viernes, 25 de marzo de 2011

El Juli, "por una corrida más libre y democrática"


Si es que no le dejan a uno tranquilo; yo que andaba con el firme propósito de estarme un tiempo callado, pero parece que esto no es posible, al menos si sientes esto de los toros como algo tuyo. Pues hay que ver con lo que se nos despacha don Julián López, alias “El Juli”. El líder y mandón indiscutible de la torería que nos azota va y se nos descuelga con una petición, pretensión o reivindicación que no hay por donde cogerla. Al leerlo en Toro, Torero y Afición, me había pensado que el buen amigo Javier había perdido la cabeza, pero conociendo su forma de hacer desde hace tiempo, me extrañaba, y mucho. ¿Qué quiere don Julián? ¿Qué esto se convierta en un espectáculo abierto a la permanente improvisación y que nadie supiera con qué se iba a encontrar al entrar en la plaza? ¿Que todo el que vaya a los toros pueda decidir antes del toque de clarín si en lugar de unos toros bodegueros prefiere unos toros tobilleros? ¿Que el matador considerado del grupo A se marche a su casa vestido de luces y todo y que le sustituya un torero de los que cada vez que salen honran al traje de luces, a la fiesta y al espectador que paga? Creo que no, que las intenciones de don Julián López, así como la de muchos de sus compañeros de grupo dominante y de su “entorno”, es que les dejen hacer a ellos lo que les dé la real gana y que dispongan a su antojo de toros, compañeros de cartel, de los medios de comunicación irremediables aplaudidores y hasta del público que paga por verlo y que desgraciadamente a veces tiene boca y se queja de que le atropellen. ¿Quizás se pretende legalizar e institucionalizar el atropello al aficionado y el abordaje a su bolsillo?

Estamos ante uno de los líderes de la mayor degradación conocida en la historia de la fiesta de los toros, aunque habrá quien se eche las manos a la cabeza al leer esto, que seguirán coreando los “triunfos” de este torero y de todos sus compañeros, pero que cuando caigan en la cuenta de que les han engañado o que no han obtenido lo que esperaban, serán mucho más crueles que cualquiera de los que ahora no nos mostramos conformes con esta situación. Porque después de tanto tiempo convenciéndonos del momento taurino de privilegio que vivimos, cuando caigamos en la cuenta del fraude, el palo va a ser morrocotudo. Un día abriremos la puerta de casa y nos encontraremos a nuestro amor en los brazos del séptimo de caballería, con caballos, Rin Tin Tín, el cabo Rusty y al corneta tocando “a la carga”.

Creo que nunca tantos se unieron para conseguir un fin tan poco solidario, generoso y honesto con la fiesta como estas prendas que no paran de quejarse. Y ¿cuál es la queja primordial que no les deja vivir? Pues que nadie les entiende, son unos perpetuos incomprendidos y viven su divinidad sin que nadie se lo crea o lo que es peor, sin que nadie se entere. Pero ¿esto no les da qué pensar? ¿Tantos tontos, ineptos y ciegos que no quieren ver, puede haber en el mundo? A mi esto me recuerda al mal estudiante que llega a casa con las notas y con todo suspenso, hasta el recreo y no tiene otro argumento que el “es que el profesor me tiene manía”. A esto los buenos padres les contestaban que los maestros no tenían manía a nadie y que la mejor forma de arreglarlo era hincando los codos. Pero estos niños mal criados, consentidos, pagados de si mismos y encantados de haberse conocido tienen unos padres taurinos que no cesan de repetirles lo buenos que son, aunque no toquen un libro, que lo mejor es copiar en los exámenes, como ellos hacen y que tiene un mérito tremendo eso de copiar y que no te pillen, en lugar de sentarles de cara a la pared y hacerles copiar los diez mandamientos del toro, diez mandamientos que se cierran en dos, respetar y amar al toro por encima de todas las cosas y amar al toreo verdadero como a ti mismo.

El aficionado sí que pide y exige una corrida más libre y democrática. Libre en cuanto a que no esté controlada por esa oligarquía empresarial que actúa como sátrapas que acaban con cualquier asomo de verdad, afición y honestidad; y democrática que permita que los que echen la pata para adelante tengan las mismas oportunidades de verse anunciados en todas las ferias como los demás, aunque ridiculicen a las “figuras del toreo” en cuanto sale el toro y que ese toro encastado y de todas las sangres, mida el valor y la valía de los que se visten de luces. Y ahí sí que estaría de acuerdo con usted don Julián, pero si no, a otro perro con ese hueso.

34 comentarios:

Gil de O. dijo...

Pues claro, que en un sentido democrático, debe moverse cualquier actividad.
Su libertad para usted, pero...no me toque la mía. Y me la está tocando, y de mala manera, con su mentira, le digo al Juli.
Use su libertad y si se trata de toros, me los anuncia, sin una mentira; y el que quiera que vaya, y el que no, que disponga de su tiempo a su antojo; pero no me anuncie cosas que luego incumple, cosas que infringen la ley y que vulneran mi sensibilidad de aficionado.
Las corridas están reguladas, y es de obligado cumplimiento su reglamentación.
Que más libertad, en lo que se basa la democraca, quiere para las corridas. Pero claro, ésto es para que los obligados a su control, por profesionalidad y ética, lo respeten. Cosa que tampoco hacen ni El Juli, ni sus secuaces; y por supuesto ninguno de los componentes y aprovechados del Cinturón de Acero.
El Segundo Circuito,yá!
O, a Francia.

Gil de O.

Anónimo dijo...

Después de leer su magnifico post sobre lo que dice Don Julián, aquí se ve claramente las pretensiones de la cúpula principal del escalafón de las FIGURAS, "El Juli" ha sido el que lo ha dicho, pero es lo que piensa todos.

Don Enrique, con su permiso le voy a transcribir parte de lo que comente el pasado día 23 en el blog MALAKA TAURINA.

La llamada Fiesta Nacional está pasando desde hace unos años, más de los que muchos creen por el "todo vale" y los verdaderos culpables de todo esto somos nosotros, los aficionados, porque nos falta coj...s para dejar de asistir a las plazas de toros (yo llevo tres años sin aparecer por ellas, y se de algunos que están haciendo lo mismo), a mí también me faltaron en su momento, pues la postura tendría que haberla tomado antes. Yo tenía la costumbre3 de tomar todos los días con mis amigos unos riojas mientras hablábamos de lo divino y de lo humano, que casi siempre predominaba lo taurino, hasta que descubrí que esa sana costumbre no me sentaba bien para mi salud, y como persona sensata que no "lista" lo deje.
Y las corridas de toros no me sienta mal, pero si me sienta mal que me tome el pelo una vez y otra también, y desde hace tres años dije que nanai, y que ya esta bien de hacer el TONTO.

Saludos cordiales

Federico Rueda

David Campos dijo...

Yo también he leído la entrada de Toro, Torero y Afición y me he tenido que tomar un antiácido.

¿Pero este tío qué se ha creído? y ¿quién se ha creído que es? Seguramente habrá leído (probablemente se lo hayan contado) algo sobre la vida de D. Luis Mazantini y desee emularle en sus andanzas políticas pero sin la categoría del torero vasco.

Habrá que colocar unas urnas en las puertas de acceso a las plazas donde toree para que, DEMOCRÁTICAMENTE, el aficionado dé su conformidad al liderato, que, ANTIDEMOCRÁTICAMENTE se adjudicó en el grupete de los 7 magníficos. Grupo que pretende defennder únicamente sus intereses, como era sabido y como nos lo deja absolutamente claro con estas declaraciones.

Juli, se torea despacito, hombre, despacito. Aprovecha el tiempo entrenando a ver si lo consigues.

Un saludo, Enrique!

Un saludo!

Enrique Martín dijo...

Gil de O.:
Estos chicos confunden democracia y libertad con capricho y abuso. Nada tengo que añadir a lo que comentas, y que se aplique la ley y reglamento(s) taurinos a rajatabla. Aunque no sé si no sería mejor un reglamento único que marcara unos mínimos exigibles, pero eso lo dejo para otro día. Ellos quieren su fiesta y que nos callemos. Solo tienes que ver lo que va a San Isidro como grupo A. Como ya ha apuntado J. Carlos, vamos a tener que ir a los toros con un brazalete negro.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Federico:
¿Cómo no le voy a permitir reproducir su comentario de Malaka Taurina? No puede tener mejor procedencia. Sobre lo de no ir, creo que ya lo hemos hablado muchas veces y estoy con usted, aunque yo soy de los que no tienen c... Mire si no tengo, que ya me estoy preparando el terreno para la novillada del domingo en Madrid. Esa sería una medida muy consecuente, pero el problema es que en sitios como Madrid, nos tienen cautivos y si dejamos nuestro abono les damos una satisfacción y pasaría a manos de cualquier clavelero. Y los domingos hay que ir para que no acaben con una temporada que están como locos por eliminar. La cosa no parece tener una solución fácil.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

David:
Para parecerse a Mazzantini le faltan varias cosas, la retórica, la erudicción y la bata japonesa que tenía a mal traer a El Gallo. Estos no quieren mejoras, ni progreso, ni evolución, quieren acomodo, llenar la saca y reprimir las escasas quejas que se puedan oír en la plaza, los blogs o las tertulias. Pero aunque nos callen no dejarán de ser los reyes de la vulgaridad, ¿no crees?. A este no creo que lo vayas a pasar a tus acuarelas, con todo lo buen pintor que eres, no tendrías por donde cogerlo.
Un saludo

Anónimo dijo...

Yo alucino cómo hay toreros que enarbolan la bandera de la verdad, el progreso y la pureza. Aún alucino más cuando en este grupo se incluye El Juli, un torero que ha estado implicado en multitud de escándalos.

A bote pronto, que se me ocurran: un mínimo de dos casos reconocidos en los que lidió toros afeitados en la feria de San Mateo (Logroño), de los pocos sitios donde parece que se realizan análisis de astas; también estuvo presente en aquella vergonzosa y vergonzante corrida de Zalduendo en Castellón en la que, por internet, todos pudimos ver imágines de toros con los pitones sangrando descaradamente; otro toro que dio positivo en Huesca de María José Barral…

Y de bailes de corrales en su presencia ni hablemos, famosa fue aquella espantada protagonizada por él y Manzanares (el ¿triunfador? de la feria de Fallas) cuando se echaron para atrás los toros de Vegahermosa que estaba previsto fueran lidiados por ellos en Granada. Curiosamente, a los dos días y tras alegar una gastroenteritis, estaba Manzanares toreando en San Isidro…

Este es el caso de El Juli, pero se podría hacer extensible a TODO el escalafón, porque todos tienen vergüenzas que tapar. Incluso los modestos a los que muchos defendemos, han lidiado vergonzosas corridas en los pueblos y, cuando pueden salir del pelotón de cola, se apuntan a lidiar lo mismo que las figuras, con el pequeño matiz que el único tipo de toro con el que ellos pueden estar bien es con el encastado.

¡Así están las cosas!

Saludos,
J.Carlos

P.D: entiendo perfectamente la postura de Federico Rueda, también yo me la he planteado muchas veces. De momento sigo fiel a Las Ventas, lo que hago es desertar de plazas donde el espectáculo baja de nivel: Valdemorillo, Vistalegre, etc.

David Campos dijo...

Querido Enrique:

Efectivamente. Yo no puedo pintar una suerte interpretada por El Juli, a la velocidad que lo hace. No tiene interés ninguno. Su sentido de la estética es totalmente nulo.

Juli sólo es la musa de "Manolo OLÉS y de tantos otros periodistas hipócritas que pretenden hacernos ver que es un "figurón del toreo" y que está en un "momento importantísimo". Otros que creen que nos chupamos el dedo y con este vocabulario que todo lo magnifíca nos van a meter en la muleta. ¡Que no homre, que no! ¡que tenemos ojos en la cara!, ¡a ver si os enteráis de una vez!

Un abrazo!

Pocho Paccini Bustos dijo...

Incontestable lo suscrito por Enrique Martín y felicitaciones por poner los puntos sobre las ies.
Como las cosas sigan así, no nos quedará otra cosa que rescatar los videos antiguos en los que sí se podían ver TOROS y LIDIADORES, y disfrutar de esa FIESTA que SÍ existió, o en su defecto darnos un salto hasta Francia, en donde algunas plazas respetan al TORO y acuden a esa gesta LIDIADORES, que sintomáticamente no aparecen en el grupo de los 7 magnificos "mancebos de botica".

Saludos, desde el Perú
Pocho Paccini

Enrique Martín dijo...

J. Carlos:
Aquí todos estos se autoproclaman emperadores como Napoleón Bonaparte, sin importarles que se les vean las vergüenzas, porque ya tienen quien se las tape. Y realmente el único sitio donde aún se puede ir a los toros es en Madrid y mira como nos va la cosa.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

David:
Si un marciano que supiera de toros bajara a la tierra y viera lo que hacen las figuras y lo que cantan sus corifeos, se pensarían que alguien ha perdido la cabeza.
SObre pintar al Juli, siempre he considerado que tenías muy buen gusto para elegir motivos, interpretarlos y plasmarlos en el papel.
Un abrazo

Enrique Martín dijo...

Pocho:
Junto con la alegría que me supone que me visiten aficionados de tan lejos, siempre aparece la pena de poder comprobar como los males de la fiesta son universales y que el lado oscuro del toreo ha llegado a todos los rincones del planeta de los toros. De momento solo nos queda intentar recordar los valores que siempre han mandado en esto y que esta panda se empeña en hacernos olvidar.
Un saludo

Anónimo dijo...

Soy aficionado a la Fiesta Nacional y militar retirado, por lo cual mis condiciones morales y éticas son muy fácil de adivinar.

Cuando e leído el comentario del tal Federico, lo considero como una opinión muy particular que yo acepto como no podría ser de otra forma, aunque lo de los c...sobra.
Como dice que es parte de un comentario que está en Malaka Taurina, me he metido en el mismo y lo e leído.
Se lo voy a reproducir, pidiéndole de antemano disculpas por la enorme grosería que dice el individuo que responde al nombre de Federico.

Dice lo siguiente: Por tanto el "cuento"ya está muy visto por unos y por otros y hay que cambiarlo, un ejemplo Caperucita Roja, hasta ahora se trataba de una niña que su madre le dio una cesta llena de comida para llevársela a su abuelita, que vivía en una casita en el bosque. Cuando ya estaba en el bosque, se encontró con el lobo, y este le pregunto ¿donde vas Caperucita? y ella le respondió: "Voy al río a lavarme el coño".

¿Qué le parece?.

Enrique Martín dijo...

Anónimo:
No voy a entrar en las cuestiones éticas y morales, porque no soy quien para juzgar y valorar esas cosas y menos aquí a la ligera. Por otro lado el comentario de Federico no me ha parecido ni ofensivo, ni de mal gusto, incluyendo la insinuación a los cojones (que aquí sí que lo pongo yo, para que no haya errores), porque quizás no sea la palabra lo del mal gusto y sí la forma o el moemento en que se utilice. Le agradezco su vsista y también la forma en que se ha expresado, lo cual valoro especialmente de un abonado con experiencia, tal y como usted me indica. Si tanto aficionado nuevo les escuchara a los que tienen esa sabiduría que vale más que un tesoro, otor gallo nos cantaría.
En lo del cuento solo le ha faltado la respuesta del lobo cuando dice: "Joder como ha cambiado el cuento".
Un saludo muy cordial.

Paco Montesinos dijo...

Por aquí los voceros del puchero levantino, que fueron los que arengaban a la verbena en el tendido ahora que le ven las orejas al lobo por el analfabetismo taurino y la incultura y maneras de las gradas empiezan a preocuparse, ahora que se han cargado a buenos aficionados y han fomentado el folklore y alabado al destoreo. Un saludo

Anónimo dijo...

Enrique, vengo leyendo desde hace un tiempo tu blog y me parece bastante interesante tus editoriales y los comentaristas que participan en el, hoy habrá una excepción negativa en sus comentaristas, cuando he decidido de participar con mi modesta opinión.

Tengo 73 años y desde muy temprana edad he sido muy aficionado, digo he sido, porque desde hace varios años me limito a ver solamente lo que ofrece televisión, gracias a Dios por ahora disfruto de buena salud (toquemos madera) y me podría permitir asistir a las Ventas, pero como muy bien dice Don Federico ya es uno algo mayorcito para que te tome el pelo y sigas siendo tan obediente de poner la cabeza otra vez para que te lo vuelvan a tomar.

Nunca me he puesto la etiqueta de "buen aficionado" eso lo dejo para los que lo son o presumen de serlo.

El motivo de participar en este editorial de Enrique Martín es para expresar un pesamiento que tengo sobre una frase muy común en el mundillo taurino. "No hay carteles rematados" esto estamos hartos de oírlo, a la vez que también estamos hartos de oír "cartel de expectación, cartel de decepción" ¿Qué pasa que cuando torean las llamadas figuras hay más baile de toros para que la corrida sarga adelante? creo que todos sabemos el porque del caso, entonces porque se comenta tanto y sobre todo en Madrid. "el que en toda la Feria de San Isidro no hay un cartel rematado", entonces queda claramente una incongruencia, que un cartel con toros de Dolores Aguirre para Rafaelillo, Fernando Cruz y Joselillo gusta menos que uno con toros de Garcigrande para El Juli, Sebastián Castella y Daniel Luque o Julio Aparicio, Morante de la Puebla y El Cid con toros de Juan Pedro Domecq.

De verdad que yo no entiendo nada, y para eso prefiero no entenderlo desde casa, el tema Enrique tiene para muchos folios, espero que tu sagacidad taurina ampliamente demostrada toque eso en próximos post.

Un saludo cordial

Jacinto Montes

P.D.Comparto en su totalidad el comentario de Don Federico

Anónimo dijo...

Al distinguido anónimo que se esconde bajo el horoso uniforme militar, le diré que a estas alturas del año 2011 no hay que escandalizarse por un comentario que no tiene nada de particular, pues no ofende a nadie y simplemente ironiza un cuento conocido por todos y basándose en unas ideas taurinas de muchos aficionados que sería aconsejable cambiar.
Si me gustaría decirle al anónimo aficionado militar, que una de las cosas admirables de esa castrense profesión es la valentía, cosa que es con su anonimato no ha contribuido mucho, y otra cosa, en casode que la niña que se encontró en el bosque con el lobo se llamase Caperucita Azul, ¿cambiaria el calificativo de grosería?.
Por último decir que yo también veo desafortunadas las manifestaciones de "El Jili".

Saludos para todos

José Luis Salinas

En Barrera dijo...

Las declaraciones de El Juli además de patéticas, son el reflejo de como esta la fiesta y a la "altura" que la quieren llevar las figuras. La lidia tiene un reglamento y el presidente esta para cumplirlo. Estas declaraciones son para dar un recado a Paco Teja, el presidente de la Maestranza. Saludos Enrique!

Enrique Martín dijo...

Paco:
Es que si las cosas van medio regular, esos de que hablas le pegan una patada al puchero y echan a correr. Y ¿quién es el único que se queda a recoger y limpiar todo eso? Pues el aficionado de verdad, así que ya te veo cogiendo la escoba y el mocho para dejar todo bien limpito, pero no esperes ningún reconocimiento porque serás el primero al que estos jetas echarán a la calle. Pero al final me da que no les va a quedar nadie a quien echar de la fiesta.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Jacinto:
Recojo su guante y seguro que solo tendremos que esperar unos días a la salida de los carteles. Y si usted noes buen aficionadoa ¿qué somos los demás? Yo ya digo en mi perfil que soy un aspirante, pero es que cada día me doy cuenta delo lejos que estoy de la sabiduría y lo que me acerco a la ignorancia. Habrá que resignarse y ser un zoquete taurino. O como decía el otro, casi mejor ser un tonto útil, que no un listo inútil.
Un saludo y gracias por su visita.

Enrique Martín dijo...

José Luis:
Aunque yo prefiera saber a quien me dirijo, respeto el derecho de cada uno a preservar su identidad y estén o no de acuerdo con mis opiniones o con las de los demás, si las opiniones se hacen de una forma respetuosa, nada tengo que decir. Pero al final a todos nos une la evresión a ese deseo de las figuras de manejar todo a su antojo y nuestro afán por conseguir el bien de la fiesta.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Isa:
Se decía en la Biblia que por sus actos les conoceréis; pues el Juli y el resto de miembros de todos los "G" del mundo no dejan de enseñarnos la patita. Pero no te creas, que todavía habrá quien les jalee esa valentía para defender sus exclusivos intereses. Pero que estén tranquilos, que los demás estaremos aquí esperando denunciar sus atropellos ¿verdad?
Un saludo Isa.

Anónimo dijo...

Pregunta a "En Barrera" o Isa Molina: Las declaraciones de El Juli en forma de indirecta a Paco Teja presidente de la Real Maestranza, de haberla hecho Morante de la Puebla ¿le hubiera parecido lo mismo de patética?.

Un saludo

Antonio Jesús Reyes

Enrique Martín dijo...

Antonio Jesús:
A eso no te pudo contestar, pero lo que sí que parece verdad es que Moarnte tiene bastantes menos problemas con los presidentes de los que pueda tener el Juli, bien en los reconocimientos o cuando le "roban" las orejas.
Un saludo

Juan Medina dijo...

Enrique:

Coincido plenamente con tu concepto de una corrida más libre y democrática. O sea, con menos oligarquía empresarial y con más justicia para los toreros que de verdad torean de verdad.

Nos evitaríamos esos carteles medianos con toreros-cromos que no llenan ni media plaza, aunque sí los bolsillos de sus apoderados-empresarios.

Y que el papel reglamentario del presidente continúe siendo el mismo, que bastante cachondeo orejil suele haber ya en los tendidos. Y, peor, en los corrales.

Un saludo.

Enrique Martín dijo...

Juan:
Está claro que nuestra idea de libertad y democracia no coincide con los que tienen el poder en los toros, pero seguro que nuestro concepto tiene mayor amplitud de aplicación que el otro.
Un saludo

Anónimo dijo...

¿Qué esto se convierta en un espectáculo abierto a la permanente improvisación y que nadie supiera con qué se iba a encontrar al entrar en la plaza?


Justamente eso es lo que sentimos todos los aficionados cuando está anunciado julianin en todos los carteles

Una venteña

Enrique Martín dijo...

Venteña:
Pues es verdad, aunque a priori ¿no tienes una cierta idea de que va a pasar algo que además pega un tufo que tira para atrás?
Un saludo

Anónimo dijo...

Enrique tu comentario en Y DIGO YO sobre el dinamismo de Morante de la Puebla es la forma más clara de llamar a las cosas por su nombre, pero a la vez es tirar por tierra el argumento del post y decirle muy finamente que de ¡¡VIVA EL DINAMISMO!! nada de nada, concretamente en este torero. Felicidades.

Saludos

Roberto Granero

Enrique Martín dijo...

Roberto:
No tenía ninguna intención de tirar nada por tierra, en serio, y espero que Pérez alarcón, al que sigo con mucho gusto, no lo tome así; pero lo que sí ocurre a veces es que los toreros dicen unas cosas y practican otras. Y si Morante quiere dinamismo, pues lo tiene muy fácil, aunque si hablamos de un torero, él no tiene que ser el que se mueva, quien tiene que moverse y retorcerse es el toro según las órdenes del matador con su capote y su muleta.
Un saludo

Iván dijo...

Enrique no sabía que contestar.
La verdad que casi siempre, cuando llego, ya está todo dicho.
Me quedo con muchas de las opiniones vertidas, aunque la que más me guardo es la de J. Carlos, una vez más, IMPECABLE!
Por lo de lavarse el coño, no hay que asustarse hombre, que ya no vivimos en la época del caudillo(por suerte)
Saludos a todos!

I. J. del Pino dijo...

Nos ha dado a los dos esta semana por el Juli eh. De haberte leído hubiera guardado el post unos días jejeje.
Creo que con esto que has escrito, haces una excelente aportación a ese "nivel de exigencia" sobre el que yo he escrito, así que adelante Don Enrique.

Enrique Martín dijo...

Iván:
Llegues cuando llegues, siempre gusta oír tú opinión directa y sincera. A mi por lo menos, me vale de mucho
Un saludo

Enrique Martín dijo...

I.J. del Pino:
Ya te comenté en tu blog (el Monosabio) lo acertado de tus opiniones y de tu visión de la afición de Madrid. El Juli además da para mucho y aunque parezca mentira, yo estoy convencido de que podría ser muchísimo mejor torero, solo tendría que olvidarse de los trucos y entregarse con más verdad, pero facultades creo que le sobran. Otra cosa es que quiera y se olvide de orejas, presidentes, públicos antipáticos y otras mandangas.
Un saludo