miércoles, 15 de junio de 2011

A propósito de Madrid (I). ¿Dónde está el toro?

¿Dónde está el toro?



Que larga puede hacerse una feria tras otra, que largas se hacen las continuas tardes de borregos descastados, flojos y escuchimizados, pero que rápido pasa el tiempo cuando hay un toro de por medio. Lo malo es que solo ha habido cuatro o cinco días en que se ha visto el toro o algo que se podía parecer a él. Quizás esta sea la causa principal del fracaso que todo este serial ha sido para el aficionado. Y fracaso es en el sentido en que de 28 corridas y novilladas de a pie, los picadores solo han trabajado cuatro y media, el resto han sido las estrellas invitadas a la pantomima que protagonizaban sus matadores, que patrocinaban empresarios, ganaderos y medios de comunicación y que aplaudían los cada vez más numerosos, ignorantes y agresivos isidros.

Han sido pocas las corridas para el aficionado, pero en todas ellas venía la sorpresa, no aprovechada, para que el coletudo de turno subiera a los altares con la beatificación taurina bajo el brazo. Rafaelillo se vino abajo con Tartanero de José Escolar; César Jiménez despreció la calidad de Rodalito de Peñajara, más pendiente de abrir puertas que de hacer el toreo de verdad; Iván Fandiño no llegó al nivel de Podador de Cuadri y ya en otro orden, Talavante fue el que más se acercó a lo que le Cervato, de El Ventorrillo, le ofreció, algo muy diferente a Monsieur Castelá, que a lo suyo, no se enteró que por allí andaba Escribano de Alcurrucén, para redactar el acta de un triunfo incontestable.

Luego sí que ha salido algún toro de esos que buscan los veedores en compañía de un zahorí, vagando por el campo agarrados a un palo y cuando este se pone a temblar delante del bovino, ¡hala al camión! y que tenga la suerte de encontrarse a un inminente pegapases, pero éstos que todo el día están con el “que se mueva, que no moleste, que entre al trapo” y todas esas cosas que parecen la canción del verano, resulta que les sale uno de estos y están “desganaos”. “¡Pero niño! ¿Cómo los quieres? Es que no sé. ¿qué no sabes?” Y el animalito se va sin torear y con los despojos colgando, porque el niño no lo veía claro.

También ha habido decepciones que se llevaron por delante muchas ilusiones, como los Palha, que repiten fracaso en Madrid y que parecen empeñados en hacer pensar que aquella gran tarde de hace ya mucho, fue un espejismo. Parece que ya se ha agotado la casta que entusiasmo a Madrid y aquella impresionante presencia de algunos pupilos del señor Folque. Tampoco respondieron a lo deseado los del Partido de Resina, que no reeditaron en las Ventas los éxitos de otras plazas. Habrá que seguir esperando.

El resto del ganado ha adolecido de falta de fuerzas, muchos no han recibido ni un puyazo, aunque lo simularan muy bien los montados, han evidenciado unas alarmantes muestras de mansedumbre y en demasiados casos presentaban bastante menos trapío que las novilladas, lo que ya resulta sangrante e injusto. Igual que ganaderías de postín, como Núñez del Cuvillo, la más importante del momento, la mejor de la historia, la de más calidad del planeta, la de los toros bonitos, la de todas esas cosas que vuelven locos a los veedores, público de clavel y taurinos de pro, esa que se ganó el derecho a traer dos corridas a la feria, esa que ha tenido que ampliar la planta de rehabilitados en la finca, donde se le apelotonan los toros indultados a la puerta de la sala de curas, esa, esa misma, no consiguió juntar una corrida completa para Madrid. ¿Qué digo una corrida? Si no echó ni un solo toro que tal cosa pareciera. Toros y más toros para pasar el reconocimiento veterinario, los representantes de las figuras “opinando” por los corrales y al final la vergüenza que saltó al ruedo, en la que quedaron retratados la empresa que los contrató, el veedor que no los vio, el apoderado que dio el placet, los toreros que se partían la cara con quien fuera por anunciarse con ellos, los isidros que repiten lo que oyen, la prensa que dice lo que le mandan y todos los que sustentan con mentiras esta pantomima.

Las ferias apelotonadas de Madrid han dejado suficientemente claro que hay que cambiar el sentido de la marcha ya, que mañana es tarde, que o cambia el toro o esto se nos va, que la fiesta que ya no es embrión, que ya empieza a ser la única, está acabando con cualquier signo de grandeza. Y si sale alguna corrida como las indicadas más arriba, no pierden un segundo en atacarla y empezar con eso de que son imposibles, intoreables, que no se les puede hacer el toreo, que no caben en la muleta y todas esas milongas que tienen tan bien aprendidas.

Y es urgente este cambio porque no es posible que sea inmediato. No sé si será verdad lo que muchos aficionados dicen, que seguro que en el campo hay toros mejores que estos; pongámonos en lo peor y pensemos que no, lo que nos lleva a tener que esperar que los ganaderos seleccionen con más exigencia este año, que a las vacas elegidas se les eche el toro, que liguen y que el producto se acerque a lo deseado, que en el mejor de los casos será solo una ligera aproximación. Así que el producto de este cambio, igual es para generaciones pasadas y no para el aficionado de hoy. La pregunta es ¿aguantará esto todo ese tiempo? Así que de momento hay que buscar en el campo, habrá que coger el GPS de los veedores y borrarles la memoria y donde pone Núñez del c… que ponga, no sé, no se me ocurre nada, pero por decir algo diré ¿Valdellán? ¿Flor de Jara? Y que conste que no tiene nada que ver el indulto de Sahún, la concurso de Vic, ni que acabe de ver el vídeo que me ha mandado Javier Salanmanca, en el que se ve un Buendía que no es el toro chiquito que nos querían vender, que en la primera y segunda vara echaban la cara un pelín arriba y que en las dos siguientes, sí, sí, las dos siguientes, el toro va desde más lejos y encima mete la cabeza y empuja con fijeza. Pero ya digo que esto no tiene nada que ver. Le sale este toro a cualquier figura en la feria de Madrid, y cuando el animal está debajo del peto, piden el cambio a la segunda vara.

Estará por nacer, estará escondido por las dehesas del mundo, lo tendrán oculto los taurinos, nos dirán que no vale para el toreo moderno, pero no podrán impedir que preguntemos ¿Dónde está el toro?

10 comentarios:

lesaqueño dijo...

el toro?, si hombre, haylos y de sobra.
los que no pierden una, que cuelguen en los blogs los toros que salen por esas plazas de dios y que hubiesen servido para madrid. o incluso corridas enteras, sin olvidar poner la homonima que se lidio en madrid para asi poder comparar un poco de primera mano, para no perdernos.
¿lo que pienso?, pues que en esta feria se ha llegado demasiado lejos.
una fiesta asi no me interesa para nada. ES UN SOPOR AGUANTAR DE MALA MANERA UN 80% DE TOROS Y FAENAS INFUMABLES.
EN RESUMEN, 30 TARDES QUE SON LO JUSTO PARA ABORTAR AFICIONES INCIPIENTES. SOBRA MUCHA AFICION Y HACEN FALTA MAS ISIDROS Y FLORISTAS.
ME ESTOY ACORDANDO DEL TENDIDO 5 Y 6 TOMADOS POR LA MISMISIMA FUENLABRADA, HASTA EN LA TELE SE NOTABA.
ESO ES LO QUE SE QUIERE PARA LA PRIMERA PLAZA DEL MUNDO . NO?.
VAYA ESPECTACULO.
CONSTE QUE LE TENGO CARIÑO A FUENLABRADA, FALTARIA MAS.
PERO SE ME ENTIENDE, VERDAD!

saludos del cardeno pequeño

Enrique Martín dijo...

Lesaqueño:
Se entiende perfectamente, o por lo menos yo lo entiendo, que da igual el pueblo que sea, pero sí que es verdad que en el 5 empezaban las aclamaciones de los paisanos al torero que fuera. No miraban ni el toro, ni el caballo, ni nada de nada, solo importaban las orejas, pero del público hablaremos en una nueva entrega de estas cocnclusiones de la feria. Muchas gracias por la claridad.
Un saludo

Diego Cervera Garcia dijo...

poco puedo añadir... Enrique, Lesaqueño, yo lo he comentado en varias ocasiones, ¿y el torero? algo tendra que poner de su parte ¿no? porque varios toros se han ido al desolladero con las orejas puestas.
Un saludo.

Enrique Martín dijo...

Diego:
Eso también es verdad, pero echando cuentas, han salido bastantes menos que en años añteriores.
Un saludo

MARIN dijo...

El otro dia me decia uno Enrique, que el toreo evoluciona como todo. Que hoy no se torea sobre los pies como en tiempos de Rafael el Gallo. Y fijate que le dije que si, que es cierto, sobre todo gracias a un tal Juan Belmonte. Pero que ese mismo Juan Belmonte, aparte de pararse a torear, tambien acababa las temporadas matando unas cuantas de Miura.
Y personalmente creo que esto esta "evolucionando" pero a peor. Esta perdiendo algo tan importante en la "evolución" como es el TORO.
Creo que en el penultimo parrafo has tocado una de las teclas, para mi principales, de todo esto: la selección. Ahora muchos quieren vender 15 o 20 corridas al año y que encima se las maten las figuras. Eso conlleva a que se aprueben vacas en los tentaderos que mansean en el caballo en un par de varas, que van allí de mentira y que luego sean las "tontas de la pandereta" cuando le pones delante la muleta. Cuando un chaval sin caballos no pasa miedo en un tentadero... mal asunto. Y te lo digo por experiencia creeme. A esto sumale el tremendo respeto que siento por los ganaderos que un dia me abrieron las puertas de sus casas para tentar, pero es así Enrique.
Por eso soy de los que piensan que toros bravos en el campo los hay, pero muy pocos. Y a los que hay, los que mandan en el escalafón no los quieren ni ver. Y que conste tambien mi respeto por todo el que se pone delante porque todos salen con dos pitones y cualquiera te la arma en cualquier momento. Toquemos madera.
Y esta es la "evolución" del toreo moderno Enrique (para mi, que no tengo ni papa de idea de esto). Lo demás lo has dicho tu todo: Toros sueltos que salen y que muchos no saben aprovecharlos. Despues llegan chavales como Rafael Cerro y torean como ven hacerlo a las figuras. Y para mas inri, cuando sale uno dispuesto a dejarse los muslos ante dos tios de Victoriano del Rio en Madrid y les corta cuatro orejas... ¡Lo llaman Suicida!. No sé, será cosa de la maldita "evolución".
Yo por lo pronto voy a intentar ver al "suicida" en Huelva, porque Morante tampoco viene este año.
Un saludo.

Enrique Martín dijo...

Marín:
¡Qué parrafada más buena te has echado! Quizás que estas cosas las digas tú, tiene aún más valor. Coincido contigo en que todo el que se dedica a esto tiene un granmérito y merece un respeto infinito, pero los hay que todo son disculpas y los otros, como uno que cría toros cerca de tu casa y que tengo la sensación de que antes es la afición al negocio. Si como antes se decía, toda esta gente le tuviera un mínimo de cariño a la fiesta, otro gallo nos cantaría. Pero no, y además no dudan en llevarse por delante el pasado y la grandeza de antes, con tal de mantener sus privilegios fundamentados en la farsa. Y si algo o alguien vuelven a lo que es esto, que el toro coge, que hay que mandarlo y a veces no se deja y coge, que hay que pderlo y el resultado puede ser el mismo, la cama, y no dudan en tildarle de suicida, de loco o lo que sea, pero es el único que llena las plazas, el único que da beneficios por allí donde va y el único que interesa realmente. Pero lo que no me cabe en la cabeza es que haya gente que prefiera las lejanías y el destoreo, apelando a no sé qué elegancia, a que no les gusta pasarlo mal y que quieren estar tranquilos, pues entonces que se vayan a la ópera, que la emoción, aunque la haya, es muy diferente. Bueno Marín, ya ves que esto es ojo por ojo, diente por diente. Pero es una delicia leerte cuando te arrancas a hablar de toros.
Un abrazo

Anónimo dijo...

A priori, muy felices nos las prometíamos con la que iba a ser la mejor feria de la era Taurodelta. Muy al contrario, ha sido un fiasco en toda regla. Y es que, por muchas figuras que se contraten, sin el ingrediente principal (pongamos el arroz) jamás podrá salir buena la paella.

Hablando de ganado, esto es como si vas a la tienda. En una misma tienda tú puedes comprar jamón york, jamón serrano o jamón pata negra, todo depende del dinero que te quieras gastar. Esto último quizás explique por qué ganaderías que aquí no funcionan, sí lo hacen en tierras francesas u otras plazas de nuestro país. De buena tinta, te puedo decir que una de las ganaderías de la feria del Aniversario (sin dar nombres) vendió cada toro por 800 euros. Para ellos, mejor eso que tener que mandarlos para carne y recibir cuatro veces menos pero ¿qué pasa para los que hemos pagado por un jamón de pata negra y nos dan jamón york?

Por otro lado, al margen de la tan extendida falta de fuerzas y movilidad de la cabaña brava, la alarmante falta de casta es algo tan preocupante que está haciendo que deserten de las plazas cada vez mayor número de Aficionados. La preponderancia de cemento durante el Aniversario es buen ejemplo de lo que digo.

Cara y cruz por el lado torista. Buenas sensaciones dejaron Escolar, Flor de Jara y Cuadri y malas Palha y Partido de Resina. A los taurinos les ha venido de perlas para arremeter contra estas ganaderías pero silencian cobardemente los muchos petardos de las de siempre. Todo ello auspiciado por una prensa, taurina a más no poder, y censuradora en internet de cualquier tipo de comentario que ose poner en duda su opinión. ¿Verdad señor Moncholi?

Yo quiero que esta empresa no vuelva a pisar los despachos venteños y quiero que la Comunidad tome cartas en el asunto. También quiero que tres de los presidentes desaparezcan para siempre del palco. No se puede mantener en el ruedo a toros sin la menor posibilidad de presentar batalla al oponente debido a problemas de índole física.
Tengo mil y una dudas de por qué tanta negativa a cambiar los toros cuando es obvio que debería intervenir Florito mucho más de lo que lo hace habitualmente. Con muchas menos protestas del público (o ninguna), Matías cambia los toros en Bilbao.

Otro gran culpable somos los que nos sentamos en los tendidos, nos están robando la cartera casi cada tarde y permanecemos impasibles. Creo que el tendido 7, al menos durante un ciclo ferial, debería hacer huelga de palmas y no protestar ningún toro, a ver si el resto de la plaza reacciona de una vez, bien pidiendo el cambio, bien desapareciendo de una vez de los tendidos porque, esto de ir cada tarde a los toros, se está convirtiendo cada vez más en un suplicio.

Los toristas se las prometen muy felices con los próximos carteles: novillada de Hoyo de la Gitana y la corrida de Coimbra. Pero digo yo… ¿habrán comprado jamón york o el de cinco jotas?

Saludos,
J.Carlos

Enrique Martín dijo...

J. Carlos:
Sobre el precio de los toros, a lo mejor habría que pensar que eran caros, pero ya es significativo el dato.
Y sobre lo de los presidentes, yo hasta sería capaz de ser indulgente con un presidente que una tarde se equivoca, pero el hecho de ser la tónica habitual, me hace pensar que se está siguiendo una línea marcada por alguien de antemano y eso me molesta bastante más, pues no me gusta que planeen el engañarme. Esto es para lo que la Comunidad dec laró la fiesta como BIC, algo que sigo sin entender y que cada vez comprendo menos. Parece más algo folklórico que otra cosa. Y del públioc ya hablaré en una próxima entrada.
Un saludo

Iván dijo...

"A propósito de Madrid (I). ¿Dónde está el toro?"

EN PAMPLONA!

Enrique Martín dijo...

Iván:
Ójala que también los haya en el campo y que nadie los desprecie para sus grandes tardes de triunfos.
Un saludo