domingo, 31 de julio de 2011

Érase una vez los Urcola

Urcola, ¿condenados a la desaparición?


Lo que ahora nos puede sonar a leyenda, a mito o una historia que nunca existió, en un momento fue el pan nuestro de cada día y no es otra cosa que la variedad de encastes. Entre ellos está el que don Félix Urcola creó a principios del s. XX. Con ganado de Vistahermosa que pasó por las manos del “Barbero de Utrera”, don Juan Domínguez Ortiz, las de don José Arias Saavedra y don Antonio Adalid al que le compró alrededor de trescientas vacas, un semental del Conde de la Corte y otro de la viuda de Tamarón, creó un nuevo encaste, hoy prácticamente inédito de los ruedos de todo el mundo taurino.

El toro de Urcola anchos de sienes, con una cuerna desarrollada con la mazorca más gruesa de lo habitual, frecuentemente playeros, cornidelanteros y acapachados. Cortos de cuello y con buena papada, aleonados y ensillados. Se trata de un toro hondo, ancho de pecho, así como de grupa y un tanto tripón. Con patas más bien cortas y fuertes y con una cola larga con poblado borlón. Obedeciendo a su procedencia de Vistahermosa predominan los negros, aunque también aparecen los castaños y colorados, junto con las variantes de lombardo, listón, chorreado, lavado, ojo de perdiz, bociblanco y dorado, bragado y meano.

Toros con picante, encastados, que probablemente no hayan gozado demasiadas veces del honor de ser sus hierros los preferidos por las figuras. Aún resuena en la memoria la expectación que en su momento despertaban los Alonso Moreno, a los que no se les podía consentir jamás, bajo pena de tener que cederle el mando en el ruedo. Los diferentes hierros de Galache o lo de Caridad Cobaleda, son casi los únicos que mantienen esta sangre en sus campos.

La misma sangre que corría por los toros con los que se presentó en Madrid don Félix el 16 de junio de 1904, para que se lucieran Antonio Fuentes, Bombita, el sobrino de Lagartijo y Machaquito, y que años después también lidiaron Manzanares, El Capea y Julio Robles, en 1977 en la Glorieta. Pero parece que esos tiempos ya han pasado definitivamente y ahora solo queda esperar que esto no se pierda y que los denodados esfuerzos de los taurinos del momento, apoyados por aquellos que quieren acabar con todo lo que consideran que ya no sirve, no lleven a los Urcola al matadero.

12 comentarios:

Diego Cervera Garcia dijo...

Enrique:
Una vez mas no se lo que añadir,y es que cada vez que tú pones la mano en el teclado es para dar una lección de tauromaquia,historia y comportamiento de buen aficionado.

Enrique Martín dijo...

¡Uffff! Diego, no ceo que sea para tanto. La intención es simplemente que todos disfrutemos de esto que nos apasiona.
Un saludo

Xavier González Fisher dijo...

Enrique: ¿Qué Victorino no tiene algo de lo de Urcola? Creo entender que en lo que compró de uno de los Galache para "refrescar" sus "patasblancas", venía una punta de ese ganado, e incluso es titular de un hierro llamado "Toros de Urcola". Saludos.

Enrique Martín dijo...

Xavier:
Creo que tiene algo en lo de Monteviejo, pero no quiero afirmarlo con rotundidad. De lo que sí tiene es de Vega Villar, para ese invento que no acabó de salirle bien y que no sé si ha seguido insistiendo, si sigue enganchado en esa empresa, o si simplemente lo tiene medio abandonado.
Un saludo

Anónimo dijo...

Enrique como bien dice Xavier, efectivamente Victorino tiene Urcola, que lidió tres novillos de este encaste hace unos días en Moraleja (Cáceres)junto a otros tres santacolomas de San Martín-Hernandez Plá
Un abrazo
Pgmacias

Enrique Martín dijo...

Pgmacías:
No sabes loque se te ha echado de menos. Muchas gracias por tu aclaración y por pasarte por aquí.
Un abrazo

MARIN dijo...

Así da gusto Enrique. Y algo queda por ahí todavia procedente de Urcola y que guardan mucho del fenotipo de este encaste. Esta mañana precisamente los hemos estado viendo en el campo.
Si vuelves a leer la descripción perfecta que haces del toro de Urcola y ves a uno de Cuadri... encajan las piezas.
Don Celestino le compró la ganaderia a José Mª Lancha Vazquez, que a su vez se la habia comprado a Esteban Gonzalez Camino. Este ultimo tenia sangre Urcola procedente del Marques de Villamarta y Francisco Molina.
Asi que un ramaretazo grande de este encaste todavia lo tenemos por los ruedos españoles. Y dando buen resultado... digo yo.
Un saludo.

Enrique Martín dijo...

Marín:
En alg´n sitio había leído que Cuadri tenía algo de sangre Urcola, pero más bien a través de lo que tiene de santacoloma. Esta es una evidencia de que en la variedad está el gusto y en la monotonía, el disgusto.
Un saludo

Diego Cervera Garcia dijo...

Enrique:
Mira,esta tarde repansado carteles de las ferias importantes desde el 2.007 hasta el 2.011, hablo de Madrid, Sevilla, Bilbao, etc... y casi un 80% de lo lidiado es de procedencia Domecq o con gotas de Domecq, o Domecq puro, y quedando repartido el otro 20% en resto de encastes, siguiendole a mucha distancia Atanasio etc...
y un calculo realizado por encima, sin parar a estudiarlo detenidamente.

Mi conclusión es la siguiente;
tenemos una predominación de encaste Domecq por que así lo han querido los figuras del momento,y nosotros, el aficionado, el pagano, el que pasa por taquilla tragando y quedando en manos de de lo que unos quieren, con lo cual, ciertos encastes estaran casi predestinados a extinguirse tarde o temprano, una pena, pero es la cruda realidad de los tiempos que corren

Enrique Martín dijo...

Diego:
Pues sí, antes en San Isidro se presentaba como una feria en la que se podían ver toros de diferentes encastes, ahora es una telenovela eterna, en las que los protagonistas salen con el medio toro a hacer menos que el medio toreo.
Un saludo

Iván dijo...

Creo que Diego te lo ha dicho todo.
QUE GUSTAZO da leerte pero aún más, aprender de lo que escribes.
Ya estamos de nuevo por aquí, que Valentín me lleva loco con la alternativa jaja.
Un abrazo Enrique!!!

Enrique Martín dijo...

Iván:
Ya he visto por ahí tus andanzas con Valentín Mingo, pero también sé que matas el tiempo viendo el "Currito de la Cruz" de Pepín Martín Vázquez. Eso está muy bien, así sí que aprenderás cosas buenas. Te alabo el gusto.
Un saludo