viernes, 18 de noviembre de 2011

Oportunidad: todas las tallas, todos los tamaños

El picador, una especie en extinción


Anda que no llevamos tiempo buscando soluciones a esto de los toros y mira lo ignorantes que somos, que no nos habíamos dado cuenta de que teníamos el remedio delante de nuestras narices. Señores, “customicemos” la fiesta. Si es que nos resistimos a sumergirnos en la modernidad y es ésta la que nos inunda de repente. ¿No dicen que a cada toro hay que darle su lidia? Pues extendamos eso a todo, y que mejor que aplicarlo también a la suerte de varas. ¡Qué hallazgo! Estoy maravillado. Al fin hemos llegado a que el propio matador decida que puya se necesita en cada caso. Como las grandes eminencias médicas, el maestro solo tendrá que volverse a uno de sus colaboradores para decir: “una del tres”. Y zasca, una puya del tres, no vaya a ser que con la del cuatro machaquemos al torete.

Muchos sospechábamos esta vocación de cirujanos en la torería actual y ahora nos felicitamos de que al final puedan cumplir sus ilusiones y pedirán la puya como si pidieran el bisturí o las pinzas. Además de mozo de espadas, también tendrán que contratar a un mozo de puyas, al que como si fuera su “cadie” se le acercarán para consultarle. “¿Tú que crees? ¿Una L o una XL? Maestro, ¿dónde va? Si con la L ya lo destrozamos, casi mejor una M. Y luego por la tele podrán opinar los expertos y dirán que en esta ganadería siempre se pica con la S, que son muy dulcecitos. Al indultar un torillo podrán decir con orgullo que le picaron dos veces con una M.

Seguro que hasta ya tienen pensado el protocolo de actuación. Los habrá que hasta consultarán con el público y a la hora de picar sacarán el catálogo de pyas, puyitas, medio puyas y casi puyas y dejarán la decisión en manos del personal. Levantarán una y según los aplausos, se pica con esa o se toma otra. Que maravilla, será una fiesta de la democracia cada veinte minutos. “Y ahora, el más difícil todavía, votaremos si se pica o no se pica” Y si el respetable vota que no, los picadores saldrán del ruedo envueltos en abucheos ¡Fuera, fuera! ¡Picatoros, bruto! No me negarán que seguro que hasta los antitaurinos se apuntaban a esta verbena.

Pero a mí me quedan algunas dudas todavía. Cuando al acabar las ferias se hagan públicos los premios al toro más bravo o al mejor puyazo, ¿habrá categorías como en el boxeo? El ganador en la categoría de puya S es “Picassito”, de la ganadería de Juan Pedro Domecq. En la M “Babosito” de Núñez del Cuvillo. En la L, XL y XXL, el premio ha quedado desierto. Además habrá que redactar un nuevo reglamento en el que se recoja que los toros recibirán dos varas, como mínimo, si la suerte se realiza con una puya L, tres con la M, tres y un cachete con la S y con la XL y XXL, será suficiente que el piquero le enseñe de forma amenazadora y con el ceño fruncido.

Yo admiro y agradezco este afán por mejorar la Fiesta y por humanizar la corrida, pero tampoco creo que sea necesaria tanta preocupación. Eliminemos la suerte de varas. Si acaso, hagamos que durante el primer tercio salgan los caballos al ruedo, que se den una vuelta pegaditos a las tablas y que se marchen con las mismas que vinieron. Además se podría aprovechar para que tal paseo lo hicieran la reina de las fiestas del lugar, el hermano mayor de la cofradía, los ganadores del concurso de paellas y de tortillas, los finalistas y campeones del torneo de calva y petanca y todo sería mucho más popular, más amable, mucho menos desagradable y nos evitaríamos ese deplorable espectáculo de ver a un toro sangrando.

Mira que campos vueltas y vueltas para no llegar a ninguna a parte, primero reducir a dos puyazos o menos, para dejarlo en uno o dos raspalijones, luego las puyas a gusto del consumidor y al final llegaremos a que se queden ellos solos con su fiesta y que no necesiten grandes plazas para sus cosas. Igual hasta podrán dar corridas de toros en el salón de su casa. Los demás lo pasaremos mal el primero o segundo mes de mayo sin San Isidro, recordaremos cuando el Centro Comercial Plaza de Las Ventas era un coso taurino, y para quitarnos el gusanillo acudiremos una vez al año al circo Prince, que al fin y al cabo los payasos saben que lo son, los equilibristas y contorsionistas están habituados a los volatines y se sabe de antemano que los leones casi están domesticados. Pero que se cuiden de los taurinos, porque si no, al final los leones serán de peluche y los equilibrios los harán subidos en una caja de galletas.

41 comentarios:

Óscar dijo...

Grande, grandísima entrada, Enrique.
Me preocupa sobremanera un tema que se están obviando, también comentado en las conclusiones del III Congreso de la Asociación de Presidentes de Plazas de Toros de España(http://www.toroslidia.com/modules/news/print.php?storyid=2097) y que sería el último párrafo:
"En cuanto a la duración de la faena y a los avisos se establece un sistema mixto entre el tiempo de diez, trece y quince minutos respectivamente para los avisos primero, segundo y tercero, a la vez que se incorpora un elemento nuevo: contemplar un número máximo de entradas a matar con el estoque y un número máximo de ocasiones de utilización del descabello."
Número máximo de entradas a matar, número máximo de descabellos. Ahí lo dejo.
Enhorabuena por tu blog.

Saludos.

Óscar

Anónimo dijo...

Empezaríamos por ahí, seguiríamos con las banderillas de belcro al estilo Don Bull, para finalmente borrar la suerte suprema, ¿no? cuando los 'gediez' hayan dado 40 pases que se vayan al burladero, entre el Florito de turno y ya se encargarían de matar al toro en los corrales.
Más de uno y de dos se hincharían a torear, ¿verdad? en fin ya los hay ensayando para esto en Quito.
Excelente entrada Enrique.

Enrique Martín dijo...

Óscar:
Muchas gracias por tus palabras, aunque quiero que sepas que sin los que leen esto y sus comentarios, esto no sería ni la mitad. Ppor lo que dices, parece que seguimos queriendo convertir esto solo en números. Estaría bien que os trofeos fuera por número de pases, independientemente de su calidad. 50, saludos, 100, vuelta, 150 una oreja, 200 dos orejas, 250 la muerte por aburrimiento del personal.
Muchas gracias y un saludo

Óscar dijo...

Enrique, cómo crees que puede llegar a afectar que se limite por arriba el número de entradas a matar y/o descabellos? Es que es muy serio el tema. Imagínate la de trofeos que se perderían (o se degradarían) en función del número de veces que yerres con espada. Estoy pensando sobre todo en esas plazas de Segunda donde se indultan toros de ganaderías que ni siquiera lidian en las de Primera.
Sigue así, lo mejor es la difusión. Somos más de los que se piensan.

Saludos.

Enrique Martín dijo...

Óscar:
Pues para mí está bien como está y esa limitación iría en dtrimento de la lidia y en favor de los pases. Se supone que la faena es la última preparación para la muerte y si está no llega tras los tres avisos, ya dice bastante poco en favor del torero. Se podría dar el caso, como en Sevilla este año, que tras la faena, llena de pases sin sustancia, el matador no tenga casi opción ni de perfilarse. No entra a matar ni una vez, ¿entonces? Tu comentario me está haciendo pensar sobre el tema y creo que a lo mejor da lugar a una entrada? Muchas gracias
Un saludo

Xavier González Fisher dijo...

¡Oye tú! Ya estás como un Ministro de Gobernación de este país, que decía que la actividad más gustada aquí era el ejercicio del "sospechosismo" (terminajo que no está en el DRAE)... pero no te falta razón.

Yo quisiera "proponer" una cuestión "complementaria". Ya que los "fabulosos Hombres-G" quieren eliminar aquella añeja tradición del "one size for all" (una talla para todos), pues de una vez vamos eliminando también los pitones de la cabeza de las reses. Total, en la tarea ya llevan un "grado de avance" bastante amplio, así que si salieran al ruedo como los "aberdeen angus", quizás, con sus puyas "ad-hoc" (a lo mejor de clavo) y sus cabezas inofensivas, lo que tu llamas "tauromaquia 2.0" alcanzaría su "máximo esplendor"...

¡Sospechosista"...

MARIN dijo...

Mira que tus entradas son buenas Enrique, pero esta es de lo mejor que he visto. Por mas vueltas que le doy a lo de las puyas, no lo veo. ¿No será mas facil medir los puyazos que utilizar varias puyas? Así eliminariamos el primer monopuyazo actual ¿no?. ¿Acaso lo que hicieron Javier Castaño y Tito Sandoval con el de Cuadri este año en Zaragoza es cosa de otro mundo? Ostias, acabo de descubrir las americas... no te jode.
Que pasaria si con uno de los muchos mansos que salen, llegan al caballo y le dan una coz y salen corriendo... ¿para estos que puya utilizamos?. Y para los de Victorino, Moreno Silva, Flor de Jara, Cuadri y demas... para estos ese dia solo llevamos las XXl ¿no?. Y luego los premios para los de Domecq y Cuvillo.
Mira, ¿sabes que?... que lo mismo me voy a la cama y me tapo la cabeza con la almohada. Creo que es lo mejor.

Un abrazo.

Enrique Martín dijo...

Xavier:
No me digas que estos no nos hacen abrazar el "sospechismo" y desterrar el "confiancismo". Ya sabes lo que me valen tus términos para aderezar esa Tauromaquia 2.0, pero hay casos como este que son para no dejárselos escapar. Y si les quitamos los pitones, podríamos poner gorritos de cartón rellenos de caramelos ¿no?
Un saludo desde el "sospechismo"

Enrique Martín dijo...

Marín:
No te tapes mucho la cabeza, deja sitio para respirar. Pues sí, parece que lo de siempre es lo extraordinario y ahí nos quieren confundir.
Pues seguro que a los hierros que tú nombras les picarían con un martillo hidráulico y a los comerciales con el capullo de una rosa en la punta del palo, aunque hay que tener cuidado, no se vaya uno a equivocar y a decir que el capullo lleva un palo. Verás como al final nos vamos más de uno a la cama, a taparnos hasta la cabeza, pero con un agujerito para respirar.
Un saludo y muchas gracias por tus ánimos.

Xavier González Fisher dijo...

Que no es "sospechismo", sino "sospechosismo"...

lesaqueño dijo...

enrique muy buena entrada, no tiene desperdicio.

TIENE BEMOLES CRIAR A "UN SUPUESTO" TORO BRAVO 4 AÑOS, PARA LUEGO VER EN EL RUEDO MARICONADAS,

ME NIEGO.

ESPERO QUE EL NUEVO MINISTERIO DE CULTURA NO LES DEJE PONER EN LOS CARTELES, "CORRIDA DE TOROS". AUNQUE SOLO SEA PON UN MINIMO RESPETO A LA HISTORIA Y A LOS GRANDES.

DESDE LUEGO CADA DIA SE HACE MAS IMPRESCINDIBLE

¡¡¡¡¡UN SEGUNDO CIRCUITO,, YA!!!!

REPITO, -LO HE HECHO HASTA SACIEDAD-, YO NO VOY A VER UNA CARRERA DE FORMULA UNO PARA VER A LOS SUPERVOLANTES Y A LAS SUPERESCUDERIAS, PUES ESO.
CON COCHECITOS DE UTILITARIO DE ABUELITA CON MUCHOS ALERONES Y ESCAPES CON MUCHO RUIDO.
PREFERIRIA UNA KARTS CON CHAVALES DE LA ESCUELA.

DESDE LUEGO, ARRIESGA MAS UN PILOTO DE FORMULA UNO QUE UN TORERO, Y DE LARGO.

saludos del saltillo pequeño

Enrique Martín dijo...

Xavier:
Corregido: "Sospechosismo". Y mis disculpas por terhgiversar tus palabras. Como penitencia me autoimpongo visionar los grandes éxitos de El Fandi (Es para ir más rápido). Y como si fuera en el penal, cada faena vista me cuenta el doble a la hora de pagar la pena.
Un saludo con "sospechosismo" (Es que es complicado ¿eh?)

Enrique Martín dijo...

Lesaqueño:
Es que la cosa es tal y como cuentas, nos dicen que vamos a ver una cosa y nos endilgan otra diferente y encima no se puede reclamar. Lo del segundo circuito lo veo complicado, sobre todo por una razón, porque entonces se iba a notar mucho la diferencia y se iban a descubrir a los mentirosos y a lo mejor hasta la gente se iba al segundo circuito y dejaba a estos perlas en su mundo.
Un saludo y ójala arranque esa propuesta.

Xavier González Fisher dijo...

Es que el que acuñó el terminajo, tiene apellido extranjero, como menda...

Óscar dijo...

Confirmado, Enrique, hace falta una entrada, relacionada con lo del tope en entradas con la espada y descabellos.
Respecto a lo de las puyas, ya lo habéis comentado: el problema no el trapecio, el problema (en realidad la solución) es que en la primera vara no se puede hollar como si eso fuese Ivanhoe en un torneo medieval. Menos castigo para más veces al caballo.
Si ya algunos matadores decidían unilateralmente el cambio de tercio, imagínate ahora si lo tienen por escrito.
Insisto, lo que todos sabemos: más entradas al caballo, con menos castigo (al menos modulado, que es lo jodido de ser picador).

Buenas noches, y buena suerte.

POCHO PACCINI BUSTOS dijo...

Barrunto que lo mejor sería que le cambien de nombre a la "profesión" que ejercen, porque con esas actitudes ofenden, entre otros insignes lidiadores, a los Gallos(Fernando y José), Domingo Ortega, Sixto Vásquez, El Troni, El Pimpi; quienes si merecen el honor de ser recordados como MATADORES DE TOROS.

Saludos,

POCHO PACCINI BUSTOS
http://eldesjarretedeacho.blogspot.com/

franmmartin dijo...

Estoy seguro que la ironía es la sublimación del talento,concepto que si ya ha expresado alguien por ahí, no hay inconveniente en devolverle el "c".
Por eso leo tu comentario,al igual que otros anteriores,como una premonición,triste premonición,expresada con galanura y humor,tal y como te decía en algún comentario anterior que los "megues" de éstos aparatos han fagocitado.
Sólo nos va quedando la fé en la Providencia o en el carbón,según cada cual.......y es que la lluvia y más en Sevilla ,predispone al pesimismo y la melancolía.

Enrique Martín dijo...

Xavier:
Ya sabes eso de los del norte, esos calvinistas. Aunque para ser de por ahí, os manej´sis bastante bien en cristiano-. Y después de esta sarta de sentencias xenófobas, creo que es mejor callarse.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Óscar:
Lo tan fácil y no es otra cosa que lo de siempre. Y es que es tan sencillo como tú lo escribes. Luego son otros los que se lían y nos quieren liar a los demás. Se ve que el aficionado lo tiene muy clarito, no es más que "medir el castido", pero que complicado es eso ¿verdad?
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Pocho:
Firmo lo que dices de pe a pa. Están manchando el nombre de aquellos que dieron grandeza a la Fiesta y que fueron mucho mejores de lo que todos estos pueden llegar a imaginar jamás.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

franmartín:
Después de leer tu comentario podría ponerme a regañarte y a decirte que no está tan mal la cosa y que hay que tener ánimo, pero ni me atrevo, ni ha lugar, ni mucho menos soy quien para ello. Así que hazme sitio a tu lado y permíteme que me adhiera a ese pesimismo. Será la lluvia de Madrid, aunque en cuanto salga el sol allí abajo, en la Tierra de María Santísima, y aquí, en este poblachón manchego, esperemos que también nos suba el ánimo.
Un abrazo siempre

Paco Montesinos dijo...

Fina ironía don Enrique, si señor, esto lo van a convertir en una fiesta de 'tres al cuarto' y todo vale por el bien de no se quién y por humanizar la fiesta como si hasta ahora fuera una fiesta de orangutanes.
Un saludo, Enrique.

Enrique Martín dijo...

Paco:
En dos líneas lo has clavado. Porque si empezamos a querer humanizar esto, entonces ¿qué es lo que era? Si al toro se le quiere imprimir toreabilidad ¿Es que no es un animal apto para ello? Si tenemos que pedir perdón por tantas cosas, principalmente por existir ¿qué es lo que hacemos y hemos hecho hasta ahora? Ya ves que esas dos líneas dan para mucho.
Un saludo

Isa Molina dijo...

Un gran artículo Enrique, mira que es difícil superar el nivel de los artículos del mes pasado, pero con este lo has conseguido.

Estoy en contra del monopuyazo, que no deja ver al toro. La suerte de varas se ha convertido en una pantomima, como han cambiado las cosas hemos pasado del “dale” al “vale”.

Ahora recuerdo otro artículo tuyo sobre la suerte de varas, de recomendable lectura para los taurinos y sus satélites: http://torosgradaseis.blogspot.com/2011/01/la-suerte-de-varas-de-fundamental-vital.html

Un saludo.

Diego Cervera Garcia dijo...

Enrique:
De todo corazón, de las mejores entradas que he leído tuyas por no decir la mejor y la que más nos puede hacer reflexionar a los que aún nos consideramos aficionados, creo que no puedo añadir nada más porque todo ha quedado dicho. Eso sí, y si me permites, quiero dar la enhorabuena a los comentarios tan cabales que han dejado las personas que han escrito en tu blog.
Un abrazo a todos

Iván dijo...

Que pedazo blog enrique!!!
Aquí si que se aprende y no en canal Plus toros.
Una vez más...SIN COMENTARIOS.
IMPECABLE!
Un abrazo!

Enrique Martín dijo...

Isa:
Me sonrojo al leer tus comentarios sobre lo que escribo y alo ver como lo difundes en Twitter y como incluso recomiendas cosas ya publicadas.Muchas gracias, de verdad. Un abrazo

Enrique Martín dijo...

Diego:
Es que ya te digo yo que lo bueno de verdad sois los que os pasáis por aquí. Ese es mi orgullo.
Un abrazo

Enrique Martín dijo...

Iván:
No sabes lo que me animan siempre tus comentarios y lo que me empujan a seguir por ese camino.
Un abrazo

David Campos dijo...

Enrique:

Muy buena entrada. Totalmente de acuerdo, además el cambio de puyas se debe solicitar al Usía de turno. Éste deberá concederlo mostrando servilletas de distintos colores, que corresponderán a la talla de puya solicitada.

Si no fuera por el humor...!!

Del Atleti mejor no hablar. ¡¡Qué vergüenza aunque se haya ganado!! El próximo sábado mejor no verlo

Un abrazo!!

Enrique Martín dijo...

David:
Está la cosa comopara emigrar a Pernambuco; y Manzano sigue. ¿El sábado? ¿Qué pasa el sábado? ¿Hay fútbol? ¿Hay liga? Lo que te digo, que emigraré.
Un saludo

Anónimo dijo...

Gracias por procurar una sonrisa con tu fina hironía como bálsamo para el cabreo que genera la pantomima en que han convertido la suerte de varas o lo que sea y en lo que lo quieren convertir con este contubernio...¡magnífico post Enrique!
Un saludo
Pgmacias

Gil de O. dijo...

Pues el sábado, como conferenciante en Baeza un "señor- hombre" que se llama José Carlos Fernández Villaverde y de Silva, se lució de lo lindo con el tema del tallaje de la puya, amén de otros temas que tocó con un servilismo impropio de un representante de la afición madrileña, en nombre de la cual habló (ustedes sabrán), el tendido 7 y no sé si de algún nombrajo o titulillo más.
Se ve que mira con buenos ojos lo que se pretende hacer con la puya, y que Enrique Martín con esa fína irnía que le caracteriza ha ridiculizado en esta entrada; pero no solamente ésto sino que también aprueba, él se le quite categoría a la primera oreja de Madrid, y que la Comunidad no asuma la responsabilidad de Las Ventas, amparándose en que ayuda económicamente a cerca de doscientas actividades taurinas en la Comunidad, las que salvo honrosas excepciones, todas están bajo la batuta del Cinturón de Acero.
Creo que todos los que entran en este blog, así como su propietario, deben plantearse dar algunas conferencias, ya que tienen suficiente preparación, sobre los temas que nos preocupan. No habría que darle caracter de profesionalidad. Sé que cuesta ofrecerse, pero todo es cuestión de romper el hielo.
Los que trincan de ésto, no lo van a hacer, tenedlo por seguro.
Es el boca a boca, es el patearse la calle, es el echar las puertas de los estamentos abajo.
Creo que no está faltando decisión.

Saludos de Gil de o.

p/d Enrique está marcando el camino.

Enrique Martín dijo...

Pgmacias:
Las cosas hay que tomárselas en serio, aunque nunca sobra el humor. Cómo no vamos a tener humos, si somos del Aleti ¿no? Muchas gracias a los que me animáis a cada entrada.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Gil de O.:
No te voy a llevar la contraria; hay muchos blogueros y comentaristas que estáis más que capacitados para dar una y mil conferencias por conocimientos y porque no os guía otro interés que el bien de la Fiesta. Lo que otros no pueden decir, porque se enredan de mala manera para explicar lo inexplicable, esperando que luego el amo les compense. Y no quiero decir que trinquen una saca de euros, pero hay muchas formas de venderse, por una visita a una finca, por ser reconocido y saludado por los taurinos o por regalos de mayor enjundia.
Un saludo

Anónimo dijo...

Enrique eres un crack

rizos

Enrique Martín dijo...

Rizos:
Muchas gracias. Me conformo con no hacer catacrack.
Un saludo

Anónimo dijo...

Enrique que el sábado nos pueden hacer los "merengones" uan avería lo tenemos asumido pero como soñar es bueno y baratito ¿porqué no se puede producir el milagro, en vez de en jueves como el de Berlanga, en esta ocasión en sábado, con nocturnidad, alevosía y allanamiento de su santuerio y además les regalamos unos "colchones rojiblancos" para una reflexión descansada y humilde?...¡Aúpa Atleti!
Un saludo
Pgmacias

Enrique Martín dijo...

Pgmacias:
Yo no lo quiero ni pensar. Me da pena que nuestro Aleti vaya como si se conformara con no ser goleado. Con lo que éramos antes y mira en las que nos vemos. Yo no quiero esperar nada, pero no te voy a negar que si ganáramos sería una verdadera locura. Mi hijo nunca ha visto a su Aleti ganar al Madrid.
Un saludo y un ¡Aúpa Aleti! muy fuerte

MARIN dijo...

No quejaros macho, que todavia los habemos que estamos sufriendo mas que el Atleti. Madre mia, "Arrancada de caballo Ingles y parada de burra manchega"... si es que

Un saludo.

Enrique Martín dijo...

Marín:
Cómo no nos vamos a quejar. Igual el sábado no nos quedan ni fuerzas. No tenemos remedio.
Un saludo