miércoles, 19 de octubre de 2011

Padilla, la humanidad de los grandes

Uno de los muchos miuras que le quedan por torear a Padilla


Nunca me habría pensado que Padilla pudiera haber despertado en mí tantos sentimientos y tanta afinidad. Al ver su imagen se me vienen a la cabeza recuerdos muy personales, muy íntimos y muy dolorosos, sobre lo vivido por un ser muy, muy querido hace ya algunos años. Esas imágenes saliendo del hospital y dando gracias a todo el mundo como si no hubiera motivo para estar allí esperándole, me han conmovido. Primero me han sorprendido, porque me esperaba verle mucho más desfigurado, aunque siempre es demasiado. Y unos días después no me podría nunca imaginar que se pudiera poner en pie.

Dicen que ante la adversidad y la enfermedad es como se ve la condición de cada persona. Pues este hombre de allá abajo, después del castigo sufrido se ha venido arriba con casta y bravura y ha demostrado lo que es. Tendrá sus ratos malos, ¿qué menos? pero verle así ya dice mucho de lo que es y como es. Creo además que no me equivocaría al decir que todo el mundo, aficionado y no aficionado desearía tenerle delante, darle un abrazo, desearle toda la suerte del mundo y transmitirle la admiración que se ha ganado a fuerza de su sangre.

Un señor al que un toro le ha partido la cara, pero que uno de sus primeros pensamientos y agradecimientos se los dirige al toro y a su mundo, cuando si se hubiera callado nadie le habría censurado. Pero no, él ha querido disipar de un plumazo cualquier tipo de duda y a la primera de cambio se puesto del lado de aquello que tanto dolor le ha provocado. Y se podrá decir que después de más de 40 cornadas, igual ya está habituado, pero no creo que nadie se acostumbre a ello y mucho menos quien verá lo cerca que estuvo la de la guadaña cada vez que se mire en un espejo.

Creo que ahora mismo todo el planeta de los toros está en deuda con él, y no me refiero a calmar cualquier tipo de remordimiento, que por mi parte no existe. Pero sí creo que a cada uno lo suyo. Cuando no estaba de acuerdo con su toreo se lo manifesté en la plaza y ahora que constantemente nos está dando una clase magistral de dignidad, también hay que hacérselo saber. A mí me encantaría que la temporada 2012 de la plaza de Madrid se inaugurara con un festival homenaje al torero jerezano. Ya lo he esbozado en Twitter, pero mi bisoñez en ese medio no me permite demasiados alardes. No estaría mal y creo que sería de justicia, que la plaza con la que tuvo sus más y sus menos, pudiera hacerle sentir el calor y el cariño que Madrid sabe dar como pocos sitios. Me da igual el ganado, me da lo mismo los compañeros y creo que el aspecto económico tampoco sería lo más importante, pero sí que Juan José Padilla vea como se le entrega esta plaza, llena hasta la bandera. No sé como se hace esto en Twitter, pero para los próximos inquilinos de los despachos de Las Ventas sería un buen comienzo el que escucharan un “madridyeltoroconpadilla”.

26 comentarios:

Diego Cervera Garcia dijo...

Enrique:
Muy pero que muy emotiva tu entrada.
Como este es mi blog voy a extenderme a lo largo y ancho ya que se me que tengo tu permiso.
Para mí, más que el torero está el hombre, ese hombre que salió del ruedo con un hilo de vida ya que se vivieron momentos de auténtico drama en el quirófano de la plaza de toros de Zaragoza.
Con estas imagines en la rueda de prensa, Juan José no ha dudado en salir a cara descubierta mostrando sin titubeos la cruda realidad que puede guardar el mundo del toro.
Yo no sé si volverá a vestirse de luces o no, poder ser que lo haga para quitarse este sinsabor tan amargo,(y no es por ser pájaro de mal agüero, pero el percance es fortísimo y las secuelas psicológicas pasan factura) pero lo que si tengo claro es que el mundo del toro está en deuda con él, y como tu bien dices, que mejor escenario para dicha deuda que la plaza de toros de las ventas, dando igual el ganado y los figurantes del cartel.
Hoy Juan José, y como tu bien dices una vez más, nos ha dado una lección de muchas cosas, y eso no se aprende en la escuela, esas clases o se llevan dentro o no se llevan, y seguro que parte de esas clases vienen impuestas por este mundo que tanto nos atrae, pero que de vez en cuando tienen esta realidad tan cruda, por eso el mundo del toro es tan grande, a veces por sus glorias y a veces por sus sinsabores que van unidos incondicionalmente.
Ya no me extiendo más. Un abrazo!

Manolo Troya dijo...

Sensacional idea Enrique.¿ Quien ha dicho que la critica seria, veraz y ética, no va acompañada de la sensibilidad y el sentimiento ?.
Esta mañana viendo a Padilla, tan solo me ha salido del alma una palabra, TORERO, pero de los grandes porque su tauromaquia es grande, basada en la gallardía y el respeto al Toro.
Me apunto a la idea que has tenido, donde ha brotado la sensibilidad de un gran aficionado, como tu eres.

Un Saludo.

David Campos dijo...

Enrique:

Las imágenes de ayer conmueven a cualquiera. Tengo referencias de que es un gran tipo y, verlo así, realmente destroza el alma.

Espero y deseo que los avances de la medicina surtan efecto en este rostro desfigurado pero con un corazón íntegro. ¡Qué sinceridad y qué ejemplo!

Hoy más que nunca: #fuerzapadilla.

Un artículo emocionante para un hombre que me ha emocionado.

Un abrazo!

Pepe Pastor dijo...

Pues claro que si, Enrique, también me apunto a ese merecido homenaje,pero deseando que se le haga en San Isidro con Padilla en el ruedo vestido de luces. Un abrazo

Enrique Martín dijo...

Diego:
Me satisface mucho que consideres este blog como tuyo, aquí lo tienes para lo que quieras.
Yo ahora mismo no me planteo ni regresos, ni nada con Padilla, solo que se ponga bien y que la recuperación le sea lo más leve posible. Aunque parezca un contrasentido, creo que solo está empezando este calvario. Le deseo toda la suerte del mundo.
Un saludo para tí.

Enrique Martín dijo...

Manolo:
A mí no solo me ha emocionado, sino que me ha pegado un empujón para poder luchar contra lo que venga. Es tod un ejemplo.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

David:
Ahora le viene un camino muy largo. Pero seguro que mantendrá la misma dignidad o más.
un saludo

Enrique Martín dijo...

Pepe:
Ójala que lo pudiéramos ver en San Isidro, pero creo que va a haber que tener mucha paciencia.
Un saludo

MARIN dijo...

Sensacional idea Enrique. Yo no te puedo ayudar mucho en esto del Twiter, pero creo que seguro habrá alguien que te ayude.

Ayer pudimos ver la definición de las fuerzas de un hombre. Estuvimos hablando con su hermano Oscar el otro dia y le pregunte por la persona, ya que el torero queda ahora en un segundo plano. Le dije a Oscar que me preocupaba el estado de moral del torero y sus palabras fueron contundentes: Esta fatal. Y aun así tuvo la valentia de salir ayer a pecho descubierto para dar gracias a todo el mundo. Este hombre es envidiable Enrique.

Un saludo y ojala se cumpla tu proposición.

Enrique Martín dijo...

Marín:
Esas palabras de su hermano fueron muy claras y quizás es el reflejo de loque Padilla ve que se le viene encima. Y hablamos del torero, pero lo de la familia es capítulo aparte. Como el hermano está dispuesto a dejar todo por estar con Juan José. Realmente admirable.
Un saludo

Anónimo dijo...

el sabado me fuí a zaragoza a ver la corrida de cuadri y tenía muchas ganas de ir porque quería llevarme una cosa especial para el ciclón. El viernes por la tarde me pasé media tarde uniendo una pancarta hecha de folios que rezaba: ANIMO CICLÓN. Por la noche le dibujé unas banderillas para que fuera más visible (de lo que ya era).
Cuál fué mi sorpresa cuando al colgarla en la plaza (andanada del 5) me dice mi cuñado que le dijo un amigo que la había visto, los del plus la habían enfocado.
La alegría fué mayor cuando, ya avanzada la corrida, me envian un sms con la foto de la captura del canal plus con mi pancarta bien visible. La enfocaron varias veces. Si con mi pequeño gesto pude aportar mas ánimo y fuerza a ese "ciclon" que bien puesto tiene el mote porque los tiene mas grandes que el caballo de Espartero, estoy feliz por haberle aportado mi granito de arena.
Al acabar la corrida me fuí en busca de Moles and company para que hicieran llegar mi pancarta. Se la dí a Cuberta y desconozco si se la dieron a Padilla, a mi me dijeron que se la darían.

ANIMO CICLÓN.

Una venteña

lesaqueño dijo...

muy bien enrique.
fuerza padilla, cuidate, venga, animo TORERO. ARRIBA ESA CASTA TUYA.

un saltillo pequeño, desde aqui te da un abrazo BIEN FUERTE.

Isa Molina dijo...

Me ocurre igual que a ti, muchas veces no he estado de acuerdo con su tauromaquia, pero al César lo que es del César, Padilla se ha mantenido en el escalafón temporada tras temporada matando toros que otro no han visto ni en pintura, y por eso siempre tuvo mi respeto. Además no tengo palabras para expresar lo que he sentido viendo el vídeo de la salida del hospital, la entereza que tiene es un ejemplo para todos.
Juan José Padilla se merece un festival homenaje en Las Ventas, una gran idea Enrique.

Este es el hastag en Twitter:
#madridyeltoroconpadilla

Enrique Martín dijo...

Venteña:
Que historia más buena y que recompensa para un trabajo que solo estaba destinado a dar ánimos y no a recoger ningún reconocimiento, pero ya se sabe, como dice la canción, cada uno da lo que recibe y recibe lo que da. Aunque seguro que nunca te habrías imaginado ir a buscar a Molés para una cosa así ¿Verdad?

Enrique Martín dijo...

Lesaqueño:
Si es por los ánimos que le están mandando, seguro que se recuperá.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Isa:
Muchas gracias. Me gustaría que alguien tomara la idea y que podamos rendirle homenaje en la plaza.
Un saludo

Xavier González Fisher dijo...

Enrique: Las "deformaciones" de uno a veces se lo llevan por delante. Nací, crecí y me crié entre médicos (aunque después, felizmente "torcí el camino" y me hice abogado) y esa manera de ver la vida me enseña que lo duro apenas empieza para Juan José Padilla.

Los "15 días en sanar" del típico parte médico ya pasaron y ahora viene una larguísima etapa de recuperación. El ánimo del torero es excelente por lo que se lee y escucha y ese punto de partida es excelente, pero sí, como dices, lo que Cañabate llamó "el planeta de los toros" tendrá que estar alentando constantemente a Padilla, porque el camino, como digo, apenas inicia.

¡Fuerza Padilla!, y que Dios reparta suerte...

Anónimo dijo...

Ya ves Enrique. La última vez que me acerqué a Moles fue para preguntarle si se sabía algo de la reaparición de JT (no ésta ultima sino la anterior, la de los 5 años de vacaciones) y me dijo ¡Hay un 99% de posibilidades que reaparezca el año que viene!, reapareció 3 años después jajajaja con eso digo todo....

Una venteña

Enrique Martín dijo...

Xavier:
Según parece, ya en el hospital tuvo esos momentos de desánimo. Aparte de esa recuperación que está a la vista, también le quedan las cicatrices del alma, que no se ven, pero que suelen ser muy profundas. La verdad es que necesita todo el ánimo y cariño que se le pueda dar, que no le va a sobrar ni un gramo.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Venteña:
No es por desanimar, pero la pancarta igual le llega a Padilla en el 2015. Casi mejor que le mandes un mail. Le llegará antes.
Un saludo

lesaqueño dijo...

me encargo de un par de colegas cardenos.
faltaria mas.

que ocasion mas buena para hacer una fiesta de la CASTA.

CON TOROS Y TORERO.

Enrique Martín dijo...

Lesaqueño:
A ver si ven a esos cárdenos las figuritas y se nos espantan.
Un saludo

Anónimo dijo...

¿Un festival a Padilla? ¿Para qué? Para que los que van a colaborar en Quito con la castración de la fiesta luzcan su lado “humano”. Entiendo tu sentimiento puro Enrique, pero los que participarían en ese festival no lo tienen. El festival se lo debemos dar los aficionados acudiendo masivamente a su reaparición; aplaudiéndole cuando le veamos vestido de luces; teniéndolo presente siempre después de su retirada para que su historia no caiga en dique seco como hacemos con Manolo Vázquez, Rafael Ortega, Pepín Martín Vázquez, Lucio Sandín, El Inclusero, Pepín Jiménez y tantos... Servirle un escenario propicio para el lucimiento a los traidores de la fiesta, y de tantos toreros, creo que sería un error. Yo no estaría presente. Me apunto a su reaparición.

Pepe Luis.

Enrique Martín dijo...

Pepe Luis:
Te comprendo, pero lo que yo no sé a ciencia cierta es si volveré a verle de luces. Ójala que sea que sí, pero de lo que sí estoy seguro es del tiempo que pasará. No obstante creo que hay que hacerle sentir el calor de la afición. Y si te digo la verdad, nunca había pensado en esos de que hablas de Quito, porque al final sería para darse ellos un baño de humanidad.
Un saludo

Juanito dijo...

Creo sinceramente que PADILLA supera esta corn´a tan dura por que tiene una casta de matricula de HONOR, otra cosa será la situación que está viviendo la familia, ojala se recupere plenamente y lo vemos el 2012 en la plaza.
Y en hora buena por sus iniciativas Enrique.
¡Suerte y FUERZA para el MAESTRO!

Enrique Martín dijo...

Juanito:
SI te das cuenta, ahora se empieza a ver el caráter optimista o pesimista de cada uno, unos creen que será muy difícil, otros que lo superará, pero todo el mundo le desea lo mejor. Eso siempre se desea para el que ha vivido una desgracia, pero en este caso todavía empuja más esa actitud que está mostrando Padilla. Que no sería difícil que fuese una pose, pero no sé por qué, a él se le ve una sinceridad y dignidad impresionante. Lo mismo ríe delante de todo el mundo, que se emociona y no para de dar laas gracias a todos a cada frase de ánimo a la salida del hospital. Es como si no quisiera dejar pasar ninguna oportunidad de demostrar agradecimiento. Yo ya he dicho que estoy deseando volver a verle con esos horrorosos trajes que vestía, porque si le veo de otra manera, no sería él y yo le quiero ver a él.
Un saludo