miércoles, 31 de agosto de 2011

Urdiales dará conciertos de bandurria



Parece ser que todo indica que a muy corto plazo, Diego Urdiales iniciará una serie de giras en las que deleitará al público con conciertos de bandurria y otros instrumentos de cuerda. Todavía quedan algunos cabos sueltos, como es el repertorio que interpretará, si será acompañada por una orquesta camelística o si será un limitado coro de voces blancas. Mucha gente se sorprenderá sobre esta nueva faceta del diestro riojano y de la posibilidad de convertirse en un afamado intérprete de este instrumento. Es más, él será el primer sorprendido. Incluso ignoro si sabe por donde se coge la bandurria, si por la parte fina a modo de estaca para estampársela en el hocico a tanto taurino incompetente, rácano y con mucha más afición, pero mucha más, a los billetes que al toro. También puede tomarla por la parte ancha, apoyando la panza sobre su pecho, para que en el momento en que esos mismos individuos se le acerquen, aprovechar para meterle el astil por la boca, haciéndole al mismo tiempo una endodoncia, una exploración laríngea, una endoscopia, un lavado de estómago y ya de paso una colonoscopia.

Habrá quien piense que a qué viene todo esto, pues muy sencillo, aunque ahora los haya que se sorprendan con las últimas actuaciones de Urdiales por los ruedos del norte de la península, lleva años demostrando que es torero, de verdad, pero por las mismas, su torería, valor, poder, capacidad y conocimientos de la lidia, le sirven para bien poco, y si no es con el toro, pues que sea con la bandurria con lo que se pueda ganar los contratos que merece.

Quizás alguien piense que se me ha volado el escaso sentido común que me quedaba, quizás también los habrá que el riojano no me infunde ni el más mínimo respeto o también puede que la bandurria sea la única salida posible para este torero. ¿Y por qué? Pues blanco y en botella, si después de hacer en el ruedo lo que casi ningún torero se imagina y lo que las figuras ni se lo plantean, después de enfrentarse al toro, después de no apearse de la verdad a pesar de las tarascadas que le lanzan y después de no hacer un mal gesto jamás, ¿qué le queda para que los señores empresarios de espectáculos taurinos le tengan en cuenta? ¿Qué le queda por hacer para superar las diez o quince corridas por temporada? Pues está claro, dar conciertos de bandurria.

Todo parece indicar que pesa mucho más en su contra el estrellarse con un ganado infame, que el lidiar, poder y mandar, en definitiva torear, las perlas con las que frecuentemente se encuentra. Pero creo que somos muchos los que coincidimos en que este señor, matador de toros, para más señas, no es ningún gladiador, ni ningún loco que se mete entre los pitones de los toros sin más recursos que el “a ver qué pasa”. Tarde tras tarde pone en práctica un amplio repertorio de recursos lidiadores, de toreo puro para domeñar a la bestia y no exento de arte. En pocas palabras, que conoce el percal y si se mete en la boca del lobo, lo hace a conciencia y sabiendo que allí hay peligro. ¿Le entrará gindama? Pues seguro que sí, ya he dicho que no parece ningún loco, pero es torero y lo demuestra.

Por esas cosas del no saber que hacer, me he puesto a ver el vídeo de Bilbao con un toro de Victorino, así, para matar el rato. Y viendo como le hacía frente al amigo del señor Martín, he pensado ¿qué tiene que hacer este hombre para torear más? Y de ahí venía lo de la bandurria. Creo que no le he visto citar con la pierna de salida retrasada ni una sola vez, cuando lo más sensato habría sido pirarse al hotel y meterse en el jacuzzi. Aguantaba tarascada tras tarascada, viéndose obligado a apartarse para no resultar cogido, pero aún así ha ido metiendo al cárdeno en el trapo y no es que le ha dado algún pase, eso se queda para los mediocres, él ha toreado. Lo de la técnica, la toreabilidad y esas mandangas no tenían sitio en este caso. El Victorino con la boca cerrada, aireando una arboladura como la de un velero y con no muy buenas intenciones. Un vídeo para verlo dos veces, por lo menos, una estando pendiente de la forma de hacer de Diego Urdiales y la otra fijándose en las reacciones del toro.

Creo que nadie dudará de mi debilidad por este torero, no solo de ahora, sino desde hace ya tiempo, pero no creo que esto reste valor a lo que hace, ni tampoco creo que resulte excesivo pedir que le veamos en Madrid en la feria de Otoño, en la de este año, no dentro de quince. Méritos ha hecho para ello, y de sobra. A ver si por una vez la empresa de Madrid confecciona unos carteles pensando en el público de Madrid y no en los espectadores del canal Toros 24 h. Lo mismo ya es tarde para que Taurodelta atienda esta petición y ya nos tienen cerrados los carteles de esta feria, a la que las figuras no asisten ni como areneros, y donde nos meten a los Pinar, Tendero, Tejela, Puerto o alguno se similar corte, uno de esos de la “impresionante baraja” de toreros de la actualidad. Pero de verdad, señores Martínez Erice, no se vuelvan locos, no se rompan la cabeza, que yo sé que resulta “pero que mu complicao” hacer carteles redondos, pero en esta ocasión hagan uno cuadrado y contraten a Diego Urdiales, que vale, que seguro que no tiene ni p… idea de tocar la bandurria, pero si es por eso, nos conformamos con que venga a torear, que con el capote, la muleta y la espada sí que sabe dar la nota.

27 comentarios:

David Campos dijo...

Enrique:

Efectivamente. ¿Qué más tiene que hacer este torero para que se le tenga en cuenta?, a lo mejor debería hacer también de recortador para dar dos espectáculos por el precio de uno en cada toro.

Un tío que mata auténticas corridas de toros, con la clase que tiene y el concepto del toreo de toda la vida, no el que nos quieren camelar. Un hombre al que todos los medios le reconocen sus méritos, un torero qué lo es.

¡Y que tengamos que estar tragando a los mismos de siempre 2 y 3 tardes por feria! ¡Qué injusticia y qué sinvergüencería! Así crean estas "figuras" que duran diez minutos.

Espero y deseo que Diego Urdiales recoja de una vez los frutos de lo que ha sembrado. Desde aquí, y con tu permiso querido Entique, ¡¡MUCHA SUERTE!!

Un saludo

eltorodelajota dijo...

Comparto completamente tu reflexión.

Igual que tú lo demandadas para la Feria de Otoño, quiere aprovechar este magnífico espacio taurino que regentas para hacer pública mi consternación y total desacuerdo a que la empresa de mi plaza, la plaza de toros de la Misericordia de Zaragoza, se haya olvidado de Diego Urdiales para el ciclo pilarista.

Como bien dices, hay que tener poca afición por los toros y mucha por otras cosas más superficiales que afectan al bolsillo y a la moral de cada uno, para no contar con este torero que día a día demuestra su honestidad con la profesión.

Indignado estoy.

Saludos
DAVID

Enrique Martín dijo...

David:
Quizás tú mismo estés dando la respuesta, el tipo de toro y el concepto del toreo que tiene; y es que eso resulta muy molesto y saca al aire la incapacidad de muchos y si además este es un torero que no dan una voza más alta que otra, pues lo más resulta dejarle de lado.
Un abrazo

Enrique Martín dijo...

David:
¿Cómo no vas a estar indignado? Además el maltrato que recibís en Zaragoza, ya clama al cielo. Como en todas las plazas, no os tienen en cuenta nada más que para pagar. Pero por favor, no te desanimes y no nos dejes de contar lo de la Misericordia. Verás como habrá más de una corrida de esas que nos cruzamos opiniones y disfrutamos de lo lindo. Aúpa, que no te quiero ver bajo.
Un abrazo

Pepe Pastor dijo...

Este torero como David Mora son toreros de los que tu y yo llamamos "clásicos" y son tratados injústamente, porque todo lo que hacen lo hacen con la verdad, exponiendo y haciendo arte a partir de una concepción técnica y ética del toreo, exponiendo las femorales, dando las ventajas al toro que lidian que en nada tiene que ver con el medio toro de los esteticistas "postmodernistas". Y por eso son un peligro, no gustan y nunca podrán estar en una cartel de postín junto a esos que hacen, por ejemplo, la "corrida histórica de Almería", que glosan los que sacrifican al toro toro y al toreo sin trampa ni cartón por el toreo estético y ventajista, que es lo que se lleva, y que cuando algunos no comulgan con ello, inician una cruzada de derribo contra ellos. Y lo más curioso es que entre estos hay quienes saben ver el engaño, la mentira, y sin embargo se pliegan ante estas modas, nefastas para el aficionado, pero buenas para sus intereses.
Espero que Urdiales entre en la feria de Otoño, y servidor pueda ir a Madrid a verle, y así también tener la oportunidad de poder conocerte en persona y hablar de lo humano y de lo divino ante unas cañas, y también reencontrarme con mis buenos amigos y aficionados de la Peña Los Areneros, de la que me honro en pertenecer.
Un abrazo

Enrique Martín dijo...

Pepe:
Es que el dinero es "mu malo". Unos se dejan comprar por miles de euros, otros por una invitación a una finca, un café, un plato de lentejas o que le saluden por su nombre, como el señorito que sabe el nombre de todos los criados. Así somos.
Pues si ya me apetecía que viniera Urdiales, ahora mucho más, aquí me tienes dispuesto a esas cañas, vamos, que ya estoy acodado en la barra.
Un abrazo

Cincinato dijo...

Urdiales ha triunfado en Bilbao, sin cortar orejas, por encima de casi todos los que han tocado pelo de manera facilona.

Lo ha hecho con registros diferentes a toros distintos. Ha estado bien de varias maneras.

Pero siempre en torero.

Y efectivamente, pese a que lo ha debido ver toda la España taurina por TV, parece que no le sirve de nada.

Va dos tardes a Logroño porque es su tierra y supongo que habría una insurrección si le dejan fuera.

Por cierto: a ver si consigo el preceptivo permiso familiar y me escapo a Logroño a ver la corrida concurso.

Urdiales ya estuvo a punto de irse a casa a tocar la bandurria hace años, pero su carrera recibió un impulso y se quedó. Pero aunque él desde entonces se ha hecho acreedor al despegue definitivo, algunos no se enteran y sigue, ahí, en un si es no es en el que deberían estar otros que se "jartan" de aparecer en los carteles (que no torear) sin más argumento que el intercambio e cromos.

Yo supongo que es porque es bajito y no luce. Ya dijeron en un coloquio que aunque parezca mentira David Mora tiene más futuro gracias a su planta que por sus evidentes méritos taurinos.

Así nos arde el pelo.

Se han oido rumores de que para la Feria de Otoño, antes del percance de Fandiño, se especulaba con un mano a mano de Urdiales con el de Orduña.

Sería una corrida interesantísima.

¿Se sabe algo?

Diego Cervera Garcia dijo...

Enrique:
Pues que razón que tienes,apetece mucho ver a mi tocallo en Madrid,pero también en Sevilla en plena feria de Abril, el Zaragoza para el Pilar, en resumidas cuentas, el aficionado tiene esa necesidad llamada Urdiales, el público que se quede con Julián, Manzanares, Pinar, Bautista y cia.

Enrique Martín dijo...

Cincinato:
Me alegro de leer esto de primera mano. La tele puede engañar, puede hacer parecer lo que no es, pero la plaza no tiene mentira. A Urdiales además se le trata como si fuera una posible promesa, como si fuera un tío que más o menos merece la pena, pero que está en un escalón inferior y para mí, aparte de la injusticia tan tremenda, está por encima que cualquiera del G 10. Siempre la verdad está por encima de la mentira ¿no? Arrasaría con cualquiera de ellos, Juli y Manzanares incluidos. Urdiales les tiene que resultar muy molesto, muchísimo. Y Fandiño lleva buen camino, pero todavía está lejos del de Logroño. Además, ¿has visto el clamor de tantos blogs a favor de Urdiales? Es alucinante y los empresarios mirando a la lunja y a sus billetes.
Un abrazo

Enrique Martín dijo...

Diego:
Tú lo has dicho, por un lado el público y por el otro, los demás. Aficionados y aspirantes a ello, para así no quedarme fuera.
Un saludo

Scotty dijo...

Enrique, gracias de corazon, gracias de parte de todos los que llevamos años reclamando a diego en todas las ferias como tu sabes.

Es increible como medio de risa has plasmado lo que muchos pensamos, este blog es patrimonio de la tauromaquia, lo que leeremos cuando solo haya Julianes y cuvillos.

Hasta entonces espero que la empresa que le ha dejado fuera del pilar al menos le recompense poniendole en otoño.

Ese mano a mano del que hablais hubiera sido ESPECTACULAR pero si no es posible, tendria que entrar en la de Adolfo al menos.

Si, en la de adolfo, a los toreros hay que verlos con toros no con mierdas que tienen dificultades para mantenerse en pie.

Una cosa mas Enrique te acuerdas de lo que comentabamos de torpedear a Urdiales? He leido por ahi que quieren poner el mano a mano Mora/Fandiño/Urdiales quieren ponerlo con Gavira...que te parece? regodeate en la razon que tenias, lo dijiste hace meses y ahora lo veo mas claro que nunca.

Un saludo a todos!

Enrique Martín dijo...

Scotty:
Ayer me comentaron lo de Gavira. ¿Te imaginas? La jugada perfecta, un torero con fuerza y valor, otro que empieza a empujar con fuerza y un maestro que no quieren que lo sea, para tapar a esa panda de vainas vulgares y pegapases. Los pones delante de unas monas bobas y de golpe y porrazo se quitan cualquier atisbo de molestia de en medio. A tomar por c... No sabes lo que me gustaría que alguien me llamara bocazas y que me equivoqué de pe a pa, que no se trata de acertar, como otras veces decía, es que ya lo he visto repetirse con otros nombres. Cuanto mal le están haciendo a nuestra historia.
Un saludo Scotty

Xavier González Fisher dijo...

El problema Enrique, es que ya en Bilbao, Diego Urdiales demostró que con "lo que sirve" y con "lo que no sirve", tiene las armas suficientes para dejar con las vergüenzas y algo más al aire a más de tres que navegan en el círculo ese que te saca de tus cabales y te pone a las puertas del neuro-psiquiátrico.

Y además, como seguramente no quiere cobrar a destajo, como otros muchos, pues le dejan calentando el pino, a ver si de esa manera se doblega y "entra en razón".

Pero por otra parte creo que no estaría mal que le viéramos (en mi caso, por la tele), con los toros de Gavira (podridos, creo), porque supongo que allí daría otra lección de cómo es posible sacar agua de las piedras cuando hay voluntad de ser.

Insisto, a esto le faltan dos cosas, el toro bravo y una pizca de justicia.

Saludos y que "los nervios" ya no te "traicionen".

MARIN dijo...

Bueno Enrique, me has pillado con un pie y medio casi en el barco, pero he visto el nombre de Diego Urdiales y no me he resistido. Ya sabes, me gustan estos "locos".
Que te voy a contar de Diego Urdiales si ya lo has dicho tu todo. En la radio estamos "jartos" (con jota) de exigirle mejor trato. Pero tambien sabes como está esto montado. Y son muchas las ilusiones toreras que se rompen cada tarde, muchos que se ven obligados a ver el toro desde el tendido por falta de oportunidades como Diego mientras las ferias y los carteles se montan con los mismos nombres y las mismas ganaderias.
Y a nosotros, los que queremos este tipo de toreros solo nos queda patalear aquí y allí para que siga sin pasar nada. Esto tiene dificil solución Enrique, que te lo digo yo.
Un abrazo.

Enrique Martín dijo...

Xavier:
Lo has descrito perfectamente y si las cosas estuvieran montadas como se debe, bastaría el clamor del aficionado que quiere verle en el ruedo, pero no con esa ganadería. Eso sería el timo de la estampita; le dicen que biene con toros y cuando abre el paquete no hay toros y sí mulos descastados. Si es que es como para cortarse las venas, o dejárselas largas.
Un saludo desde mi frenopático particular

Enrique Martín dijo...

Marín:
Ya lo creo que sabes como está esto montado y algunos, si teníamos algunas dudas y después de ver ciertas cosas, uno no llega a entender por qué unos están calentando el pino, como dice Xavier, y otros calentándonos los cascos y con cara de imbéciles. Tú mismo y el Paqseíllo de Hispanidad Radio, sois la prueba, gente del sur, aficionados y que gustan este tipo de torero. Así se desmantela otra de las patrañas de la fiesta. En el sur, en el norte y en la China, gustan los buenos, los malos no gustan ni en su casa.
Un saludo

Xavier González Fisher dijo...

Al relance de Marín: ¿que "jodidos" no se escribe con la misma jota de jartos? Así nos tienen, así nos tienen... Saludos y de aquí, al psiquiatraaaaaaaaa!!!!!!!!!!!

BICHICOMA dijo...

No hará falta acudir a la tradicional suscripción popular para hacerse con los servicios de la bandurria. Yo mismo me ofrezco como financiador de la misma. Eso sí, siempre que haga uso de la misma.
Bueno, vayamos a lo mollar. Conocí a Diego en 2009, en una tertulia de Radio Marca en el restaurante Gaztemanu (Madrid). Allí fui testigo de su sobriedad castellana -sigo creyendo en la pertenencia de La Rioja a la Vieja Castilla-, de su bonhomía y exquisita educación. El pasado 2010 hemos vuelto a repetir experiencia. Tuvo la amabilidad de invitarnos -al que suscribe e hijo- a su habitación del Wellington tras su escasa suerte en coso venteño.
Le descubrí -lamento no haberlo hecho antes- hace tres años y me he convertido en su incondicional fan. Soy inasequible al desaliento. En esta tarea me acompaña su amigo y biógrafo de cabecera, Pablo García Mancha (periodista del Diario La Rioja y La Riojatv), allá donde alguien nos quiera oir: Choperas, Lozanos, Matillas, Casas, etc.
Raudo voy a comprarme dos bandurrias, una para Diego y otra para mí, para hacerle los coros.
Ah, un saludo para mi paisano David Campos, torero pontevedrés sin par.

Enrique Martín dijo...

Xavier:
Que tampoco es para tanto, yo estoy ahora en un sitio que me ponen una camisa con las mangas muy largas y que se abrochan a la espalda, será para no pasar frío. Y además estoy con otros muchos señores y una señorita de blanco nos da unas bolitas de colores, que nos tenemos que tomar con un vasito pequeñito. Conmigo hay un señor que habla de toros encastados, al pobre es al que más bolitas de colores le dan y le tienen en una habitación con colchones en las paredes, otro dice no sé qué de cargar la suerte. Como si se pudiera cargar, ya ves, yo la cargaría en cada sorteo de lotería; otro que si la muleta planchada. ¡Qué cosas! Aunque lo peor es cuando nos ponen una cosa que se llama electronosequé, que te da un gustirrinín por la espalda. Un saludo desde la clínica López Ibor

Enrique Martín dijo...

Bichicoma:
Veo que es un hombre afortunado en cuanto a los amigos. Del torero pontevedrés yo solo tengo quejas, por no sacar un dibujo cada diez minutos, aunque eso es imposible, no se puede pintar tan bien haciendo las cosas como churros, pero ese sería mi deseo, una obra de arte cada cinco minutos.
Además veo que también se relaciona con lo que yo llamo, con cariño y respeto, el clan riojano, que defiende a su torero con una dignidad y ecuanimidad bárbara y que no se deja cegar por el paisanaje. Pero creo que tampoco les faltan asiduos a apoyar a este torero y con justicia y a algunos no hay paisanaje que nos pueda cegar.
Me resulta muy ilustrativo que usted por un lado y un buen amigo, que también lo es del torero, coincidan al hablarme de la personalidad del torero. Creo que hay muchos factores que nos deben empujar a seguir pidiendo justicia para él y que por favor no le preparen ninguna encerrona con mulas bobonas. Urdiales necesita el toro, porque es torero y punto. Lo que también impide que toree 600 corridas al año, porque estando como está ante el toro con que le ponen, ¿qué corazón aguanta más de 40 o 50 al año? Y todo el mundo recuerda aquella faena a aquel malaje que no quería ir, que luego se tragaba un pase, a duras penas luego dos, con un esfuerzo tremendo tres y acabó pudiendo con él y le hizo seguir la muleta, pero a mi no se me va aquel victorino al que creo recordar que no le pegó ni un natural, ni un derechazo, pero que toreo, y muy bien, lo mucho que el victorino tenía que torear. Será debilidad mía, pero creo que se lo ha ganado. Y después del terremoto Morante, solo hay que pasarse por los muchos y buenos blogs y leer lo que dicen los aficionados.
Un saludo, bienvenido a esta tertulia y gracias por su visita y su intervención.

Iván dijo...

Si la entrada es de las que dan gusto leer, no veas los comentarios.
De verdad me gustaría que mucha gente leyese blogs como este para darse cuenta de lo que realmente significa el toreo.
Una vez más...GRACIAS!!!
El único "pero" es que cuando me da por escribir, me pongo a leer y me doy cuenta de que está todo dicho jaja.
Abrazo!!!

Enrique Martín dijo...

Iván:
Pues suéltate el pelo, porque aunque muchos digamos lo mismo, cada uno aportamos un punto más y una nueva visión, que para mi es lo que más me satisface.
Un saludo

Perez@larcón dijo...

Amigo me acabo de enterar que expones en Valdemoro. me autorizas a poner la reseña en el blog.
Completamente de acuerdo contigo, respecto a la injusta posición de Urdiales.
Un saludo y Suerte.

Enrique Martín dijo...

Pérez Alarcón:
Por favor, cómo que si te autorizo, hasta ahí podía llegar. De primeras muchísimas gracias por tu ofrecimiento y como siempre, aquí me tienes para lo que quieras.
Muchas gracias y un abrazo

lesaqueño dijo...

lo dejo pa mañana. tiene esto mucha miga y necesita reposo
salu2
diego es un torerazo

Enrique Martín dijo...

Lesaqueño:
Ya veo que no soy el único que prefiere reposar las cosas.
Te esperamos.
Un saludo

Emilio Roldán Hernández dijo...

Espero a este TORERO como al que más. El cartel del lunes con Morenito me interesa mucho, puede agradarnos esta larga siesta. Genial literariamente este artículos. Nos haces reír en tiempos taurinos de penas Por cierto, ¿tienes todas tus reseñas en algún archivo que puedas pasarme?. Es que ahora que acabé los exámenes vuelvo a pasar las noches leyendo a granel y me encantaría tener todas tus reseñas impresas como en un librito para irlas leyendo tranquilamente sin dejarme los ojos por aquí. Un abrazo.