miércoles, 3 de junio de 2009

Esto sí que es torear



Después de una feria infumable, siempre es bueno refrescarse el espíritu con cosas como esta. Esto es lo que simplemente se puede decir que es torear, esto es Morante, y el que quiera imitarlo que lo intente. Y si el que quiere es alguno de esos pegapases que deambulan por las ferias como los titiriteros lo hacían con sus carros de mulas, pues saldrá ganando él y todos los que vamos cada tarde a los toros, como si fuera la primera vez, con la ilusión de que algo nos emocione de verdad. Gracias a la página de la plaza de Madrid por permitirnos revisar una y otra vez estos vídeos.

4 comentarios:

Emilio Roldán Hernández dijo...

Menuda tarde nos regaló Morante...la verónica del segundo 44 del vídeo que has colgado es la más bella y con más duración que he visto en directo en una plaza de toros. Qué temple, qué maestría, qué arte, qué sentimiento. Memorable. Para que luego nos pongan para comparar, el indulto-regalo de Manzanares en Sevilla...

Enrique Martín dijo...

Emilio:
Para mi Morante puede ser muy grande, pero si sigue con esas bobonas, puede que pierda todo el crédito. Fue juntarse con Curro Vázquez y adiós la luz, se nos fue. Eso sí, no admite comparación con ningún torero modernito.
Un saludo

Emilio Roldán Hernández dijo...

El mano a mano con Cid EN sevilla con vitorinos tuvo uno que le dejó lucirse. En esa tarde, y sin funcionar los toros, vimos más toreo que en cien tardes con burras. Deberia acercarse más a las corridas de toros y menos a las que lidian sus compañeros domeqticantes. Sería un gusto verle con adolfos o cuadris en Madrid o en cualquier plaza de compromiso. Su toreo casa muy bien con el trapío del toro-toro.Seguramente, nos lo perdamos...En saludo amigo.

Enrique Martín dijo...

Emilio:
Si solo tiene que mirarse en el pasado. Su mejor momento fue cuando estaba con el toro, aunque tampoco eran leones que se le fueran a comer. A mí también me gustaría verle con una corrida de esas y verle en lidiador. Creo que nos íbamos a divertir.
Un saludo