toreros con el pundonor de Fandiño. Suerte y gracias

Enrique Martín dijo...

Marín:
Pues igual estas dos "stars" son más capaces que muchos de mostrar lo que es la Fiesta de los Toros. Unas señoras que ya de mayorcitas y en un ambiente cultural ajeno al toro, descubrieron esto que para nosotros es algo cotidiano. Es más, puede que la misma emoción nos impida dar razones coherentes. Y otra cosa, ellas rebosan glamour y ni tú, ni yo, con todos mis respetos, tenemos de eso, ¿no?
Un abrazo

Enrique Martín dijo...

Ismael:
Yo no diría que es el mejor momento, ni tan siquiera la mejor fórmula, pero hay que reconocer que tiene su mérito, aunque tampoco podrá esperar que todo lo que haga nos parezca bien, una vez con el toro en el ruedo, al torero hay que tratarle como a torero. Y aunque parezca mentira, yo le doy más valor a lo de los miuras y sobre todo si este gesto se extendiera durante toda la temporada. Esperaremos a ver qué pasa, reconozcamos su valor, pero que no venga a querer vendernos ese toreo eléctrico y desmandado que últimamente tanto frecuenta.
Un abrazo