domingo, 25 de noviembre de 2012

Resumen artístico de la temporada de Madrid



Solo un par, el de David Adalid, hizo retumbar la piedra de Madrid
La temporada de 2012 comenzó en la plaza de Madrid allá a finales del mes de marzo, más tarde que nunca y se cerró el 12 de octubre, antes que otros años, más que nada para hacerles una gracia a los señores empresarios que rigen el coso capitalino. Una temporada en la que a pesar de todo se han dado 61 festejos, que ahí es na’; de lo que un servidor, muy humildemente, solo ha podido rescatar el segundo tercio de David Adalid a un toro de Palha, en el que se acopló a las condiciones del animal, que no quería pasar la raya del tercio por nada del mundo, obligando al rehiletero a poner dos pares arrancando al hilo de las tablas, para clavar de dentro a afuera en la cara del animal, Lo que hizo levantarse a toda la plaza con un sonoro y unánime olé. Cabe también recordar las actuaciones de Luis Carlos Aranda, también con los palos, especialmente la tarde del 2 de mayo, ante un nefasto encierro de los Bayones.

Y punto, no hay nada más, tantas tardes para dos tercios de banderillas. Podría pararme a explicar cualquier cosa, pero creo que la falta de argumentos taurinos expuestos por los señores que calzan taleguilla y lucen castañeta, es más que evidente, y yo no tengo ganas de darles más coba. Perdonen mi racanería, pero es lo que me sale. Podría sacar el bisturí, cómo muy acertadamente hacen otros compañeros de blogs y profesionales de la pluma, pero uno no está para aparentar. Lo siento. Once líneas de presentación y narración y ocho de despedida. Una vergüenza que me hace decir con más fuerza que nunca ¡Abolicición de la Tauromaquia 2.0, ya!

11 comentarios:

MARIN dijo...

Pues me imagino que solo te habrás acordado de lo que han dado de si los profesionales del toro Enrique, porque yo he visto algo mas. Mira te dejo algunas pistas: Muñeco, Estio, Pistolero...

Un saludo.

Enrique Martín dijo...

Marín:
Esos van en la segunda parte, lo que4 corresponde al apartado ganadero, que tampoco da para mucho, pero algo más da.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Yo anotaría la sensación de torería de Sergio Aguilar en verano.

Alberto Ariza Moreno dijo...

Enrique: Una pena que esto sea así pero así es. Que la plaza más importante del mundo, a donde se supone van los mejores toreros y mejores ganaderías (porque para eso se le califica como la mejor), con tantos festejos no se haya visto poco más que esos tercios de banderillas es preocupante. Y creo que es motivo de reflexión. Si eso es lo que nos ofrece la mejor plaza del mundo algo falla. O esto está muerto o quieren hacerlo morir.

Pienso que el problema está en que la mejor plaza del mundo quizás no tenga a la mejor empresa del mundo. Y eso unido a que no estamos pasando por el mejor momento de toreros y que la crisis nos da fuerte creo que puede hacer, sino ponemos solución antes, que todo esto termine.

Un saludo amigo Enrique y enhorabuena por la entrada. Espero esa entrada de apartado ganadero que he leído entre los comentarios que vas a poner.

Emilio Roldán Hernández dijo...

Yo añadiría el toreo al natural de Sergio Aguilar en verano y el de Alberto Aguilar en la tarde de los victorinos. Aún así, qué temporada más raquítica.

Enrique Martín dijo...

Anónimo.
Valoro lo de Sergio Aguilar, pero no tanto como para ponerlo como algo que merezca ser recogido en el balance de la temporada. Antiguamente actuaciones como esa hacían que el aficionado tuviera ganas de volver a ver al torero, pero esperando que diera el do de pecho. Pero hoy nos dan tan poco, que casi nos vale el que apunten cosas.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Emilio:
Como le he puesto al anónimo, quizás sea poco bagaje para estar en el cuadro de honor, sin infravalorar lo más mínimo al torero, pero es que aún tiene que dar un paso más.
Un abrazo

Enrique Martín dijo...

Alberto:
Parece que me has estado leyendo los apuntes de lo que sacaré mañana. Pero cuánta razón tienes. La primera del mundo por aquí, la primera del mundo por allí, hay gente incluso que hincha el pecho con ello, pero como bien dices, igual estamos en los diez minutos anteriores a que esto se acabe.
Un saludo y quiero aprovechar para felicitarte desde aquí por tu blog

Anónimo dijo...

Sin duda destacaría los pares de David Adalid pero también ha habido otros de buena calidad y he visto buenas bregas en varias ocasiones. Y es que últimamente lo primero que hago a la hora de coger el programa de mano es mirar las cuadrillas de los matadores para ver si hay algún nombre que me ilusione. Así está el patio.

De la actuación veraniega de Sergio Aguilar me hablaron muy bien pero no llegué a verlo. Lástima que no rubricara esa actuación en su comparecencia otoñal.

Tampoco quisiera dejar de reconocer a un novillero que hizo la excepción de algo que debería ser la nota común, exponer las femorales para enfrentarse al toro en igualdad de condiciones. Máxime cabe reconocer esta "proeza" cuando se realizó ante el encierro más encastado de toda la temporada: la novillada de Escobar. Se trata de Gallo Chico. No es que brillara especialmente pero no ha habido nadie en toda la temporada que se la haya jugado como él lo hizo aquella tarde.

¡Ya quisiera haber visto a las figuras delante de aquellos novillos!

Saludos
J.Carlos

Enrique Martín dijo...

J. Carlos:
Ya conoces mis opiniones sobre todo lo demás, que no ha sido absolutamente una basura, pero tampoco han supuesto momentos de los que el arte o la emoción te arrebaten y te arrastren Han sido buenos momentos, pero en muchos casos más vistos con la cabeza que con el corazón. Es eso que yo digo de coger el bisturí para empezar a separar lo magro de la grasa. Y a mí silo me levantó Adalid. Y si tuviéramos que seguir sumando, también nos quedaríamos muy cortos ¿no? Esa es nuestra cruz amigo
Un saludo

Xavier González Fisher dijo...

¿Y para cuándo el resumen Hartístico?