miércoles, 16 de marzo de 2011

Las bondades de las fundas, o no.


Mi pequeña aficionada tampoco quiere fundas.
Asomado desde mi ventana he venido contemplando con atención todo lo que están moviendo las fundas en este siempre ajetreado mundo de los toros. Sin pretenderlo se han convertido en un signo de distinción y en una frontera entre aficionados y taurinos o aficionados aspirantes a taurinos y aficionados no aspirantes a tal título, o incluso entre ganaderos de provecho y exitosos que venden todo lo que lleve su hierro, aunque sean corbatas promocionales, y ganaderos que con criar el toro ya se conforman.

No me voy a poner a hablar sobre el contenido de los muchos y certeros estudios sobre el efecto de las fundas en el toro y las consecuencias que provocan en los pitones por mantenerlos cubiertos un largo espacio de tiempo. Para eso recomiendo que echen mano de los artículos que con este motivo nos ha regalado Antonio Díaz en su “Hasta el rabo todo es toro”. Aunque no cometan el error de detenerse en el último escrito, buceen en el blog y saquen sus propias conclusiones sobre los datos aportados por el autor; merece la pena.

Pero ya he dicho que esto de las fundas es como un muro entre dos mundos que parece que nunca se encontrarán. Los que están en contra de las fundas argumentan perjuicios en cuanto a la salubridad del pitón, comportamientos anómalos en el toro una vez desenfundado con secuelas psicológicas en el animal, la innecesaria manipulación de los pitones, el más innecesario todavía manejo extra del toro haciéndolo pasar por el mueco o problemas éticos en cuanto a la dignidad del toro y el orgullo del ganadero que busca la integridad del animal que cría. Y, ¿cuál es la argumentación a favor? La económica y que no es tan grave la cosa como la pintan, y punto. Aunque yo no me acabo de creer que esto sea así. Estoy convencido que habrá otras razones de más peso ¿no?

Hemos escuchado repetidas veces que así los toros no se inutilizan en la finca y que de esta manera no se pierden animales y se incrementa el número de estos aptos para la lidia. Dicho en otras palabras, se pueden vender casi todos los toros que se crían. Eso sí, siempre teniendo la precaución de quitarles el apósito un mes antes de viajar a la plaza, o quien dice un mes, dice quince días, o una semana.

Repito que yo no me creo que este valor comercial sea el que se coloque en la cúspide de la escala de valores del taurinismo. Y me voy a poner de su lado. Voy a aceptar que todos los valores en contra no se ajusten a la realidad, admitiremos pulpo como animal de compañía, lo que por otra parte no cuesta tanto como admitir como toros de lidia todo lo que sale a las plazas de España. Si un Zalduendo o Cuvillito lo pasamos como toro de lidia, podemos creer que los pulpos se sacan a pasear por la mañana y por la tarde con una correa al cuello, con sus dueños pergeñados de bolsas de plástico para cuando el animalejo deje su regalo sobre la acera.

Yo solo pido que alguien me dé una razón, no mercantilista, del beneficio que las fundas le producen al toro. Tampoco es mucho pedir: Creo que bastante esfuerzo ha hecho ya uno tragándose el sapo de arrinconar el sentido común y de lo “inconveniente” que puede resultar inmovilizar al toro en el cajón de curas, vulgo mueco, para quitarle la cinta americana de los cuernos o que a estos no les dé la luz, el sol y el aire durante meses.

Y que nadie se piense que las fundas son las causantes del aborregamiento del toro en la actualidad, más bien puede ser que estas fundas se las pongan a esos borregos destinados al triunfo o indulto de las figuras modernistas. De la misma forma que los ganaderos que más cabezas venden son los más fieles defensores del método “fundamentalista”, lo que hace comprensible que no quieran echar a perder ni un euro, perdón, ni un toro, perdón, ni un pulpo. Creo que me he acabado liando, pero ya entenderán lo complicado y dañino que me ha tenido que resultar aceptar ciertas cosas para las que uno no está preparado. Si realmente existe esa división, tal y como me hace entender mi imaginación, de aficionados modernistas leales al pegapases, al dócil borrego, a la figura indultadota, al toreo vulgar y a las fundas y, por otro lado, los que claman por el toro íntegro, encastado y sin fundas y por el toreo de verdad y por todo aquel que sea capaz de hacerlo, pues la cosa no pinta bien. Y si alguien me quiere apuntar a la doctrina modernista, pues que me borren y que sepan que lo que me sale es un NO A LAS FUNDAS.

24 comentarios:

Xavier González Fisher dijo...

LISTADO DE "MEDIDAS PROTECTORAS DE LA INTEGRIDAD" DEL TORO DE LIDIA

1. Enfundar los pitones para que no se rompan o se astillen.
2. ¿Escayolar las patas para que no se fracturen?
3. ¿¿Encerrar a los toros en recintos almohadillados para que no se lastimen?
4. Ponga aquí su sugerencia...
5. Ponga aquí su sugerencia...
6, 7, 8...
Y así podríamos seguir "ad eternum", hasta llegar al punto en el que, mejor elaboramos un "toro biónico" y nos quitamos de líos...

Perdón por el cachondeo, pero esa idea de "los condones" no me mueve más que a eso.

Saludos.

Xavier González Fisher dijo...

Y agrego, ya en serio, mi enhorabuena a tu ilustradora. En algo que te descuides, te quita "el empleo" y quizás, hasta la bitácora.

Un abrazo.

Enrique Martín dijo...

Xavier:
Por primera vez en el tiempo que llevo en esto del blog, he pensado en censurar un comentario tuyo. Y me explico. Por un momento he pensado que igual seguían tus consejos y se lo tomaban en serio y ya me veía yo los campos de Salamanca almohadillados. Pero luego me he dado cuenta de que son más golfos que tontos y que en seguida iban a echar cuentas de lo caro que les iba a salir el acojinamiento de la dehesa.

Sobre la ilustradora esta que me he contratado, no te voy a negar que se me cae la baba, aparte de por otros muchos motivos, por su afán pictórico, que es muy grande, y porque veo que se me acaba aficionando a esto de los toros. No te digo más que me pide un abono de estudiante y que no la asusta el tener que ir sola a la plaza. ¿Seré un mal padre?
Un abrazo y le transmitiré tus felicitaciones a la artista.

Anónimo dijo...

Soy contrario a cualquier tipo de manipulación del toro de lidia.

Saludos,
J.Carlos

Anónimo dijo...

Enrique: Qué buen gusto tiene la ilustradora dibujando toros cárdenos. Qué bien la tienes enseñada.

Saludos. Luis Miguel.

Felicidades por el dibujo.

J. Silvestre dijo...

Enrique, censura el mensaje de Xavier!!!!

fabad dijo...

Enrique y Xavier, ¡como nos tienen!. Lo dije el otro día, no se donde. Nos conformaremos con ver torear de salón. ¡Eso si!. ¡Cargando la suerte!.
Hoy he visto un reportaje en canal+. Matias Tejela entrenaba de salón. ¡Y sabe torear!. Pero lidió para entrenar un Toro ¡CON FUNDAS!.
YA AHÍ SE LE OLVIDÓ TOREAR.
Lástima que no tenga fotos para pintarle rayas y círculos. No debemos perder la oportunidad de enseñar al que no sabe.
(Joder con la palabrita).
Por cierto Enrique, yo tengo cuatro y ninguno lo odia, lo defienden, pero aficionados... A ver si con mis nietos que ya tienen capote, muleta y montera, hay mas suerte. El otro día en Opinión y Toros leí una tribuna de Fernando Claramunt (un Señor), que hablaba de eso: de aficionar a los nietos...

MARIN dijo...

Por fin saqué un rato Enrique!!!. Bueno, lo primero que te voy a decir es que cuides a esa joven aficionada, que falta nos hacen muchos como ella. Que una niña pinte de hoy en dia toros, me parece cuando menos genial.
En cuanto a las fundas, mira, el otro dia nos decia en la radio Antonio Abad Cuadri, que ellos ya han perdido dos toros reseñados para Madrid por rotura de patas. Y en la casa Cuadri no llevan fundas ni los moviles.
Así que yo me uno a las palabras de Antonio Abad y de Xavier Gonzalez: el dia que alguien me asegure que usando fundas, no hay ningun tipo de bajas... TAMPOCO LAS ACEPTARIA.
Un saludo Enrique.

Juan Medina dijo...

Enrique:
Educación cívica (de la de verdad) y artística (no hay más que verlo) es lo que tú le has transmitido a la nueva abonada a Las Ventas.

Pase lo que pase esta temporada en el ruedo, lo bien qué lo vais a pasar juntos en la Grada 6. Y como pase algo wueno, os imagino a los dos toreando de vuelta a casa.

Me alegro mucho por ambos. Un abrazo.

Iván dijo...

Totalmente de acuerdo.
No hace falta que me extienda ahora diciendo que pienso de ese invento TAN HORROROSO!
Enrique, que el tesorillo te deja sin faena en dos días como siga así macho jaja.
Lo mismo que dice Xavier, enhorabuena para la niña, al padre ya se la he dado tantas veces que al final creerá que solo entro para hacerle la pelota.
Abrazos!

David Campos dijo...

Enrique:

Felicita a tu niña por el fantástico dibujo de cabecera. Creo que deberías cederle, al menos una vez a la semana, la ilustración de la entrada.

Un saludo!

Enrique Martín dijo...

J, Carlos:
Y yo añado que esa manipulación ¿para qué? Creo que es innecesaria.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Luis Miguel:
Muchas gracias, aunque todavía se me puede torcer.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

J. Silvestre:
¿A que tengo razón? Lo podremos comprobar cuando veamos trailers de guata camino de Salamanca, Andalucía, Extremadura y los pocos pueblos de Madrid con ganado bravo.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Fabad:
Como tantas cosas que en mi casa tienen que ver con los toros, el principal culpable fue mi padre, que en cuanto entró un bebé en mi casa él procuró que detrás entrara una muleta y un capote. El primero no le hizo tanto caso, pero la segunda remata los naturales como Paco Camino, atrás y entregándose. Y te juro que he nombrado a este torero por puro azar. Pero tampoco es mal modelo.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Marín:
La mocita aún es pequeña, pero apunta algo.
Sobre Antonio Cuadri le pude escuchar en vuestro programa de los martes en Rº Hispanidad y fue un placer, que delicia. A parte de su sabiduría de ganadero, nos dió una auténtica lección de afición y honestidad. Fue un lujo poder oírle.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Juan:
Ahora me queda una dura lidia con la nena, porque si no veo que cualquier día me pone el C+ en casa y ella se coge mi entrada y mi almohadilla, así que tendré que irla parando. Para que lo desee más.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Iván:
El tesorillo además es insistente y va machacando poco a poco para que la lleves a la plaza, y cuando me pongo a pintar se me planta a mi lado y empieza a pintar sus toros por su cuenta. La esperanza que me queda es que lo haga mejor que elpadre.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

David:
Y no sabes lo mejor, que es de los nuestros. Tengo una foto de ella con una camiseta enmarcada en la que se la ve feliz, pero eso no me atrevo a sacarlo.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Y para todos un abrazo muy fuerte por vuestras palabras para mi aficionadita, que espero que no cambie la afición por un antitaurino rastafari que la haga encadenarse en la puerta de las Ventas, pero de momento vive el toro como una ilusión, como un misterio y como un mundo en el que siempre se descubren cosas, aunque le cuesta entender eso de que no haya demasiadas chicas.
Un abrazo para todos.

Scotty dijo...

Gran dibujo, le gustan los albaserrada y buendias...buena señal, aunque con ese padre, que menos no??jaja

fundas si fundas no...

lo que esta claro que cuando ves fotos es deprimente, fundas no.

aunque claro si frijolero o beato hubieran sido baja, y nos los cambian por la marterilla, pues casi que fundas si.

no es un tema facil, creo, ya que buenisimos ganaderos las usan actualmente, los que no se pueden contar con los dedos de una mano.

Un saludo

Enrique Martín dijo...

Scotty:
Graciaspor lo del dibujo, aunque me parece que voy a poner a escribir a la artista.
SObre las fundas, a mi no me gustan un pelo, pero como digo en la entrada estoy esperendo que me den una razón a favor coherente que beneficie al toro y no al bolsillo. Quizás si los Cuadri hubieran llevado fundas, igual no habrían salido como salieron, no lo sé, pero el caso es que no parecen aportar ningún beneficio a la fiesta, que no al ganadero en cuanto a sus euros.
Un saludo

En Barrera dijo...

La futura aficionada apuntas maneras, primero porque el dibujo es muy bonito y segundo porque lo ha pintado de capa cárdena.

Prefiero no extenderme con el tema: NO A LAS FUNDAS.

Un saludo.

Enrique Martín dijo...

En Barrera:
No sabes la aficionadilla esta lo que aprieta. Y veo que tú también eres de esas raras que prefiere los toros con los pitones limpios y sin cachibaches encima. Pues tranquila, que somos legión.
Un saludo