jueves, 2 de septiembre de 2010

De blogs taurinos

Manolete, como todos los años en Agosto



Nadie puede negar el fenómeno que suponen los blogs taurinos, ventanas de una corrala por las que cada vecino expone su opinión y otro le responde, pero con la particularidad de respetarse los turnos, de disentir con ese mismo respeto y de no ser una jaula de grillos, salvo excepciones, por supuesto; porque no todo es idílico, también hay quien vomita improperios gratuitamente. Los hay más o menos severos, más o menos toristas, más o menos fieles a un torero, pero casi todos persiguen un mismo fin: luchar por una pasión.

Voy a hacer un verdadero esfuerzo por no dar nombres, aunque si alguien vive ajeno a este fenómeno y tiene curiosidad por conocer a los integrantes de esta legión de aficionados, sólo tiene que echar un vistazo a la larga lista de enlaces que adornan este mismo blog. Pero también existen los detractores, los que consideran que esto es un patio de vecinos sin rigor, y donde no existe imparcialidad en la información. Quizás ahí pueda radicar su error porque yo no considero que un blog deba ser absolutamente imparcial, ni ser una fuente de información. Es como si a un amigo le exigimos esto mismo cuando charlamos con él de toros. Para eso hay otros medios, unos más fiables que otros. Lo que sí encontrarán en los blogs es la opinión personal de su autor sobre un hecho taurino; no es infrecuente poder seguir una feria a través de estas opiniones y para ello sólo tenemos que mirar a la feria de Bilbao.

Pero el motivo de esta entrada no es describir lo que todo el mundo sabe. El motivo de ponerme a escribir sobre este fenómeno es una circunstancia que creo dice bastante de la situación actual de la fiesta. Aficionados que se supone que sienten esto como una pasión, con el ánimo a prueba de bombas, llegan a la conclusión de que esto no tiene sentido, que la fiesta es un coto cerrado y podrido que no tiene remedio. El último caso ha sido el de Civilón, al que no conozco personalmente, y el primero que despertó mi preocupación fue Martín Ruiz Gárate de Taurofilia, al que sí que conocí en mis años de abonado de estudiante en las Ventas. Y esto sin hablar de los que ya han manifestado esta misma intención de dejarlo todo. ¿Qué está pasando para que estos señores se marchen? Y que conste que no digo que abandonan, porque creo que eso no es posible. Pero parece evidente que nos están empujando a un precipicio para que dejemos de dar la murga y no molestemos más a empresarios, figuritas, ganaderos, gacetilleros y demás indeseables de la fiesta.

Más de uno ha tenido que soportar que les llamen cualquier cosa, con la famosa coletilla de “sé que no lo vas a publicar”, defendiendo a un torero, achacándonos que nunca nos hemos puesto delante de un toro, que vivimos amargados, que no nos gusta nada, vamos, un extenso repertorio que seguro que nos resulta muy familiar. Y ante todo esto nos encontramos solos, aislados y a veces nos surgen las dudas. ¿Para qué vale el que yo dedique tiempo y materia gris para clamar en el desierto? Y encima intentamos reprimir nuestros gustos personales con la pretensión de ser lo más justos entre los justos, como si fuera pecado tener debilidades y como si esto quitara valor a otras afirmaciones.

Yo, particularmente, siempre he intentado hacer saber a otros compañeros de red que no están solos, que siempre hay alguien que se pasea por su espacio, que unas veces está de acuerdo y otras no, pero que se les escucha. Incluso un bloguero muy seguido por muchos bromeaba diciéndome que me veía por muchos sitios haciendo comentarios, y no voy a dar su nombre, ni a decir que es de Granada, y que, aparte de ser demoledor en muchos de sus textos, también ha conseguido hacerme reír a carcajadas en varios momentos. Pero aparte de expresar mi opinión, quiero hacer saber que lo que se dice no cae en saco roto. Unas veces expreso mi punto de vista, pero otras muchas simplemente estoy.

Quizás uno de los rasgos de los que se pasan por los blogs sea la generosidad para reconocer el trabajo del que está a su lado o para aplaudir un texto o una idea. Y no voy a entrar en la generosidad de compartir material con el compañero. A mí me han llegado copias de revistas antiguas, de artículos y hasta libros y vídeos desde el otro lado del Atlántico, desde Aguascalientes. Pero ya he dicho que no quería dar nombres, aunque todos sabrán quien escribe desde México, Granada, Zaragoza, Linares, Castellón, Valencia, Pontevedra, Sevilla, Badajoz, Salamanca, Huelva, Córdoba, La Rioja y muchos más sitios, incluido Singapur, y por supuesto desde Madrid, y el que seguro me he pasado por alto imperdonablemente. Pues que todos sepan que aunque pueda fallar algún día, a todos se les escucha y que tenemos nuestra fuerza, estoy convencido. Incluso había pensado en poner manos a la obra para crear una asociación de blogs de toros, pero sinceramente creo que eso podría matar nuestra esencia y seguramente que acabaríamos renegando de ella, y acabaría en manos de taurinos y aspirantes a taurinos que sólo quieren medrar y sacar provecho. Sería un trámit inútil para encajonar la libertad de muchos. De momento creo que es mejor dejar esto como está.

29 comentarios:

Iván dijo...

Si no te lo he dicho antes, te lo digo ahora Enrique.
Envidio tu forma de escribir, tu manera de expresarte, tu forma de dibujar, tu exquisita afición...
Logicamente es envidia sana.
Creo que en esta entrada has dejado claramente todo lo que conlleva esto.
No puedo añadir nada más.
Un abrazo!

eltorodelajota dijo...

Enrique, apenas llevo siete meses en esta locura que a mí me gusta llamar la "blogosfera taurina" y no te imaginas la de alegrías que me ha dado. Satisfacción de aficionado.

Necesidad diaria de leer los diferentes blogs... a ver de qué puedo escribir hoy que resulte de interés...

Mi blog en particular y la blogosfera en general se ha convertido en una sana adicción que está multiplicando por varios mi afición a los toros. Yo estoy encantado, y cada día más.

He descubierto a verdaderos aficionados, incluso a algunos ya he podido conocerlos en persona, de los que leo sus crónicas de tal o cual festejo o discuto sobre esto u otro tema. Para mi, la información en tiempo real, cercana, veraz, sin pejaes que pagar, libre y particular se encuentra en los diferentes blogs taurinos. No siempre estaré de acuerdo con sus reflexiones, pero se que eso que escriben es auténtico, redactado desde la libertad del aficionado que no le debe nada al taurinismo oficial. Nuestros blogs no están patrocinados por toreros ni empresarios.

Es verdad que ya son varios los blogueros que han cesado su actividad. Os echamos de menos. Hay que reconocer, que tener un blog con cierto dinamismo y actualizado periódicamente, lleva su tiempo, tiempo que hay que descontar del ocio personal del que cada uno dispone.

Pero no menos cierto es que nuevos blogs aparecen cual flor en primavera. Cada vez somos más. Mi experiencia personal en este maravilloso mundo de la blogosfera taurina proviene de una desmedida afición, pero lo que realmente me hizo emprender la aventura de escribir mi propio blog fue los dos o tres meses que estuve leyedo a diario a los aficionados que ya lleváis en esto un buen rato. Me pegastéis un puyazo en toda la yema y me vine arriba. Creo que desde nuestra humilde posición podemos hacer muchas cosas por la Fiesta. Entre otras, denunciar los fraudes y desverguenzas que a menudo se cometen. Con eso ya podemos justificar nuestra existencia.

Enrique, me ha parecido magnífica la idea que expones al final del post. Lo que tu llamas una "Asociación de blogs". No se la fórmula, ni como articular y dar forma a esa idea, pero me ha resultado tremendamente atractiva. Tendrás en mí un colaborador decidido para cualquier actividad que quieras empreder en esta dirección. Creo que se pueden unir fuerzas, aunque sea solo para conocernos personalmente y hablar de lo que más nos gusta, sin perder ni una pizca de la frescura y libertdad que rezuma cada uno de los blogs que componen este maravilloso universo taurino en la red.

Felicidades por el post.

Viva la Blogosfera Taurina!!

PD: Me vas a permitir enlazarte. A veces es bueno hacerse un poco de autobombo y ser coorporativo, en el buen sentido de la palabra.

eltorodelajota dijo...

Enrique, apenas llevo siete meses en esta locura que a mí me gusta llamar la "blogosfera taurina" y no te imaginas la de alegrías que me ha dado. Satisfacción de aficionado.

Necesidad diaria de leer los diferentes blogs... a ver de qué puedo escribir hoy que resulte de interés...

Mi blog en particular y la blogosfera en general se ha convertido en una sana adicción que está multiplicando por varios mi afición a los toros. Yo estoy encantado, y cada día más.

He descubierto a verdaderos aficionados, incluso a algunos ya he podido conocerlos en persona, de los que leo sus crónicas de tal o cual festejo o discuto sobre esto u otro tema. Para mi, la información en tiempo real, cercana, veraz, sin pejaes que pagar, libre y particular se encuentra en los diferentes blogs taurinos. No siempre estaré de acuerdo con sus reflexiones, pero se que eso que escriben es auténtico, redactado desde la libertad del aficionado que no le debe nada al taurinismo oficial. Nuestros blogs no están patrocinados por toreros ni empresarios.

Es verdad que ya son varios los blogueros que han cesado su actividad. Os echamos de menos. Hay que reconocer, que tener un blog con cierto dinamismo y actualizado periódicamente, lleva su tiempo, tiempo que hay que descontar del ocio personal del que cada uno dispone.

Pero no menos cierto es que nuevos blogs aparecen cual flor en primavera. Cada vez somos más. Mi experiencia personal en este maravilloso mundo de la blogosfera taurina proviene de una desmedida afición, pero lo que realmente me hizo emprender la aventura de escribir mi propio blog fue los dos o tres meses que estuve leyedo a diario a los aficionados que ya lleváis en esto un buen rato. Me pegastéis un puyazo en toda la yema y me vine arriba. Creo que desde nuestra humilde posición podemos hacer muchas cosas por la Fiesta. Entre otras, denunciar los fraudes y desverguenzas que a menudo se cometen. Con eso ya podemos justificar nuestra existencia.

Enrique, me ha parecido magnífica la idea que expones al final del post. Lo que tu llamas una "Asociación de blogs". No se la fórmula, ni como articular y dar forma a esa idea, pero me ha resultado tremendamente atractiva. Tendrás en mí un colaborador decidido para cualquier actividad que quieras empreder en esta dirección. Creo que se pueden unir fuerzas, aunque sea solo para conocernos personalmente y hablar de lo que más nos gusta, sin perder ni una pizca de la frescura y libertdad que rezuma cada uno de los blogs que componen este maravilloso universo taurino en la red.

Felicidades por el post.

Viva la Blogosfera Taurina!!

PD: Me vas a permitir enlazarte. A veces es bueno hacerse un poco de autobombo y ser coorporativo, en el buen sentido de la palabra.

Peterlulupan dijo...

A mí me parecen los blogs una forma maravillosa de compartir ideas y de comparar puntos de vista. Con los blogs pasa lo que con las relaciones en la vida real: hay gente con la q se es más o menos afín, pero siempre es enriquecedor escuchar. Eso sí, siempre cuando la comunicación parta del respeto y del deseo de entendimiento... Esto de nuevo como en la vida "real"... a quien no esté en esa onda, buena gana de perder el tiempo con él. Pero igual q ahí fuera siempre encontramos gente que merece la pena, la mayoría de los blogueros de toros son gente con mucha educación y humanidad, que utiliza su materia gris, como tú dices. Así que, por lo que a mí respecta, que sigan los blogueros por mucho tiempo compartiendo sus ideas. Al fin y al cabo, es mucho más lo que nos une que las diferencias de opinión que puedan tenerse. Y además, qué carajo, que lo bonito es aprender de diferentes opiniones.
Huy, esto no sé si es exactam respuesta a tu post, pero es la reacción que m ha provocado

Xavier González Fisher dijo...

Enrique: A mí me pasa lo mismo que a tí y no pierdo la esperanza de que varias de las bitácoras que han se tienen hoy por "cerradas", un día de estos reanuden su actividad.

A veces es dífícil mantener el paso en contra de la corriente y aún más, cuando se siente o que no "se agradece" el tratar de mantenerlo o que uno no consigue lo que pretende con ello.

En este "lado oscuro" (los "profesionales" dixit), podemos expresar lo que pensamos y dejar que otros lo lean, vean y comenten, como bien dices, generalmente en un ambiente de respeto y que enriquece la afición de uno, que es lo que al final nos tiene aquí.

Un abrazo.

David Campos dijo...

Enrique:
Después de leer esta entrada, he de reconocer que yo ya hubiese dejado mi blog si no fuera porqué gente como tú, como Antonio Díaz, como Loca un poco y todos los que me visitais, me habéis hecho recapacitar sobre mi decisión de abandonar Toros de Tinta.
Aquí me encuentro como en casa, considero esto mi familia de blogeros y vuestros comentarios, sean los que sean, siempre infunden el ánimo necesario para seguir adelante.
Yo no soy tan luchador como vosotros, pero sí que vuestro trabajo es necesario para trabajar en pro de la Fiesta. Es gratificante leer blogs como el tuyo o el de Antonio Díaz, donde se dicen verdades como puños, muy bien redactadas, por cierto. El otro día leí la entrada de Antonio: "Piratas del Nervión" y creo que es de premio.
Yo también te animo desde aquí a que continues, como el bravo, en tu pelea, aciertes o te equivoques, pero diciendo siempre con sinceridad lo que piensas.
Muchas gracias por tu blog, por tu sinceridad y por tu apoyo. Un fuerte abrazo!

Pd: No hemos hablado todavía de quien es el supercampeón de Europa y el actual líder de la liga. ¡¡Que equipazo, amigo!! ¡¡Que equipazo!! ¡Como hemos disfrutado! ¡¡¡Atleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeti!!!

Enrique Martín dijo...

A todos muchas gracias. Normalmente tengo la costumbre de contestar a todo el mundo uno por uno, pero en esta oportunidad me váis a permitir que lo haga a todos. Creo que todos coincidimos en la esencia y estas respuestas me refuerzan la idea de la generosidad.
A mí como a David me encantaría poder encontrarme con muchos de los blogueros, lo que no siempre es fácil, pero estoy seguro de que podríamos pasar horas y horas hablando de toros.
Pues nada, si tan convencidos estáis, sigamos todos adelante. A cruzarnos a adelantar la muleta, la pierna pa'lante cargando la suerte y a correr la mano hasta detrás de la cadera y si es necesario un eficaz macheteo para esos "pregonaos" de los taurinos.
Un abrazo a todos

Scotty dijo...

Enrique, soy un abonado de las ventas de 22 años y queria decirte que eres mi blog de cabecera, y desde este enlazo a los demas si algun tema me interesa. No estoy en absoluto de acuerdo con muchos de tus comentarios, y de tus filias y fobias pero te leo siempre, porque es una fuente de sabiduria poder aprender de aficionados tan veteranos. En la variedad esta el gusto, y gracias por hacerme ver la parte mala de castella, o la buena de frascuelo o muchas otras cosas mas... Un saludo muy fuerte

Enrique Martín dijo...

Scotty:
Por lo que dices, eres uno de los aficionados cautivos de Las Ventas, que seguimos esperando que el año que viene sea mejor. Además creo que no debes ser nada malo como aficionado, sobre todo porque admites que otro te pueda abrir los ojos con éste u otro torero. Eso está al alcance de muy pocos y yo lo admiro y lo envidio. Espero no defraudarte nunca, como al resto de la gente, pero no por decir algo que esté equivocado o no, que lo estaré, sino por no decri lo que relamente pienso. Porque los errores se pueden subsanar, la mentira a propósito es bastante peor. Y lo único que me queda es invitarte a la grada del seis que es donde tengo mi cuartel en la plaza de Madrid, para charlar un rato de toros.
Un saludo

Juan Medina dijo...

Una afición común, con gustos variados y múltiples enfoques. Esto nos une y nos hace fuertes. Los intereses terminan por debilitar la cohesión de los grupos y haciendo fuertes sólo a unos pocos. Por eso no soy muy partidario de asociaciones y militancias. Prefiero la libertad y la generosidad de la que puede presumir la blogosfera taurina. Y de las que tú, Enrique, has sido un ejemplo animándonos a muchos con tus comentarios a seguir adelante y a saber que “alguien” estaba ahí detrás.

Un abrazo para ti y para todos los que estáis ahí detrás.

Enrique Martín dijo...

Juan:
Como tú dices, cada uno aportamos una visión diferente, que es lo que enriquece todo este tinglado. Y si no, que a alguno nos dijera hace unos meses que iba a haber un blog taurino en el que la numerología tiene un papel importantísimo. Pues sí señor y además tiene mucho sentido y fundamento; a las pruebas me remito. Por no hablar de tus comentarios llenos de profundidad. Un saludo

pepete dijo...

De acuerdo contigo,
algunos blog solo están para meterse con los aficionados sobre todo uno con un hortera fondo rosa.

Antonio Díaz dijo...

Hay un teorema que dice que cada vez que desde la conexión a internet de un piso de 90 metros -con hipoteca a 25 años-, un aficionado clausura un blog, en una mansión con grifería de oro, una familia de taurinos descorchan una botella de champán.

Yo solo espero que cuando llegue la hora de chapar mi blog, remuevan con energía la botella del champán y se la pongan como lavativa por allí abajo.


Un abrazo para los que se marcharon pero que siguen ahí detrás, apoyando, comentando y sufriendo con nosotros.



Saludos

Enrique Martín dijo...

Pepete:
En los blogs, como en botica, hay de todo, pero ahí estamos para poder elgir el que más nos convenga, nos convenza o nos guste. Por lo menos nos dejan esa libertad de elección. Un saludo

Enrique Martín dijo...

Antonio:
No sé si tú llegarás a cerrar el blog, igual que no lo sé ni del mía tan siquiera, pero de momento voy a ver si se les pasan las ganas de tanto esperar. Como decía el amigo Xavier González Fisher, si ladran es que molestamos. O por lo menos esa era la idea de la frase.
Y te digo más, tengo la sensación de que blogs como el tuyo molestan a más de uno, y no todo el mundo tiene ese privilegio de hacer que se atragante el caviar al señorito.
Un saludo y pa'lante.

Gimo dijo...

Unamonos en esta blogosfera y defendamos nuestra fiesta de todos estos trincones ganduros, empresarios, toreros del oropel y demás gentuza. Muy atinado en la escritura Enrique, un abrazo a la distancia

eltorodelajota dijo...

Los toreros siempre han tenido miedo a lo que escribiría de él el crítico taurino de turno. Les daba pánico. Estos críticos eran gente respetada y generadores de corrientes de opinión. De ahí su angustia ante una mala tarde y el palo que se iba a llevar en la crónica del día siguiente.

En la actualidad, salvo honrosas excepciones, el periodista/crítico taurino es un adulador sin complejos que almuerza en restaurante de servilletas de seda con los que por la tarde serán los protagonistas de sus crónicas.

Ese vacío crítico de la Fiesta lo hemos llenado los blogs. Mágnifica labor la nuestra, y perdonad la pedantería. Estoy seguro que muchos taurinos nos siguen, nos leen y nos sufren. Seguro que más de un torero ha salido de las Ventas y en el camino al Hotel, dentro de la furgoneta con su cuadrilla, ha pensado en voz alta: "A ver que dice mañana el cabrón de la Grada Seis".

Enrique Martín dijo...

Gimo:
Coincido contigo en que unidos podremos luchar mejor por sacar a la fietsa de este agujero.
Un abrazo desde la misma distancia

Enrique Martín dijo...

David:
Nunca había pensado que ningún torero me tuviera en tanta estima para pensar en cual sería mi opinión. No he podido evitar sonreir con la expresión final, aunque llegar a eso quizás está demasiado lejos y poco accesible.Además, mira lo que son las cosas, desde el primer día pensé que leerían el blog los aficionados, pero nunca la gente del toro. No les veo tan preocupados por la fiesta como para querer interesarse por lo que se piensa por ahí. Ellos están aislados en su burbuja. Y de los periodistas, antes la crítica partía del propio crítico, ahora parece que como tú dices, se consensúa en esa comida de compinches.
Un abrazo

Gil de O. dijo...

Tuve muy claro desde el primer momento que de dedicarme a la crítica taurina, tenía ante sí una gran renuncia que era la de mi posible amistad con mis idolos; ademas con el doble efecto de que tenia que dejar debajo del escalón de la puerta de mi casa una pasión que me salía de muy dentro.
Renuncié a mi amistad con Paquirri, renuncié a mi amistad con Antonio Ordoñez. Siendo profesional de la industria de la carne y de los piensos, renuncié a mi amistad con Empresarios y Ganaderos, así como a mi relación comercial con ellos. Es duro el periodismo taurino independiente. El dinero lo contamina todo.
Alguno se ha marchado por que no puede con el peso del "trillo". Las muescas de las rejas son demasiado profundas y al no poder tirar de él, se ha "rajao". Se justifica diciendo que lo hemos quemado, cuando ha sido él sólo quién lo ha hecho, por pretender nadar entre dos aguas, que si en las cuerdas de Paco de Lucía quedaba bien, en los sones de la profesión crítica del Toreo es abrasador.

Gil de O.

Tercio de Pinceles dijo...

Querido Enrique,

Que ni por asomo el desánimo caiga sobre los bloggeros taurinos, pues son la opinión del pueblo en la red al margen de los complejos sitios web con cientos de visitantes y publicidad andante.

Es muy enriquecedora la labor que estais (estamos) haciendo entre todos. Y tú, con tu afición, sapiencia y arte más.

Un fuerte abrazo,

Luis

Enrique Martín dijo...

Gil de O.:
No creo que usted tuviera que renunciar a la amistad, seguroq que serían eñños los que dieran ese paso, porque si usted obraba con sinceridad, aunque pudiera equivocarse, nadie puede ser rechazado por decir lo que se piensa. Esto que nos cuenta dice mucho de la condición humana y la de los taurinos. Pero seguro que puede dormir tranquilo todas las noches, y eso vale mucho.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Luis:
Siempre es una alegría verte por aquí. Además tú eres uno de esos ejemplos de los que desde su parcela lucha por esto que llamamos fiesta de los toros. Basta con pintar un lance con toda la verdad, para decir que lo otro no es mentira.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Ánimo y adelante Enrique
Un abrazo
Pgmacias

Enrique Martín dijo...

pgmacias:
Muchas gracias y mientras nadie lo remedie, aquí seguiremos.
Un saludo

Andres dijo...

Ánimo para todos los bloggeros taurinos, en especial para ti Enrique, que ya sabes que te sigo siempre aunque me encuentre a miles de kilometros de casa.
He aprendido mucho leyendo tus entradas y espero seguir haciéndolo.

Un abrazo fuerte desde Singapur.

Enrique Martín dijo...

Andrés:
No sabes la fuerza y la energía positiva que transmites desde tan lejos y el ejemplo que supone para los demás ver como se puede mantener viva la afición desde tan lejos y desde un país tan poco proclive para el taurinismo. Desde el primer día que te identificaste siempre se te tiene muy presente y se desea ayudarte para seguir alimentando tu afición.
Un abrazo hasta Singapur

MARIN dijo...

Bueno Enrique, siento haber tardado tanto tiempo en descubrir este blog. A partir de ahora seré un asiduo, te lo aseguro. Comentarte que para mi es un orgullo tenerte como seguidor en El Retoñal, ese humilde sitio que he creado para expresar mi opinión, a veces acertada y muchas equivocadas, pero bueno, para eso estamos, para seguir aprendiendo.

En relación a lo que comentas de los blogs taurinos, decirte que gracias a los blogs estoy consiguiendo hacer cada dia mas fuerte mi afición. El intercambiar opiniones, afines o no, todas respetables, es lo que enriquece a una persona.

Yo, personalmente tambien he tenido que aguantar "ataques" en el mio, incluso de gente bastante aficionada. E incluso he tenido la sensación de plegar alguna que otra vez. Pero desde mi posición del que alguna vez "humildemente" se puso delante, siempre me gusta levantarme despues de las volteretas. Así que seguiremos dando guerra hasta que el cuerpo aguante.

Enhorabuena por el blog Enrique. Un saludo desde Huelva.

Enrique Martín dijo...

Marin:
Siempre es una algría descubrir buenos blogs de toros. Lo de estar de acuerdo o no eso es lo de menos. Lo importante es el respeto y saber valorar la opinión de los demás. Yo en ese sentido me siento muy afortunado porque los lectores que se lanzan a comentarme son de diez y son los que más de una vez han tirado de mí para seguir en el ruedo. Yo ya me he pasado por el Retoñal y se está muy cómodo y muy a gusto, así que ya nos seguiremos viendo, te lo garantizo.

Un saludo