jueves, 26 de diciembre de 2013

Salen a la luz escuchas a dos políticos de partidos antagonistas

Aquí hay más de uno en la luna


La Brigada de Escuchas Especiales Antivicio ha revelado el producto de una serie de trabajos encargados por el gobierno para identificar posibles grupúsculos de antiespañolismo en la Administración Pública. El escándalo parte de dos diputados nacionales, uno del partido del gobierno y otro de la oposición, PP y PSOE, quienes no estaban de acuerdo con la posición oficial de sus partidos sobre ciertos asuntos de gran trascendencia. A continuación se reproduce la transcripción de la conversación mantenida entre ambos políticos.

-          ¿Xose? ¿Eres tú?
-          Hombre Currito ca… piiiiiiii. Cuánto tiempo.
-          Ya ves, he estado con un lío de coj… piiiiiiii.
-          ¿Sí? No jo… piiiiiiii. Yo estuve con lo de la comisión taurina de los hue… piiiiiiii.
-          No jo… piiiiiiii. Al final se aprobó, que de pu… piiiiiiii madre. No veas que respiro, yo pensaba que al final la echábamos para atrás.
-          Pero si tú votaste absteniéndote, ¿por qué no votaste que sí?
-          Jo… piiiiiiii porque no puedo, se me ocurre desobedecer la disciplina del partido y ya me puedo despedir de salir en las listas en las próximas elecciones.
-          Pero, ¿te gustan los toros?
-          La ost… piiiiiiii, lo que más me mola del mundo, es una pasión, es una locura, me gustan un hue… piiiiiiii. Habría dado mi mano derecha por defender esta ley.
-          ¡Huy la ost… piiiiiiii, pero no me jod… piiiiiiii. Pu… piiiiiiii política y pu… piiiiiiii partidos.
-          ¿Por qué? Anda que te quejarás tú, que has estado todo este tiempo con toreros, ganaderos, en fincas, en el campo, en tertulias a favor de los toros. Ya me habría gustado a mí.
-          Y una mier… piiiiiiii.
-          ¿Qué?
-          Pues que a mí no me gustan los Toros, que yo soy de Ferrol y es ver a un toro sangrando y se me revuelve todo por dentro, no puedo ver la sangre, me mareo, no aguanto.
-          No me jod… piiiiiiii. Si te he visto mogollón de tardes en los toros y hablando por la tele defendiendo la ley esta que habéis aprobado.
-          ¡Buah! Si a mí lo que me gusta son los percebes, las nécoras y el ribeiro. Si cuando iba a la escuela daba un rodeo por no pasar por donde las vacas, con ese pestazo a boñigas frescas. Pero como mi partido somos los más españoles y el prototipo de españolismo, pues hala, a los toros, como al jefe no le gustan, pues hala, Xose a la comisión taurina y a fumar puros como una locomotora.
-          Pero eso sí que mola…
-          Y un coj… piiiiiiii Yo no he fumado en mi vida. Ya te digo, yo soy como tú, casi hasta antitaurino, fíjate tú, pero la pasta es la pasta y me he tenido que adaptar. Tú sí que me entiendes.
-          Y una po… piiiiiiii como la manga de un abrigo, a mí me han gustado los toros de siempre, pero como parece que es demasiado carca y poco progresista, pues me toca jode… piiiiiiii y llevo años sin pisar una plaza de toros a cara descubierta. Jod… piiiiiiii que yo fundé la Peña “El puyazo” de Trigueros.
-          Curro, no me jod… piiiiiiii ¿Es eso posible?
-          Como te lo cuento. Si cuando me voy a los toros de estrangis, aparte de tener que ponerme una peluca rubia y barba, con 40º a la sombra en el mes de julio en Pamplona y en la feria de Málaga en pleno agosto, a mi secretaria y a mi jefe les digo que me voy a un club de carretera a echar una canita al aire, y  mi mujer cree que soy un pervertido y me tiene arrinconado en otra habitación y durmiendo en un sofá al que le rechinan hasta los flecos de los cojines.
-          Pero Curro, eso es muy gordo. Jo… piiiiiiii yo me pensaba que a los socialistas no os gustaban los toros.
-          ¿Que no? ¡Pufff! Los días que torea José Tomás hay desbandada general en Ferraz.
-          ¿Y si os vais todos a los toros, qué problema hay?
-          Pues que oficialmente nadie va a los toros.
-          ¿Y cómo sabes entonces que todo el mundo se escapa para lo mismo?
-          Pues porque todos nos vamos de put… piiiiiiii
-          Jajajajajaja. Mira que sois panolis los socialistas.
-          Claro, como tú vas cuando quieres, ¿o no vas?
-          Te voy a confesar algo, yo no voy casi nunca y cuando voy es para salir en la tele para dar el pego de buen español, pero me paso las dos horas en el bar o mandando wasaps a los colegas.
-          Entonces, ¿cómo opinas con tanto acierto?
-          Porque conmigo viene Galindo, un conserje del Ministerio que sabe la ost… piiiiiiii de toros y me cuenta lo que ha pasado y yo lo repito.
-          ¿Y cuando dices que vas a los toros y no vas, dónde te metes?
-          Me voy de pu… piiiiiiii
-          Xose no me jod… piiiiiiii, me cag… piiiiiiii en mi madre.
-          Como lo oyes. Pero tengo que disfrazarme, porque siempre te puedes encontrar allí a algún compañero de partido, incluso a algún cabeza de listas.
-          Pero si vosotros sois los defensores de la Fiesta, si vuestro partido está lleno de aficionados.
-          Que va, que no hombre, que no. Mira uno es de Pontevedra y no fue nunca, no distingue un burro de un toro, a otro no le saques de la música, que se nos pierde, otro se pasa el rato en el gimnasio y sólo piensa en sus musculitos, otro…
-          Vale, vale. Pero entonces estamos haciendo el Gili.
-          No hombre, eso lo hacemos los de mi partido, porque a vosotros no os gustan los Toros, como a mí.
-          ¿Que no? No sabes tú la cantidad de facturas que llegan al partido de alquiler de pelucas, barbas y lentillas de colores entre los meses de mayo y junio a Ferraz. Lo que pasa es que en el concepto suelen poner que es por el alquiler de juguetes eróticos, lubricantes y preservativos de sabores.
-          Claro, también os entiendo, porque si os pillan los de Izquierda Unida, la jod… piiiiiiii, porque os levantan el voto progresista y antitaurino, que seguro que los tenéis al acecho.
-          ¿Esos? Esos están tan jodi… piiiiiiii como nosotros.
-          ¿Y eso?
-          Pues porque si se ponen la peluca canta mucho, todo el mundo sabe lo de ponerse unas melenas postizas, tienen mucha tradición en eso en este partido.
-          No me jod… piiiiiiii que también son aficionados.
-          ¡Huy! Pero de la ost… piiiiiiii. No te haces una idea. Si hasta celebran capeas en la clandestinidad, con pasamontañas y bajo la prohibición de no poder hablar, no vaya a ser que les coloquen por la voz.
-          Pero esto es un poco absurdo.
-          Ya te digo, pero, oye, ¿te importaría pasarme una entrada cada vez que vaya Galindo? Así el hombre no va sólo y yo despertaré menos sospechas.
-          Vale, pero a cambio tienes que decir a las chicas del club que te cubren, que me hagan un precio especial, que al final te sale la cosa por un pico.
-          Hecho. Oye, te dejo que viene el jefe y me va a pillar con el vídeo de Nimes de José Tomás.
-          Vale, vale, cuelga.
-          Ciao.
-          Ciao.


Ahí queda la prueba fehaciente del embrollo en que están metidos nuestros políticos. La Brigada no ha querido facilitar nombres, aunque uno parece que puede ser un diputado del PP por Lugo y el otro uno del PSOE por Cádiz, ambos con residencia habitual en Madrid, pero este es un punto que aún queda por confirmar. Les daremos cuenta de cualquier novedad que se produzca en este tortuoso asunto.

10 comentarios:

Juanito dijo...

Enrique jamas e leído una entrada como esta es la leche, si te puedo decir que cuando recogi firmas en mi pueblo de 1750 que recogi solo dos se negaron y personas de todos los partidos me las firmaron, y a todos le informe de ILP y de en caso de que se aprobara volvería haber TOROS EN CATALUÑA y en esto el gobierno y el congreso no han tenido Coj... de sacarlo tal y como los pedíamos. Menuda pandilla de impresentables en general.

MARIN dijo...

jaaaaa jaaaaaa!!! Ostias que bueno Enrique, aquí ya lo has boradao!!!! Si supiera mas de uno que esta conversación es mas habitual de lo que pueda parecer...

Es que la leo y la vuelvo a leer y mas me gusta. Por aquí abajo hay mas de uno del PSOE y de IU que le gustan mas los toros que a las vacas, pero cuando le preguntas que si han firmado para la ILP, o si ellos tuviesen que votar a favor o en contra, son capaces de dar mil duros por comprar un agujero donde meterse. Eso si, estan todos bien colocaditos.

Y luego estamos los otros, los que para unos somos unos fachas porque nos gustan los toros y para los otros somos unos rojos porque salimos a manifestarnos por los derechos humanos. Y lo que no saben ni los unos ni los otros es que a mi me importa un carajo la Política, ni me he puesto en mi vida una peluca, y lo mas importante, no me la pienso poner. Pero vamos, que no te escondas que tu eres de los mios.

Un abrazo. Jaaa jaaa jaaa... es que me descoj...piiiii. Eres un crack...que bueno Dios mio!!!!

Alberto Ariza Moreno dijo...

Enrique:

¡Extraordinario! Cada vez que te leo pienso que ya es imposible que lo mejores, pero con el siguiente escrito me vuelves a sorprender y te vuelves a superar. No sé como lo haces, pero es increíble.

Te he contestado en mi blog al comentario que me pusiste, pero te lo vuelvo a decir aquí: ¡escribe un libro!

Un fuerte abrazo y espero con ganas la siguiente superación.

andres dijo...

Que bueno Enrique. Así vamos por la vida. Es una pena, penita, pena que se haya confundido el cu...pi con las témporas y que los toros se estén posicionando como la expresión del más rancio españolismo tan querido a la derecha y que parezca que por ser de izquierdas tienes que estar en contra de las corridas de toros. En realidad esto de los toros no nos interesa más que a unos pocos aficionados y a los que piensan que pueden meter la cuchara política o económica.
Repito, que bueno. Eres un imprescindible con tus comentarios. Andrés

Enrique Martín dijo...

juanito:
Muchas gracias. Esto es evidente que es una invención particular, pero quizá haya estado muy cerca de producirse antes de esas votaciones en el Parlament. No me creo que todos los que votaran sí o no lo hicieran en conciencia.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Marín:
Ya sabes, unos confunden el culo con la témporas. Nada tiene que ver la ideología con una afición como esta. Lo que me da pena es que supuestos aficionados se avergüencen de algo así y que se quieran esconder. Ya no por el hecho de ocultar que les gustan los toros, sino por consentir que manden en su persona de esta manera y que se dejen imponer lo que les debe gustar y lo que no. Y todo por un puesto. No sé, pero creo que también hay que servir para estas cosas y en esto, tú también eres de los míos, hay cosaas para las que no valemos, afortunadamente. No veas la tranquilidad que es poderle mirar a tus hijos a los ojos y decirles que tienen que ser personas íntegras y personas de bien, porque al menos ven que uno hace lo posible por serlo. Otra cosa es que lo logre, pero bueno, aún tengo tiempo. Jajajajajaja.
Un abrazo fuerte mi amigo

Enrique Martín dijo...

Alberto:
Se lo decía a una amiga el otro día; es muy fácil, te coges una obsesión y pasas la realidad a través de ella, a ver qué pasa. Y lo que pasa son estas cosas.
Un abrazo y ya te iré diciendo cómo va el libro.

Enrique Martín dijo...

Andrés:
Muchas gracias por tus palabras. Ya ves, se confunde todo. Te ponen un uniforme y tienes que cumplir con todo. Quizá para que seamos más previsibles, pero claro, no caen en la cuenta de que cada uno es de su padre y de su madre.
Un abrazo

David Campos dijo...

¡Hola Enrique! perdona la incursión en tu entrada, nada más que para felicitarte, aunque tarde, la navidad y desearte un fantástico 2014. Cómo sabes ya hace tiempo que mi pasión fue destrozada por el toreo actual y no me muevo mucho por aquí. Aún así, de vez en cuando, os hago una visitilla.

Un fuerte abrazo!!

Enrique Martín dijo...

David:
Qué sorpresa y que alegría. Te deseo lo mismo para ti y espero que pronto podamos disfrutar de tus luces de acuarelas. Se echan de menos.
Al menos hay otra parte del corazón que tenemos llena de ilusión, aunque al final acaben ganando los de siempre, pero que nos quiten lo "bailao": Aúpa Aleti.
Un abrazo fuerte