viernes, 28 de octubre de 2011

El G- 10, José Tomás, la tele y la mamá de Tarzán

Hasta los niños quieren rendir homenaje a Antoñete. Pues aquí queda constancia


La vida no para de sorprender a uno. Ahora resulta que los chicos “Ges” han tomado la determinación de arreglar el pitote de la televisión. Ya parecen cansados de que el empresario decida, actúe y cobre por ellos, que se tienen que conformar con lo que les den y suponer a priori que va a haber buena fe por parte de la tele y el empresariado. Vamos, algo muy parecido a lo que en su día reclamó y sigue manteniendo José Tomás, apoyado en su momento por Joselito y secundado por Esplá, casi a costa de costarle su carrera.

Ahora resulta que estos maestros se nos han puesto una vez más reivindicativos y, años después, han decidido meterle mano a la tele. Que no digo yo que no tengan razón, que seguro que la tienen, pero después de lo que ha llovido, de lo que se ha oído y de los reproches que se han hecho, podemos decirles que “a buenas horas, mangas verdes”. Y estando en posesión de la razón, lo que a lo mejor no han elegido bien es el momento de exigir lo que creen que les corresponde. En un momento en que la fiesta de los toros no pasa por uno de sus mejores momentos, quizás uno de los peores, tanto en cuanto a aceptación social, como a la calidad e interés del espectáculo, a lo que además hay que añadir la coartada que supone la crisis. En nombre de esta crisis se pueden cometer todos los atropellos que podamos imaginar y que en otras circunstancias nadie se atrevería ni a imaginar.

Resulta que esta circunstancia parece haber disparado las alarmas en el canal taurino de la tele oficial y oficialista de las ferias y que incluso se plantea hasta su posible desaparición. Ignoro si este puede ser el motivo que origina tal hecho, pero ¿quién nos dice que esto pueda ser una simple excusa? Hasta podría servir como cortina de humo y ocultar un posible fracaso del canal o simplemente una rentabilidad muy por debajo de las expectativas iniciales. Sería una pena, porque a pesar de los locutores y comentaristas, no se puede negar el bien que hace a la fiesta y sobre todo al maltratado aficionado.

Lo que yo me pregunto es qué les ha hecho cambiar de opinión a los mandones del toreo y pasar de un colaboracionismo empalagoso con la tele a un posible plante a las cámaras. Igual se nos han envalentonado después del éxito en las gestiones para pasar a Cultura, aunque puede que no se hayan parado a pensar en la diferencia entre una y otra empresa. Por un lado, a los señores políticos les importa bastante poco esto de la tauromaquia y si los señores toreros quieren cambiar de ministerio y no cuesta dinero, pues se cambia, como si quieren que a partir de ahora se les llame señores artistas, ¿qué más da? Que con su pan se lo coman. Pero lo de las corridas televisadas es otra cosa. Ahí se le toca el bolsillo a demasiada gente, que además coincide que son de los que más poder tienen en este tinglado; después de la mamá de Tarzán, por supuesto.

Resulta que van y le dicen a los señores empresarios que a partir de ahora no van a ganar tanto con la tele como antes y a los señores de la tele que lo mismo que antes costaba cuatro, ahora será cuatro y un pellizquito más. Y los unos y los otros vuelven la mirada al que paga, para ver si se encarecen un poquito más el precio de las entradas. O sea, lo de siempre. Tres discuten y paga un cuarto, ese que no puede, ni debe protestar, al que se le respeta con pulcritud su sacrazo derecho, el pagar y callar. Para que luego digan que no son mirados estos señores.

Lo que a mi me gustaría oír ahora es la opinión de todos aquellos que se despacharon a gusto con José Tomás, que con tele o sin tele, es él único que todavía llena las plazas con solo poner su nombre en los carteles. Les aplicamos a los “Ges” la misma teoría, esa que decía que el que no quería ser televisado era para que no se vieran sus carencias, ni los torillos que mataba, ni para tener que enfrentarse a los sumos pontífices del toreo del s. XXI. Ellos que han hecho del cemento un actor más de la fiesta, que han institucionalizado la bobona chocha desmochada y descastada y que procuran no molestarse entre ellos, no vaya a ser que alguien se enfade. Ellos que se creen capaces de todo, como si fueran la mamá de Tarzán repartiendo justicia, sabiduría y besos repetidos, como las abuelas. Veremos, o no, en que queda todo esto de los toros en la tele y si en el tan cacareado canal de toros veinticuatro horas nos pondrán las ferias más importantes o toda la serie de Tarzán de los Monos, el rey de la jungla.

23 comentarios:

Xavier González Fisher dijo...

¿Y qué va a pasar si no les pagan los derechos de imagen como ellos quieren? Pues simplemente, que van a "prescindir" de ellos en las ferias de la tele... Y no podrán hacer lo que José Tomás, porque él es uno, pero ya habiendo varios, lo mejor va a ser dejarlos en casa.

No hay mal que por bien no venga. A lo mejor eso permite una "poda" al escalafón y el paso a toreros nuevos y con ansia de ser.

I. J. del Pino dijo...

Bueno amigo Enrique, creo que tu reflexión nos acompaña inevitablemente a un abismo, por desgracia real.
Como bien dices...no es el momento, pero no lo es para quien quiera continuar con esto.
Sabes qué creo?, que los "Ges" están viendo el principio del fin y por si acaso, antes de que caiga Roma, intentan hacer acopio del máximo número de tesoros posibles.
Un apocalíptico pero sincero saludo.

Luis Domínguez Barco TAUROPINIONES dijo...

Si es verdad que el canal toros tiene 200.000 abonados como dice Molés, a 15 euros por abonado son 3 millones de euros al mes que multiplicados por los 12 meses del año suman 36 millones de euros. Yo no sé muy bien si con 36 millones de euros el canal toros puede ser rentable o no, pero me parece que es muchísimo dinero y tampoco tengo claro si parte de ese dinero se lo tienen que llevar los "ges" los empresarios o el equipo de Molés o quizás volver a lo del 33. Lo que tengo claro del asunto es quiénes van a ser los que pierdan en todo esto. Los aficionados.
Un saludo Enrique.

Pepe Pastor dijo...

Solo falta la mona "Chita"

Un abrazo

Enrique Martín dijo...

Xavier:
Esa posibilidad que apuntas no es nada descabellada. Igual hasta ahora tanto los "Ges" como los demás, pensábamos que ellos eren el problema y la solución, pero a lo mejor solo son lo primero, y si los que manejan el dinero se dan cuenta de ello, no digo que desaparezcan todos, pero si unos cuantos que tienen menos fuerza y poder de lo que se creen.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

I.J. del Pino:
Esa sensación flota en el ambiente desde hace tiempo, que quieren "arrebañar" todo lo posible y a toda prisa. Y no sé si esto se acaba, que tiene toda la pinta, pero a lo m,ejor hay alguien que se está dando cuenta de que por este camino no vamos a ninguna parte y que estos niños y sus corifeos están estirando demasiado la goma.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Luis:
Dinero tiene que haber y mucho, otra cosa es que sea tanto como unos creen y que esto de los toros se ajuste a lo que se llama, horrorosamente, lo políticamente correcto. Pero la conclusión de todo es clara y definitiva, como bien dices, al final siempre paga el mismo, el aficionado, que no se dan cuenta que es quien mantiene todo esto, con su dinero y con su ilusión. Y de las dos cosas cada vez queda menos.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Pepe:
No preguntas quien es la mona Chita, porque igual nos ponen a los aficionados, aunque al final es la más lista y la que hace lo que le da la gana. Y a lo mejor en este caso se encuentran que la mona Chita se ha ido al fútbol, al cine, a la disco o donde sea que disfrute más que en los toros.
Un saludo

Gil de O. dijo...

A la Plus, bueno al Molés, le han dejado solito para que campe por sus respetos. No hay otros por lo que hacerlo, de todos modos. Es el amo, y está segando a la altura que le da la gana; ahora se está llevando el cogollito; y si tuviera que hacerlo más bajo, también lo haría. Son muchos los millones que genera la Televisión a nivel mundial, que también lo toca, no lo olvidemos. No vemos nada más que la punta del iceberg. La "Tajá" está siendo para este señor, que a estas alturas el Canal, sería lo de menos, la infraestructura la posee Molés.
El pecado más gordo de la Fiesta es Molés, que es quién lo está cometiendo, aunque se esté señalando con el dedo a JP y a los Geos, como máximos responsables, lo que no significa que les exima de la responsabilidad que le concierne y que para nada ejercen.

Un saludo de Gil de O.

Enrique Martín dijo...

Gil de O.:
Que alegría verte por aquí. Parece mentira a lo que ha llegado Molés, quien lo diría en sus inicios, aunque seguramente que siempre habrá sido así, solo había que esperar a que se fuera quitando de en medio a quien tenía por encima o no entraba en el carril que él marcaba. Coincido contigo en esa responsabilidad, que no hay que irse muy lejos para ver en como nos afecta a los aficionados. EN Madrid, por ejemplo, llevamos años aguantando una feria pensada para loa tele y para el público de fuera de Madrid. Los abonados de Madrid solo somos extras de relleno para las retransmisiones y los taurinos además se ven obligados a bailarle el agua. Si no entras en lo ir al palco o entrar en el programa a las tantas de la madrugada y a aguantar las bobadas del señor Molés y Cía, estás perdido. Y claro, como el aficonado no tiene sitio en el palco, ni en la radio, pues es un enemigo al que hay que eliminar. Y poco a poco nos están echando de los toros. Pues para ellos la plaza. EN Madrid ya hasta las novilladas, los diferentes certámenes, están montados para la tele. Un domingo te la ponen a las 20:30 y el siguiente, sin tele, a las 17:30.
Un saludo y gracias por pasarte de nuevo por esta tertulia.

Xavier González Fisher dijo...

Enrique, Luis: ¡3 millones de euros! Eso en España. Habrá que sumar lo que se levanta fuera de allí. Aquí en México, una "versión tropicalizada" de telemolés, que incluye solo la transmisión de las corridas de determinadas ferias, cuesta 80 euros por temporada. Lo interesante sería saber cuántos suscriptores tiene en ese "subsistema", porque también allí se levanta una buena pasta...

Diego Cervera Garcia dijo...

Enrique:
Yo creo que estos chicos del G10 van a morder la mano de quien les da de comer y por no decir que le van a hacer mucho daño al aficionado que no se puede desplazar a una plaza y como recurso tiene el canal 24 h de toros.
Pienso que la televisión les ha beneficiado más que perjudicado.
Y en el aspecto del aficionado pienso igual, la televisión a sido un escaparate para poder vivir ciertas ferias que si no fuese por la plataforma digital no hubiese podido vivir, claro ejempló de la feria de Fallas, Feria de Abril, etc….
Yo estoy indignado.
Un saludo.

Enrique Martín dijo...

Xavier:
El negocio está claro, si no, no llevarían los años que llevan y cada vez ampliando el número de ferias, pero ya se sabe que la avaricia rompe el saco y es capaz de llevarse por delante cualquier cosa. No me imagino el potencial que pueden tener en América y la cantidad de gente que podría conectarse.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Diego:
El beneficio está fuera de toda duda. Lo malo es cuando uno empieza a querer buscar dinero de debajo de las piedras y al final acaba vendiendo la cubertería y la vajilla de la familia. Igual estamos en ese momento.
Un saludo

Juan Medina dijo...

Enrique:

Dijo esta semana Sarkozy tras la cumbre europea: "Hemos evitado una catástrofe al mundo entero". Y se quedó tan pancho.

Dirá Molés este invierno tras la adjudicación de Las Ventas a quien él decida: "Hemos evitado una catástrofe al mundo entero".

Lo insinúa de vez en cuando en las retransmisiones: No se le puede "dar" Madrid a un empresario medio y que un día no haya toros y se suspenda una corrida de San Isidro. Añade siempre: "Sería un escándalo. Lo recogerían todos los medios. La Fiesta saldría dañada".

¿Qué coño estarán tramando unos y otros a espaldas siemnpre de los que pagamos entradas y taquilla de tv?

Lo único claro para mí es la dignidad de José Tomás que tan bien explicas en tu entrada. A buenas horas los demás se apuntan.

Un saludo.

Enrique Martín dijo...

Juan:
Como muy bien apuntas, ¿qué estarán tramando? Todo parece oscuro y truculento. Eso sí, esos niños caprichosos ahora quieren imitar a José Tomás, ahora se dan cuenta de que lo que él pedía era bueno para todos. Dicen que el rectificar es de sabios, pero en este caso creo que queda mucho más claro que esta panda no lo son.
Un saludo

Gil de O. dijo...

Madrid tiene la palabra. La palabra es AUTOGESTION. Es la tabla de salvación de la Fiesta
La maquinaria está engrasada para entrar de lleno en el Segundo Circuito encabezado por la propiedad de las Ventas, La Comunidad. Es el momento ideal y crítico para acometer esta iniciativa.
No se vayan a nombres de relumbrón.
Recuerden Florito, no era nadie como corralero, bueyero o cabestrero en Las Ventas y hoy es toda una Autoridad.
Hay mucho personal preparado, con nombres de andar por casa sumidos en el anonimato, capaces de recorrerse el campo bravo sin problemas; que no debía ser lo básico, ya que los ganaderos, TODOS sin excepción, saben con lo que hay que ir a Madrid.
Es cuestión de ponerlos en fila a los que tengan interés por las Ventas, y por supuesto a dinero. Los Matadores y Toreros en general, por orden de lista -mejor sorteada- dejando en hueco de la terna para un invitado que entraría por actualidad, repetición o posible sustitución. El que se eche fuera -lesión o decisión- al final de la cola de nuevo. En deporte al salir de una lesión hay que volver a ganar el puesto, sea tenis atletismo o fútbol, por poner algúnos ejemplos.
Ya está bien de "plieguecitos ad hoc"; y de conveniencias. Las Ventas tiene la responsabilidad de echarse la Fiesta a sus espaldas.
Segundo Circuito, ya!!!!! Con ese pedazo de abono, llevar Las Ventas es así de sencillo, siempre que la estructura empresarial y administrativa no se olvide. Preparado el grifo para darle media vuelta y poner en la puerta de la calle al que no pueda o no sepa cumplir con su obligación.
Me tengo que mojar, lo siento. Son lineas generales, que tengo mucho más pormenorizadas.

Saludos de Gil de O.

Enrique Martín dijo...

Gil de O.:
Pues ya nos tienes esperando esa exposición detallada. Seguro que estará muy bien fundamentada.
Ese segundo circuito igual habrái los ojos a más de uno, pero primero hay que luchar con los poderes establecidos o que, como tú dices, haya una plaza importante que se decida a dar el paso y que se desmarque de eso que ahora se admite como bueno por la mayoría, pero que al final no llena a nadie. A ver si las ferias dejan de estar montadas según el interés de la tele, o quizás esto sea un error, a lo mejor ahora se montan de acuerdo a los intereses de una persona que pone y quita según su capricho.
Si es joven y prometedro se le coge, se le exprime y cuando ya no valga, a la papelera. Si se pudiera poner en práctica esa iniciativa y si encima funciona, podría ser un vuelco tremendo. Y a funcionar no me refiero a torillos bobos, triunfos a diestro y siniestro e indultos, porque eso ya se ve que no lleva a ninguna parte. La cuestión es que el público vuelva a emocionarse y que no le dé tiempo ni al bocata, ni al cubata y que si alguien se lanza a tomárselo, que no le siente bien porque llegue a dfarse cuenta de que lo que está viendo tiene peligro, emoción y sobre todo mucho mérito. Ójala se produzca el cambio y veamos tanto toro y torero arrinconado en estos momentos.
Un saludo y gracias de nuevo por la visita.

lesaqueño dijo...

a estas alturas de la vida lo que me pide el cuerpo es
CULPAR A LOS ABONADOS DE LAS VENTAS. LO SIENTO, PERO NO VEO

INDIGNACION POR NINGUN SITIO, QUE ES LO QUE HAY QUE HACER.

SI, HABEIS LEIDO BIEN. NO HAY ERRATAS DE IMPRENTA.

TAMBIEN EN LA POLITICA Y EN LA CRISIS O PARTE DE ELLA NO LA HACEN LOS POLITICOS, SINO, QUINES LES VOTAN, QUIENES LES PONEN AHI. SI OS VA LA MARCHA, TOMAD VEINTITANTAS TAZAS.

EN MADRID ES MUY FACIL HACER FUERZA, YA SE VE QUE NO QUEREIS.

OJO, QUE ES MI PLAZA, COMO NO, FALTARIA MAS, ME DUELE. NO VIVO EN MADRID, OJALA. PERO SACAR CUATRO PAÑUELOS VERDES Y DAR CUATRO PITIDOS A DESPIEMPO NO SIRVE PARA NADA.
LA VERDAD QUE ECHO DE MENOS LAS PROTESTAS DE SALVA -Q E P D- EN SU JUSTISIMO MOMENTO.

si hombre, como no, entiendo que hay muchisimos publicos, los abonados, quienes pagan, quines mandan sacar el abono y quienes van al tendido. perdon, e incluso quienes regalan la entrada.

SEGURO QUE EN EN MAS DE UNA OCASION TODAS ESAS FIGURAS-PERSONAJES ¡¡¡¡SON TODAS DISTINTAS!!!!, CLARO QUE SI, POR QUE NO. TODO TIENE SU LOGICA.

LO QUE NO TIENE NINGUNA LOGICA ES QUE EN LA PRIMERA PLAZA DEL MUNDO SE DE UN ESPECTACULO LAMENTABLE.

ESPERANZITA, HIJA, TEN CUIDADO NO VENGA UN TONTIN CON UNAS TIJERILLAS DE BOLSILLO TE CORTE UN PAR DE HILOS Y BESES LA LONA A LO TONTO.

NO ACABO DE VER A LOS PODERES FACTICOS EN EL CUERNO, NI QUE PINTA EL OPUS.

salu2 del saltillo pequeño

Anónimo dijo...

Los “Hombres G” han empezado a mover en culo en cuanto intuyen que se les va a tocar el bolsillo (ni más, ni menos que lo que haríamos todos). Se rumorea que los empresarios se van a reunir con ganaderos y matadores para bajar su caché (supongo será el de las figuras porque si se dijera lo que cobra la mayor parte de matadores en San Isidro sería una vergüenza para la empresa).

El “subvencionismo taurino” está disminuyendo, justo como lo están haciendo otros muchos capítulos en nuestra quebrada sociedad (cosas de la crisis). O se buscan
nuevos cauces de financiación o se mejora la calidad del producto ofrecido para a atraer a un mayor número de aficionados a las plazas. Lo contrario supondría una merma en el número de festejos, lo cual a su vez supondría la desaparición de un mayor número de ganaderías y de profesionales taurinos.

A José Tomás le dejaron solo, como en su día dejaron a Esplá o anteriormente a Antonio Bienvenida. Ahora, como bien apuntas, parece que se han dado cuenta que lo que él pedía es bueno para todos (más vale tarde que nunca). No les falta razón, la mayor parte del pastel debe ser para quienes se juegan la vida en el ruedo, no para el tío del bigote y adláteres, y no me refiero precisamente al del linimento.

Entiendo que los “Hombres G” miren por lo suyo, yo también lo haría. Pero ¡mira por dónde! que sus intereses no van por caminos convergentes con los de una serie de aficionados, ciertamente una minoría, entre los cuales me incluyo. Los “Hombres G” miran por lo suyo pero no miran por la integridad del espectáculo. Y es que lo principal es el toro y los toros que vemos últimamente en las plazas mayoritariamente dan pena y, cuando no la dan, ya se encargan ellos (vía picador) en bajarle los humos. Esta última temporada he estado muy atento al “sonido de la plaza”, cuando se oye mucho murmullo, es que no pasa nada en el ruedo. Desgraciadamente, así ha sido en una aplastante mayoría de ocasiones.

Con mis compañeros de tendido muchas veces hemos comentado algo parecido a lo que dice Gil de O. Entiendo que Las Ventas no es la plaza de Madrid (esa es Vistalegre). Las Ventas es la plaza de España y, como tal, tiene que servir de referente al resto de plazas. Tiene que ser la plaza donde, ya que hay oportunidades para un buen número de profesionales, también debería haberlas para un buen número de ganaderías y como salvaguarda de la poquita casta que aún queda en el campo bravo. Fórmulas puede haber muchas, abogo por una en la cual el toro sea el protagonista principal. Es decir, primero se contrata el ganado y, a partir de ahí, que sean primero las figuras las que elijan y después el resto pero siempre dentro de ganado de garantías. Eso de pedir tal o cual ganadería se acabó, de entre las que contrata la empresa usted puede elegir si es de los primeros del escalafón. Otra fórmula sería dejarles que escojan una de “corte artístico” pero también tiene que lidiar otra de “corte torista” (véase ejemplos como Garcigrande-Palha o Cuvillo-Victorino). Paralelamente y fuera de ferias se debe potenciar el ganado y primar a aquellos que lo dan todo en la plaza. Por ejemplo, contratar ganado de calidad, me da igual que sea corrida de toros o novillada y que, a juicio de una comisión de entendidos (por ejemplo: el ganadero, un miembro del estamento periodístico, un representante de las peñas taurinas, un representante de la empresa y un representante de los abonados) que el mejor de la terna repita el Domingo siguiente, lo cual haría subir el nivel.

Soy consciente de que estas palabras caerán en saco roto pero ¡qué bonito es soñar!

Un saludo
J.Carlos

Enrique Martín dijo...

Lesaqueño:
Anda que no vines dando, te sale la casta a la mínima. Pero te tengo que dar la razón, aunque me pese. Las Ventas ya no es lo que era y podríamos usar la excusa de que los que la llenan no son los aficionados de antes. Pues es verdad, pero eso también es signo de la degradación de la plaza. Además, Madrid ya no quiere protestar; Madrid quiere pasarlo bien y que le dejen en paz, quiere triunfos, orejas y que al paisano lo saquen a cuestas. En Madrid se protestan los mansos, se les aplaude en el arrastre, se aclama a los mentirosos y se ataca al que disiente. No te voy a negar la responsabilidad que nos toca, pero en parte también entiendo a los que se conforman y aflojan el tren, pero es muy complicado enfrentarte a tanata gente y que lo menos que te recuerden es a tu madre y tu poca capacidad intelectual. Sí que es verdad que podría ser la plaza que abanderase un cambio, pero ahora mismo estamos atrincherados esperando que no pase el enemigo de la fiesta. Quizás nos vendría bien que los de arriba nos echaran una manita, pero de momento solo parece que nos la van a echar al cuello. Esperancita, con toda su declaración de BIC, ha dejado a la fiesta de la mano de Dios, y lo que antes era ir a ver al toro y delante a un torero, ahora es un mero acontecimiento social.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

J. Carlos:
Sí que es bonito soñar, sí. Lo que tú estás pidiendo es algo parecido a lo que ocurría antes, cuando el aficionado contaba más, cuano el ganadero tenía más poder y cuando los torerillos no tenían tanto, cuando había verdadera competencia y los contratos se firmaban en el ruedo y si te ibas más hacia los medios, más firmabas. Hoy todo esto es un monolito indestructible al que no dejan acercarse a nadie y el que se acerca es para incrustarse en él y poder vivir de las rentas. A mí la duda que me queda es saber si esto tal y como va, cuanto peor mejor o cuanto peor, más próximos estaremos a la desaparición.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

J. Carlos:
Sí que es bonito soñar, sí. Lo que tú estás pidiendo es algo parecido a lo que ocurría antes, cuando el aficionado contaba más, cuano el ganadero tenía más poder y cuando los torerillos no tenían tanto, cuando había verdadera competencia y los contratos se firmaban en el ruedo y si te ibas más hacia los medios, más firmabas. Hoy todo esto es un monolito indestructible al que no dejan acercarse a nadie y el que se acerca es para incrustarse en él y poder vivir de las rentas. A mí la duda que me queda es saber si esto tal y como va, cuanto peor mejor o cuanto peor, más próximos estaremos a la desaparición.
Un saludo