jueves, 15 de marzo de 2012

José Tomás y El Juli y la lógica en San Isidro


Este cartel tampoco estará este año anunciando los carteles de San Isidro,
los que saben no lo han considerado oportuno


La refundada Taurodelta o la refundida, digámoslo como queramos, ya empieza a enseñar la patita y a dar idea de lo que quieren hacer con la plaza de Madrid, una plaza grandota de tercera, pero muy rentable para sus gestores, un chollo vamos. Tarde triunfal en Valencia y salta la noticia que ese cartel estelar de Fran, Manué y David se repetirá en plena feria del santo patrón. Ahí es nada, ahora Las Fallas se convierten en trampolín para ganarse un sitio en Madrid. Pues que Dios nos pille confesados. Me veo a El Soro reapareciendo en la de La Beneficencia flanqueado por las “figuras” que ya han sido anunciadas. Todo será que al “Pequeño Napoleón” se le enrede la idea entre las canas de las guedejas.
Realmente no sé que han hecho ninguno de los citados para merecer un puesto en Madrid. De los tres triunfadores nos queda el recuerdo lejano de un Fran incapaz, vulgar, inoperante, amanerado y posando para las cámaras haciendo que no le apetece un pepino que le hagan fotos; Manué al menos fue respetuoso con esta afilón y se limitó a dejar claro que es un tío majo, educado, respetuoso, pero que no vale para el toreo que gusta en Las Ventas. Y David, ¡Ay David! que a la que se viene por aquí aprovecha para darse unas vueltas por el Jarama; y se dice incluso que este año a lo mejor ya se monta en una moto o en un coche, para ir igual de rápido, pero más descansado.
Pero si no teníamos bastante, nos dicen que El Juli no vendrá este año a la feria. La cosa tiene miga. Si a uno le preguntan por sus gustos, pues diría que no se preocupe Julián, que se quede en su casa y así todos tranquilos, pero creo que hay que ser justo con El Juli, con la plaza, con el público y con los isidros y se debería procurar que viniera. Otra cosa es que tanto a él, como al resto de geses y figuras varias, se le exija venir con decoro y como lo hacen los toreros. Bastaría con poner dos puestos aduaneros, uno en el Puente de Ventas y otro en Manuel Becerra y hacer esa pregunta de “¿Algo que declarar?” Y aunque la respuesta sea “mi torería y mi honor de figura”, se le pediría que abriera el maletero y se le requisaría todo animal bovino cuyo destino fuera salir al ruedo venteño. Entonces habría que agradecerle el esfuerzo de buscar, empaquetar y transportar esos toros como parte de su equipaje de mano y se le indicaría que en los corrales de la calle de Alcalá ya le esperaba una corrida de Cuadri, Dolores Aguirre, Flor de Jara o Moreno Silva. Eso sí, si esta medida tiene continuidad durante toda la feria, en los citados puestos aduaneros habría que habilitar corraletas para muchos torillos, pues ya se sabe el celo de los geses en traerse el ganado debajo del brazo.
No estoy de acuerdo con esta ausencia de El Juli, pues en San Isidro deben actuar los mejores, que no son demasiados, y los que más interesen al público, como es el caso que nos ocupa. El pasado año cortó sus orejitas, sin entrar en juzgar de nuevo si fueron de regalo o por la patilla, así que hay que darle la oportunidad de ratificar aquello, de mejorarlo o de lo que don Julián prefiera. Yo no soy de los que piensen que hay que hacer una feria para los de fuera, deben tenerse en cuenta los gustos de Madrid, pero también hay que dejar que los maestros se muestren.
La verdad es que la ausencia de Julián López pega un mal tufo que tira para atrás y a nadie se le escapa que su ausencia no tiene nada que ver con su quehacer en los ruedos. La explicación oficial podrá ser que si le llamaron pero no estaba, que si perdieron la agenda, que si se hartaron del contestador automático cuando empezó la retahíla de preguntas: Si quiere contratar para una plaza de primera, pulse uno, si es para Las Ventas pulse dos; si es para la corrida de la prensa, pulse uno, si es para dos corridas de la feria, pulse dos, si es para tres o más, pulse tres; si es para la corrida de Núñez del Cuvillo, pulse uno, si es para la de Juan Pedro Domecq, pulse dos, si es para Garcigrande, pulse tres y si es para Cuadri, espere, pero espere sentado. Seguro que los encargados de contactar con El Juli o con Roberto Domínguez se acabaron liando y al final de tanto pulsar, el resultado fue que el madrileño mataría la de Cuadri, Palha y Dolores y seis toros seis de Miura para él solito, donando la bolsa a la Asociación de Empresarios Estresados y a la Academia de Televisión. Y claro, antes que deshacer el malentendido, Matilla y compañía, que parecen ser los que hacen y deshacen de verdad, han preferido agarrarse a que "lo pulsado va a misa".
Como contrapartida seguro que tendremos que seguir sufriendo a otros cuantos que no tienen ni un pase, nos sorprenderá la inclusión de otros que ya creíamos definitivamente desparecidos de Madrid, otros que nadie se explicará qué hacen allí y otros que vienen muy bien para rellenar, con unas módicas tarifas por actuación. Y estando don Simón por medio, la cosa promete. Él dirá que esto es un arte y que nosotros somos unos ignorantes y otros contestaremos que esto no es ninguna verbena rosa con pseudofiguras y medios toros.
Luego está el caso de José Tomás, que creo que no se puede tratar aisladamente como una relación entre él y la empresa de Madrid. Resulta evidente que el trato no es el más adecuado para llegar a un acuerdo, pero para llegar hasta el momento de las negociaciones, antes el diestro y sus asesores deberán decidir el modelo de temporada que van a llevar a cabo y si habrá temporada o no. La experiencia del año pasado, que a nadie se le escapa que fue para tomar contacto con el toro y para ir cogiendo sitio, no fue demasiado satisfactoria en el aspecto taurino. Toros cuanto menos censurables en lo referente a la presencia y a la selección de hierros; y un discutido éxito artístico, precisamente por el toro. En lo tocante a la recuperación del torero y las sensaciones de la pierna ante una alta exigencia física, eso quedará en el pensamiento de José Tomás y él es el único que puede decidir si va para adelante o si su temporada discurrirá entre el campo, los tendidos y las playas del sur. Pero una cosa está clara, y es que esta no será la última vez que hablaremos de los carteles del San Isidro del 2012. Igual allá por octubre y noviembre seguimos dando vueltas a lo mismo. Tiempo al tiempo.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Como aficionado me da igual si viene el Juli o no. Es cierto que es considerado oficialmente figura y debe estar. Lo bueno de que no esté es que nos ahorramos los lios de corrales (ej: el año pasado en Madrid y Pamplona, y corrida impresentable de V. del Río en Bilbao -no hizo falta el lío, venía ya montado-). Lo malo es que se les ve el plumero a los de la empresa al dejarle fuera: ahorrarse la pasta. El río estaba revuelto y han aprovechado para pescar su ausencia con la coartada del año.
En mi humilde opinión.
José

Luis Cordón Albalá dijo...

Pues que quieren que les diga pero yo el cartel de los mediaticos lo veo hasta bien. Tambien tenemos derecho los aficionados a un dia festivo que la feria es muy larga y aguantar tantas tardes los bailes de corrales y el mangoneo que se traens los geses pues desgasta mucho y un dia de descanso, a parte de los dias de caballos,nos va a venir de lujo.
En cuanto a Julian no sera este humilde aficionado quien le eche en falta, aunque su status de tocapelotas a la aficion ya quedara asumido por otro u otros, asi que casi que lo mismo me da.
Un saludo Enrique es la prinera vez que escribo en tu blog y la verdad es que es un honor porque te sigo todos los dias

Anónimo dijo...

Pues ellos se lo pierden. Ni José Tomás, ni Juli ni Enrique Martín.

Lo del cartel telecinquero en Las Ventas debe ser por la nueva feria del Aniversario que ahora llaman Ciclo "Arte y Cultura".

Saludos y enhorabuena por "tu Chenel" eterno.

Xavier González Fisher dijo...

Mira que la "escuelita" de Herrerías ha prendido... Él transformó a la Plaza México en la "plaza de talanqueras más grande del mundo" y ahora la "trinca infernal" de "Napoleón-Matilla-Chopenhagüer" le imitan y parece que pronto lograrán resultados y como dicen las reediciones de libros, "corregidos y aumentados"...

Imagínate en ese mundo que viven:
- El Lhardy, lo convertírían en un chiringuito...
- A Yves Saint Laurent, lo pondrían a trabajar de sastre remendón...

Como decía un señor que yo conocí: "bonito conocimiento jijos de la..."

Enrique Martín dijo...

José:
Es lo que tienen estos taurinos, que miman hasta el insulto a las figuras o a quien consideren y en el momento en que no siguen el carril, aparece la venganza. El Juli parece que o venía como siempre, o no venía. Pues si quiere demostrar algo, que venga con toros de verdad. Pero lo lógico va contra la lógica de estos señores. Yo tampoco le echaré de menos, la verdad y probablemente habrá muchos que opinen lo mismo. Pero tranquilo, que el baile de corrales no nos lo quita nadie.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Luis:
El honor y la satisfacción es mía por contar con usted como lector y porque participe dando su opinión, lo que espero que haga siempre que quiera.
Ese punto de vista sobre los mediáticos es para tenerlo en cuenta, y sin querer chafarle el plan, a lo mejor si le digo una cosa, hasta se lo piensa. Porque si usted no va, irá otro con un criterio muy diferente y a lo mejor hasta se pone a pedir orejas como un loco y consigue que los tres, o uno solo, salgan a hombros. Entonces ya si que nos ha caído todo el equipo, porque el que sea volverá y volverá y volverá.
Un cordial saludo y espero que mi maldad no le quite ese día de descanso que tanto se agradece en medio de la feria.

Enrique Martín dijo...

Xavier:
Ya ves que la vulgaridad y el despropósito no tienen límites y más si se pone en ello el empeño que pone "la trinca infernal" y otros colegas de gremio. Pero creo que pocas frases hay mejores para responderles, que esa que citas del clásico: "bonito conocimiento jijos de la..."
Un abrazo

Anónimo dijo...

Creo que El Juli debe estar en la feria. No tanto porque me guste sino porque me jode y mucho que la empresa siga llenándose los bolsillos a costa de abaratar los carteles. Se van a ahorrar unos 3 millones de euros en concepto de canon, la temporada va a empezar más tarde y va a finalizar más pronto que el año pasado, suben el precio de las entradas y ya veremos lo que pasa con el personal de la plaza, todo apunta a una reducción de personal.

Se aprovechan de la división que hay entre los toreros, aunque les está bien empleado porque son un colectivo de lo más insolidario. Ya pasó con Bienvenida, más tarde con Esplá y después con José Tomás. Para colmo, hay desavenencias entre los del G10.

La empresa ha perdido el respeto a una afición que, dicho sea de paso, no se hace respetar. Nos han cogido la medida y saben que tragamos con todo. Me jode reconocerlo pero es así. Mucha culpa tiene la Comunidad por permitirles lo que están haciendo, la Comunidad tiene que imponerles que El Juli (y también José Tomás) tienen que estar en la feria. Y también deberían imponerles que no se puede subir el precio de las entradas por encima del coste de la vida. Como madrileño me jode muchísimo que estos tipejos se lleven 3 millones de marras y no se los quede la Comunidad de Madrid. ¡Que 3 millones dan para abrir quirófanos o para pagar gastos farmacéuticos!

Me llamarás pesimista pero esto ya lo hemos hablado otras veces. Esto está abocado a la desaparición más pronto que tarde. Como he visto que han hecho muchos buenos aficionados, el día que me harte de esto me iré a mi casita y ahí quedan.

Saludos
J.Carlos

Enrique Martín dijo...

J. Carlos:
No es pesimismo, es lo que hay. Si tenemos que esperar algo de la Comunidad, creo que perdemos el tiempo. Para mi son los principales culpables, porque además de no poner coto a este abuso, en ocasiones creo que lo fomentan e impulsan, y como buenos políticos, solo reaccionan cuando se ven muy acuciados y ven peligrar tres votos, como aquel año d e José Tomás. Poco hay que nos pueda animar.
Un saludo

Diego Cervera Garcia dijo...

Enrique:
Ahora mismo nos encontramos en un baturrillo de noticias y de cosas que todos nos quedamos con la boca abierta.
Yo soy partidario de que el cartel de toreros mediáticos es para otro tipo de plaza, pero es cierto que este cartel es el que menos daño puede hacer, dado a que es solo un cartel y ellos tienen su publico y sus seguidores, lo malo son otros que sin ser mediáticos quieren mandar en todo, y en ese saco meto a empresarios, toreros y ganaderos. unos por querer, otros por consentir y otros por por conceder.
Referente a los 2 toreros ausentes pues me es indiferente, porque ningún toreros es imprescindible ya que la fiesta se mantiene por si sola.
Un abrazo

MARIN dijo...

Pues ya lo hemos comentado varias veces Enrique, El Juli debe estar, no solo en San Isidro, sino en todas las ferias importantes como figura que es. Pero que venga como todos los toreros, sin imposiciones y matando lo que los demás. Y si no vienen ni el, ni José Tomás ni fulanito, pues ahí estan los jovenes que vienen arreando: Jimenez Fortes, Fandiño, David Mora, Urdiales...

Por cierto Enrique, apuntate el nombre del Malagueño. Este tiene guasa (que no es lo mismo que el wasap del movil).

Un saludo.

Enrique Martín dijo...

Diego:
No sé si ese cartel hará más o menos daño, pero hombre, yo pienso en una tarde cogiendo la almohadilla para ir a la plaza y me cisco en todo lo que se mueve. Entre otras cosas porque ya se han ciscado antes en mi al programar tal charlotada. Y de los otros dos toreros, pues sí, ninguno es imprescindible, pero alguno sí que es necesario. ¿Ves? a mí me gustaría ver a José Tomás como lo vi aquel 5 de junio, porque que se nos quite de la cabeza, hoy en día no hay ninguno que se le pueda acercar. Que podremos valorar más o menos a algunos toreros, pero no le llegan. Es más, algunos tendrían que vivir seis vidas para empezar a aproximarse un poquito.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Marín:
Mi duda es que Jiménez Fortes va a venir este año. La feria pasada me gustó el primer día, pero luego volvió con toda la modernidad que le cabía en el traje de luces y me decepcionó bastante. A ver si ha definido el gusto y volvemos a ver al que nos encandiló el primer día.
Un saludo

Tercio de Pinceles dijo...

Enrique,

estoy de acuerdo con tu opinión sobre la exclusión de "El Juli" de la feria. Mucho me temo que empresa y el binomio torero-apoderado son un choque de trenes... Pero qué nos va a extrañar después de lo hecho con los aspirantes a cartlistas y los ganadores por "la patilla" (las mías no, of course!)

Me gusta tu propuesta de cartel y lo he tomado para mi galería. Espero que no te importe.

Un abrazo,


Luis

Enrique Martín dijo...

Luis:
Tengo la sensación de que hay demasiadas cosas que habría que explicar en la gestión de Taurodelta y Cía.
¿Cómo me va a importar que cojas mi cartel? Al contrario, es un orgullo que tú lo puedas tener en cuenta.
Un abrazo

Emilio Roldán Hernández dijo...

Menudo genio eres Enrique...que acertado sentido del humor. Cómo incluyes a tus entradas la voz?. Un cordial saludo.

Enrique Martín dijo...

Emilio, muchas gracias. Creo que es pinchando con el botón derecho y guardando el enlace, pero en cualquier caso fue a partir de uno de un blog, así que si investigas en el icono que sale en el mío, creo que encontrarás la solución.Un saludo