lunes, 28 de diciembre de 2015

Ya no es 28 de diciembre

Este año no tenía el cuerpo para inocentadas, así que me he tirado por la parte seria del esperpento, perdón, del espectáculo


Han llegado a mis manos diferentes noticias que van tener su importancia a lo largo de la temporada que en nada ya comenzará. Un par de meses, tres en el caso de Madrid y ya estamos otra vez con los clarines y timbales. Novedades que sin duda harán mejor el futuro. He querido esperar a que pasara el 28 de diciembre, porque no quería que todo esto se confundiera con una simple inocentada. No es justo confundir un bulo sin fuste con una exclusiva mundial en el mundo del toro. Pues, ¡ea! Prepárense, que se les van a quedar los ojos como platos.

Se ha sabido que los maestrantes sevillanos han accedido a las peticiones de las figuras del toreo y que pronto darán inicio a las obras que reformarán el coso del Baratillo. La principal y más destacable mejora es eliminar la irregularidad del ruedo, dejándolo en una circunferencia perfecta. Parece ser que este hecho molestaba a los matadores que, representados por Morante de la Puebla, expresaron su incertidumbre a la hora de crear arte. “Esa falta de armonía nos impide expresar lo armónico del toreo”, han declarado los maestros. En el espacio que se gana al ruedo, la empresa planea poner una terraza para los días de toros, eso sí con sombrillas patrocinadas, para evitar a los clientes que se amodorren a pleno sol.

Incidiendo en sus inquietudes por la arquitectura taurina, los toreros, encabezados por las figuras, también han pedido que la plaza de Zaragoza deje de estar cubierta y recupere su estado original, permitiendo de esta manera que los días de lluvia el ruedo se encharque. Así podremos utilizar la climatología como excusa para seguir sin ir a la Feria del Pilar y poder despreciar tan descaradamente al aficionado maño.

A principio de año se celebrará un acto de hermandad entre prensa y toreros, en el que estos podrán manifestar su “agradecimiento” a los otros, por labor a lo largo de la temporada anterior. Se “sobre” entiende que será una reunión con múltiples sorpresas y llena de agradecimientos.

Confirmado, José Tomás no reaparecerá en la temporada 2016 en Las Ventas, ni se va a encerrar con seis toros en solitario, ni va a firmar cuarenta contratos, ni exclusivas, ni tan siquiera va a hacerse rejoneador y vista la última experiencia y reacción de algunos aficionados que más bien parecían debutantas en un baile de disfraces, no volverá a la plaza de Madrid, a no ser que pase antes por maquillaje, para que le caractericen de japonés.

La Comunidad de Madrid, por medio de Asuntos Taurinos, ha habilitado una partida presupuestaria para que la empresa pueda comprar las cabezas de camadas de las ganaderías que acudirán a San Isidro. El problema surgió cuando Taurodelta quiso convencer a la administración de que Núñez del Cuvillo tenía ocho corridas para Madrid; Garcigrande, tres; Victoriano, cuatro; Pererda, otras tres; el Vellosino, cuatro, no quedando un duro para Cuadri, Moreno Silva, Miura, Pedraza de Yeltes y otras cuantas más que no tienen ni una miaja de arte.

En sus desvelos manifiestos y demostrados de la Comunidad de Madrid, por la fiesta, esta va a poner en marcha una nueva medida en la plaza de las Ventas. A partir de ahora se establecerán controles de alcoholemía en los tendidos de la plaza, pudiéndose ser llevados a efecto los días de petición estrambótica de orejas. A demanda del usía, ante esas peticiones inexplicables tan frecuentes en los últimos tiempos, podrá ordenar que a los pañueleros se les haga soplar para comprobar la cuota de alcohol en sangre. Si esta sobrepasa los límites admisibles, el presidente procederá a no conceder los trofeos, así como a invitar a abandonar su localidad los afectados. Estos serán conducidos a la sala de desintoxicación, con capacidad limitada para 20.000 personas, donde se les acostará, se les arropará convenientemente y se les entregará un pañuelo para que superen la crisis alcohólica.

Si es que la Comunidad no para en sus desvelos por la mejora de la Fiesta, notándose evidentemente la mano del nuevo gobierno regional. Por aquello de la economía de espacios y para obtener una mayor rentabilidad de las instalaciones de la plaza, durante la feria de San Isidro se celebrará la “Tauriniation Fashion Week”. Por primera vez en la historia se fusionará el mundo de la moda y el de la tauromaquia. Los toreros, los glamourosos, por supuesto, lucirán los diseños de los más grandes del hilo y la aguja; que si al hacer un quite, que si al poner el toro al caballo, al brindar al presidente, durante la faena de muleta y, faltaría más, al pasear el triunfo por el ruedo. Y no teman por los modelos, pues el único riesgo que corren las ropas es que se les salten las costuras a causa de los retorcimientos y estiramientos a que serán sometidos. ¿Mancharse? No, eso, como respondió una voz autorizada, “no hay huevos de que el toro se les acerque”. Eso es conocer la tauromaquia moderna a fondo.


Y recuerden que Ya no es 28 de diciembre, pero, ¿y en México y resto de América?


Enlace del programa Tendido de Sol del 28 de diciembre de 2015:
http://www.ivoox.com/tendido-sol-28-dic-2015-audios-mp3_rf_9881052_1.html

6 comentarios:

Xabiertxo dijo...

Seria comico si no fuera tan tragico y tan real...

Eugenio Vidal dijo...

Que barbaros!!!

Antonio Fernandez Box dijo...

Enrique, lo primero desearte lo mejor para este año recien estrenado;
después de oir el último programa de Tendido de Sol no me queda mas remedio que presentar mi dimisión como aficionado, al ver esta sencilla pero aplastante logica con la que estos nuevos aficionados defienden estó, asimismo creo que su mirada limpia y exenta de prejuicios hace que puedan tener una visión objetiva y no contaminada como la que tenemos los "viejos".
Un Abrazo.

Enrique Martín dijo...

Xabiertxo:
Pues así es. Aunque parezca que todo son risas, detrás está el lamento del que ve que esto se nos va de las manos.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Eugenio Vidal:
Así parece.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Antonio:
No, por favor, no dimitas, ni se te ocurra. Estos chavales tienen la mirada limpia, como muy bien dices, pero necesitan de los buenos aficionados que les enseñéis a diferenciar el oro del oropel. Y no es trabajo fácil.
Un abrazo y feliz año también para ti.