sábado, 8 de diciembre de 2012

Qué supone la Fiesta en mi vida



Siempre el toro
Hablando de toros con amigos, consciente o inconscientemente, en algún momento de las conversaciones decían lo que era para ellos este veneno de los toros, porque al final eso es lo acaba siendo, aunque los motivos sean muy variados, pero al mismo tiempo acaban siendo muy similares: la herencia de los mayores, un fuerte vínculo con ellos, un mundo poderosamente atractivo, el campo, la naturaleza, la fuerza, la pasión… y así hasta un largo etcétera, pero ya digo, la conclusión es que todo converge en el toro, en la pasión.

Todo esto quería recogerlo en una entrada y así lo pedí en Facebook. Y aquí están las respuestas de unos valientes que salieron a la arena con la verdad que les exigen a los toreros, dando el medio pecho y ofreciendo la femoral al juicio de los demás, pero yo, sinceramente, pienso que quien no sepa apreciar este ejercicio de honestidad y valor debería replantearse muchas cosas. Aquí están las respuestas tal y como ellos me las dejaron. Solo he tratado de eliminar las referencias directas que me hacían a mí, siempre y cuando no cambiaran el sentido de sus palabras.

Qué supone la Fiesta de los toros en mi vida....Pasión, Ilusión, Amor, Ternura, Locura, una forma o una manera de vivir.....la fiesta de los toros es Emoción,..., es mi vida. (Antonio Vaquerizas)

Para mí a sido mi vida entera, de ella hemos vivido mi familia durante media vida hasta que empezamos a vivirla solo como aficionados (ahora), he crecido ya mamando los toros en mi casa con lo cual era complicado que no me gustasen, gracias a ello tengo una total y absoluta devoción por el TORO, no entiendo la fiesta sin EMOCIÓN, gracias a la fiesta he conocido a muchos de mis mejores amigos que hoy en día no contemplo mi vida sin ellos, son muchas cosas las que me a dado la FIESTA, no se si te vale para tu idea todo esto. (Cristina Barba)

Más que la fiesta en si, yo diría que EL TORO para mi lo es casi todo en la vida. Es una manera de vivir, de adquirir unos valores que difícilmente los encontraré en otro lado, es un sentimiento, una superación de mis propios miedos. El toro es una adición maravillosa. (José María Pérez Marín)

Es seguir apostando por la última liturgia viva de occidente, es emocionarse con la verdad y lo puro, es desilusión y exigencia, es volver a retomar una herencia recibida, es poder compartir momentos irrepetibles con personas únicas, es aprender, es sentirse vivo! (Gloria Cantero Martínez)

Mi abuelo ha estado de tienta con JOSELITO, en lo de Alves do Río, luego me hablaba de Manolete y me decía que Ordóñez era el más grande y después apareció un tal de Ojeda... y (joder los toros y los toreros y afines...) hasta el día que... CURRO VALIENTE Y PUNTO..."la media aquella que le ha “pegao” ahí hace un ratito"... ¿te acuerdas Enrique? Eso ningún francés nos lo puede quitar. (Qué supone la Fiesta de los toros en mi vida....Pasión, Ilusión, Amor, Ternura, Locura, una forma o una manera de vivir... la fiesta de los toros es Emoción..., es mi vida. (João Rodrigues)

En mi familia hay gente dedicada al mundo del toro, algún mayoral por ahí. De pequeña ir a la ganadería era pánico para mi, nunca quería ir por miedo a los toros. Pero por suerte mi padre llevándome a los toros y luego conociendo a julio al cual también le apasiona el toro, acabamos con abonos en Madrid y recorriendo España y un poquito de Francia disfrutando de las plazas y conociendo costumbres y gente de allí que te cuenta sus fiestas y compartiendo hasta merienda sin conocerte. No me imagino no poder volver a una plaza a aplaudir a disfrutar y a emocionarme que ha ocurrido alguna tarde también. Y celebrar mi cumple en esa grada con amigos que aunque sea 40,50 o 60 días al año los consideras amigos. (Yolanda Fernández) 

Desde que me aficioné al TORO, tanto en festejos populares y sobretodo, y no se me olvidará, con los terroríficos "Palhas" en San Isidro hace unos añitos, tengo claro que lo que más me ha aportado han sido unos valores por los que regir la vida, y sobre todo basado en el respeto. El TORO ha sido incluso un animal donde me he fijado para proseguir en mis andanzas. Crecerse ante el castigo e intentar no dejar nada por perdido luchando hasta el final. Por lo tanto el TORO forma parte de mi vida, me ha servido en ella y para encontrar nuevas y grandiosas amistades junto a sensaciones indescriptibles. Le debo mucho. (Alejandro Pastor Jabonero) 

Para mi la Fiesta es un compendio de numerosas facetas: casta, bravura, valentía, coraje, torería, arte, perseverancia, temple, ritmo, compás, empaque, codicia y así un largo etcétera...pero lo fundamental es un torero pudiendo a un toro, entendiendo sus dificultades, sus necesidades, y lidiándolo de forma consecuente a las mismas -o bien todo lo contrario, el toro siempre destapa a quien no ha sabido entenderlo y ensalza al que sabe interpretarlo y ejecutar lo que pide; es el juez supremo- Y la lidia, por supuesto: ese patrón no escrito que se adapta a cada toro, haciéndole las cosas correctamente desde que sale por la puerta de chiqueros hasta que el tiro de mulillas lo arrastra al desolladero. En ocasiones, surge el arte, que a mi juicio siempre aparecen sus cotas máximas cuando se cumplen unos cánones de pureza y verdad. Y cómo no, tiene su parte de historia, y no solo taurina: ahí está ese despeje a la usanza de los tiempos de Felipe IV, o esos trajes de luces basados en la composición del traje popular español del siglo XIX. Por último, cuenta con ese factor de rito, que sigue unas estrictas normas, una liturgia; es una ceremonia de la cual trascienden numerosos valores, pero ante todo, donde se funden los dos conceptos que más dudas e incertidumbres han levantado en la historia de la humanidad: la vida y la muerte. (Víctor Foguer) 

La Fiesta para mi es una metáfora perfecta de la vida. Es un arrebato racional, el desgarro y la valentía activa frente a las desavenencias de la vida. Un arte que traspasa fronteras culturales aunque su identidad sea hispana y que abarca las demás expresiones de lirismo de nuestro pueblo. Una pasión heredada de mi abuelo y una forma de sentir que va más allá de lo que acaece en el ruedo; es el aroma, el ambiente añejo que se respira; en una tarde de toros se pueden vivir innumerables emociones debido a que el toro no conoce el guión. Reúne además una compendio de valores que en la sociedad se están perdiendo y que yo admiro; el orgullo, la caballerosidad, la admiración, el respeto máximo al que lo merece, la "vergüenza torera", la valentía, el dar la vida por lo que uno siente...Es la vida y la muerte unidas en un hilo muy fino quebrantable a cualquier despiste, el poder estar en el cielo y caer ante el mínimo error...El ver cuatro pases del toro a un paño rojo y saltar del asiento por sentir un eclipse en tu alma. La inteligencia del humano, que planta cara sin aspavientos ni engaños al poder físico de un animal de más de 500 kilos, frente a frente, sin artificios de ningún tipo y con la verdad por delante, siendo fiel a lo que piensa, a lo que siente. (Emilio Roldán)

Espero que haya emocionado a todos como me emocionó a mí. Muchas gracias a los autores de esta entrada, que para mí ha sido una de las más interesantes de las publicadas en este blog, porque cumple uno de mis deseos, el que sean los aficionados los que hablen, igual que en muchas ocasiones lo hacen cruzando comentarios sobre lo que aquí se dice, que al fin y al cabo no es otra cosa que lo “Qué supone la Fiesta en mi vida”.

4 comentarios:

Víctor Foguer dijo...

Enrique, una vez más enhorabuena por tu blog, del que me confieso seguidor asiduo, tanto por su contenido y sus reflexiones como por su excelente literatura Supone para mi un verdadero honor el haber contribuido con mi humilde opinión.
Un saludo.

Enrique Martín dijo...

Víctor:
Honor, el mío, que he conseguido una gran entrada, gracias a lo que vosotros expresáis. Esto sí que es buena literatura.
Un abrazo

POCHO PACCINI BUSTOS dijo...

Enrique:
He experimentado muchas vivencias y sentimientos (generadas por el TORO) comunes a las de las personas que intervinieron en esta entrada.

Te agradezco por la emoción que he experimentado.

Saludos,

POCHO

Enrique Martín dijo...

Pocho:
Se lo debemos agradecer a ellos, que han hablado con sinceridad.
Un saludo