lunes, 17 de octubre de 2011

Ya vale con los Cuadri

Ya uno se ha acabado cansando de la ganadería de Cuadri. ¿Se dieron cuenta del sexto toro de la corrida de Zaragoza? Tanto, tanto y sale ese toro. Habrá quien me diga lo del cuarto de esa misma tarde, lo de los de Madrid de este año, la del pasado, los premios de corridas concurso y todo lo que quieran, pero ese sexto. Y no voy a entrar en el quinto, porque todo lo malo que fue no es solo mérito suyo, ¿qué me dicen de la indispensable colaboración de la cuadrilla de Paulita? Así que, que tampoco le pongan al ganadero todo el mérito.

¿Ven como a los buenos ganaderos también les sale un toro malo? Lo suyo sería que se fuera toda la ganadería al matadero y hasta a los cabestros que encelan al ganado para manejarlo de un lado a otro. Y que no me venga ningún aficionado de esos que van con el toro y que si lo de Domecq, que si el toro bobo; no, no me cambien de tema, estamos con los de Cuadri. ¿Cómo es posible que eche cuatro toros buenos, uno de ellos muy bueno, uno no bueno, pero al que le dieron una lidia infame y uno malo y no tome una determinación? Eso es motivo suficiente para convertir la finca en un centro multiusos. Y si nos ponemos a analizar las cosas, que alguien me responda como esta ganadería se considera de las mejores en la actualidad, cuando las figuras jamás de los jamases se han enfrentado a ella. Y lo que es peor, que no tienen ni intención. Con muy buen criterio, porque todos sabemos que el toro grande no puede embestir, que los buenos, buenos, son los bajitos, terciaditos, bonitos y con poca cara. Vamos el tamaño justo para que el toro te entre en una Samsonite y que no te cobren por exceso de equipaje. ¿Quién se puede llevar a un Cuadri bajo el brazo como el que lleva un Cuvillito? Pues nadie. Y si alguien no valora el que un hierro lo maten los de los diferentes “Ges”, que piensen a lo que son capaces de llegar otros cuidadores de toros para que sus pupilos figuren junto a los nombres más rimbombantes de la tauromaquia moderna. Nadie vendería su alma al diablo por nada, ¿no? Y que mejor recompensa que ésta.

Luego nos cuentan la milonga del tercio de varas, que si el toro fue de lejos, que si Castaño estuvo hecho un tío y que derrochó generosidad con el toro. Pero ¡por Dios! ¿A quién le importa eso? Luego se vio como el toro solo tenía veinte o veinticinco pases. Vamos, que ya me veía otra faena como aquella del tal Juan Mora en Madrid, que no duró un suspiro. Y menos mal que Castaño no llevaba la espada de verdad, que si no, aún habría tardado bastante menos. ¿Qué pretendía ese chaval? Primero poniendo al toro de lejos. Como no iba a galopar el animal para ir al caballo, además tres veces. ¡Habrase visto! Luego torea con la gorra puesta; ¿no podría haber brindado a la reina de las fiestas? Pues no Yo es que no entiendo nada. Y para colmo se pone de lejos con la muleta por delante. Eso es no saber, porque todo el mundo sabe que el único caso en que el torero se tiene que poner de lejos es para dar un pase por detrás, mientras se arquea el cuerpo exageradamente encogiendo el culo. Luego le plantas el pico de la muleta así al sesgo y te retuerces con “empaque” y “torería”.
Señores taurinos, unámonos para luchar con estos restos de la tauromaquia antigua e indescifrable, esa que no valora las orejas como se debe y que prefieren ver a un toro galopando contra el caballo, a verlo gazaper para un lado y para otro abanicado por un muleta “poderosa”, describiendo líneas rectas. Pero claro, aquí no caben estos Cuadris, que encima exigen que se les hagan las cosas bien, porque si no se acuerdan y luego lo acusan. Encima rencorosos. Y lo que es peor, uno está con el alma en vilo y la merienda no acaba de sentarte bien, porque claro, uno se emociona y entre ¡ay! y ¡huy! uno coge aire, con lo malo que es eso para la digestión. Ni beber de la bota te dejan.

He leído por ahí que a muchos de esos toristas les encantó la corrida, pero ¿y ese sexto? Claro, nos quedamos con lo que nos interesa, con una visión parcial y sesgada de la cuestión. Nos quedamos con lo que nos da la gana, con los cuatro primeros, destacamos al cuarto, que fue de esos bravos en el caballo y que aún tuvo pases para hacerle una faena de esas que llaman clásicas, que no de las modernistas, y nos olvidamos del sacrilegio de ese sexto. El día que vea a un Cuadri que sale de toriles ya picado, toreado y lidiado y que perdone los pequeños deslices de los toreros durante la lidia, entonces que me avisen. O me conformo con que salga un toro artista, una preciosidad de esas que lo mismo sigue una muleta que una zanahoria enganchada a un palo. Así que… ya vale con los Cuadri.





Fdo.: Un fiel al toreo moderno; como Dios manda.

39 comentarios:

Anónimo dijo...

Dime de que presumes y te diré de que careces. Esto es lo que se le puede decir a este intelectual del toreo que no tiene rubor alguno en opinar de cosas que desconoce por completo. Hace de la ganadería de Cuadri todo un cuadro de despropósitos.

Con el respeto que me merece toda persona, le voy a decir a este aficionado que firma "Un fiel al toreo moderno; como Dios manda", en primer lugar Dios ¿que es lo que manda en esto? y usted tendría conocimientos y valor de decirle al propio ganadero "que se fuera toda la ganadería al matadero", entonces parece que son muchos los que cuenta MILONGAS.
Usted que no hay duda de que es aficionado y a veces parece hasta bueno, no cometa el error de pasarse de listo, porque se puede opinar, pero no asegurar, sobre todo en plan ganadero.

Saludos

Un simple aficionado

P.D.Me gusta aprender, pero leyendo estas cosas poco voy aprender

Anónimo dijo...

Si es que... así no se puede, hombre. Serán pesaos estos toristas con la corrida de marras... una corrida en la que ningún toro se deja hacer una talavantina, no es una corrida de toros moderna. Hombre ya. Trogloditas. Salvajes.

Y ya lo que es el colmo e sdarle premios a esta corrida. Qué desfachatez, qué desvergüenza. Si sólo le embistieron 4 toros. ¿Qué es eso de darle premios a un toro que toma 3 varas, estando por ahí el peluchito de Esparaguero que se dejó hacer mil perrerías? VILLARATO.

Un saludo, Enrique. Has estado cumbre una vez más.

Luis Miguel.

Enrique Martín dijo...

Anónimo:
Tengo la sensación de haberme explicado bastante mal y no haber empleado ni con criterio, ni con claridad el sarcasmo. Ha sido un completo fracaso ai alguien cree primero que le voy a dar consejos a la familia Cuadri, a la que considero unos muy buenos aficionados antes que ganaderos, ni tampoco me atrevería a considerar a este hierro como un auténtico despropósito. Y mucho menos después de ese cuarto toro, que fue galopando al caballo por tres veces y que se arrancó de lejos y con alegría a la muleta de Castaño. Si afirmo que mande toda la ganadería al matadero es de forma irónica, que no he sabido transmitir correctamente, como evidencia su comentario, porque dista mucho de lo que se considera Tauromaquia moderna, esa en que al toro no se le pica y que va y viene a los engaños al paso y sin ninguna emoción. Y por supuesto que Dios no se mete en estas cosas, lo mismo que yo no soy ni mucho menos un fiel aficionado al toreo moderno, que se encuentra en las antípodas de mi idea de la fiesta. Y sí, son muchos los que cuentas "Milongas". Mire le3 puedo enumerar unos cuantos, Marín en su "Retoñal", Antonio Díaz en "Hasta el Rabo todo es toro", Iván en "Orocárdeno", Diego Cervera en Vivir los toros. Mire si hay milongueros. Blogueros que no han dudado en alabar als cualidades de la corrida de Cuadri, con toda la razón del mundo, pero sin intentos de ironía alguna, lo que cual demuestra que además son más inteligentes y que escriben mejor que yo. Afortunadamente están ahí para poder seguir aprendiendo de ellos. Es más, en algunos casos hasta puedo charlar con ellos y oír sus opiniones en vivo y en directo. Así que si quiere aprender, ahí tiene unos pocos de los que puede hacerlo y perdóneme por esta sugerencia. Y no tenga tan claro eso de que soy aficionado y aveces hasta bueno. No se equivoque. Yo me quedo, para mi desgracia, en simple aspirante y carencias tengo a millares, pero en estas no se encuentra la de aconsejar nada a los señores ganaderos de Cuadri, especialmente porque cuando habla cualquiera de ellos, don Fernando o Antonio Abd, lo mejor es callar y escuchar y además de aprender de humanidad, de humildad y de autoexigencia, además se aprende de toros.
Siento no haber podido expresar mis opiniones y de no haber sido capaz de permitir la lectura entre líneas que yo esperaba que se hiciese de esta entrada. Solo me queda esperar que con este comentario le haya podido aclarar algo mis ideas. Muchas gracias por pasarse por aquí y por expresar sus opinión.
Un cordial saludo

Enrique Martín dijo...

Luis Miguel:
Imagino que te darás cuenta, después de leer lo anterior, de lo que me satisface tu comentario y el tono en el que lo has hecho. Ya me quedo algo más tranquilo. Por lo que veo, a ti "tampoco" te llenó la corrida de Cuadri, especialmente ese cuarto estupendo.
Un saludo y gracias, aunque igual ambos tenemos una deficiencia comprensiva ¿no?
Un abrazo

Gloria. Murcia dijo...

El empleo del sarcasmo, siempre denota inteligencia.
Gracias por esta delicia, y a D. Fernándo, pedirle, rogarle, que continúe por la senda del amor al Toro Bravo. Después de Madrid y Zaragoza, una se siente orgullosa de su afición, en muchos momentos herida de muerte. Un abrazo.

Enrique Martín dijo...

Gloria:
Coincido contigo en lo de la inteligenica, pero no todos los que lo intentamos alcanzamos nuestro objetivo. Será por la falta de inteligencia precisamente. Yo me uno a que don Fernando y su familia sigan haciendo alarde de tanta y tan buena afición. Parece mentira que después del cuarto toro, aún tuviera cierto resquemor con los dos últimos.
Un saludo y gracias por la visita

Anónimo dijo...

Enrique, no he visto la corrida por lo que mi opinión no tiene ningún valor. Simplemente me puse de mala leche leyendoa los taurinos, en este caso la crónica de Javier Hernández en Burladero, defenestrando todo lo que huele a torismo.

Afortunadamente, he leído opiniones de aficionados de gran solvencia diciendo todo lo contrario. Me fío totalmente de su opinión, de los que tú nombraste y de algunos otros.

Saludos
J.Carlos

Enrique Martín dijo...

J. Carlos:
Pues ya ves, que muchos prefieren la bobona al toro y a la mínima que pueden se echan encima de los toristas. Todavía habrá quien aunque salga ese cuarto, realmente se queden con el sexto y al quinto lo ven mucho peor, sin echar cuentas de lo que hizo la cuadrilla.
Un saludo

lesaqueño dijo...

como duele ver a una mole, a un pavo, irse asi al caballo.
a un picador tirando el palo, a un torero luciendolo y ver unos garapuyos puestos como dios manda.

QUE PENA QUE NO HUBIESE CENSURA, VERDAD?

no sigo porque me puedo cabrear de verdad.

la ironia y el sarcasmo, que españoles son, pero tampoco estan muy de moda. tambien en esto andamos con falta de casta.

UN TORO BRAVO NO ES UN TORITONTO.
PARA MI, este, ES UN ANIMALITO QUE DA PENA, CRIADO PARA HACER ESO, EL TONTO EN UNA PLAZA DE TOROS y QUE DESPRESPIGIA LA CULTURA DE MI ESPAÑA.

APROVECHO, para que alguien me diga que porcentaje de toros encastados ha tenido este año prieto de la cal y cuantos, cualquier factoria de mas de 80 de saca. y mejor si me lo compara con otros años. muy simple el porcentaje. LOS COMENTARIOS DE OIDO NO ME GUSTAN.

me alegro que en zaragoza vieseis a algun TORO TORO (ahora lo llaman duro, segun tengo entendido), en pocas plazas se pueden ver veraguas y cuadris asi como asi.

SALUDOS DEL CARDENO PEQUEÑO

Isa Molina dijo...

Para continuar con la línea de tu artículo diré que no me gusto nada la corrida. ¿Que es eso de que un toro vaya al caballo tres veces? Si la suerte de varas para lo único que sirve es para quitar pases a la faena. ¿A que se refieren esa panda de locos agua fiestas con lo de la emoción del toro? Si lo que quiere todo el mundo es ver una faena que no dure un suspiro. ¿Quién es Castaño? Donde este una figura del toreo gustándose delante de un toro, eso si que es emoción. ¿Qué es eso de Cuadri? Donde este una ganadería de esas que lidian veinte corridas al año, que triunfan en todos sitios, que para eso las matan las figuras porque son las mejores del campo bravo.

Ahora en serio tu artículo es una visión genial y sarcástica de la corrida de Cuadri, enhorabuena Enrique.
Yo me volví ha emocionar viendo una corrida de toros, cosa que hace tiempo no me pasaba. La corrida tuvo muchas más virtudes que defectos, tuvo emoción y casta, no estuvo al servicio del figura de turno. Bien la actitud de Castaño por lucir al toro, y por torear con tanta verdad, merece más. Don Fernando Cuadri no se da coba, otros en su caso ya estarían cantado las virtudes de la corrida, es que ser ganadero es una cosa y criar toros otra. Lo que ocurre que cuando triunfa un hierro que no esta al servicio del sistema muchos se ponen a escupir bilis.

Saludos.

franmmartin dijo...

Estamos en tiempos de "alfabetos",esos que saben leer un texto pero no "intepretarlo" ,que es lo que persiguen los ilustres mojoneros que nos pastorean, empezando por los "menistros" de ¿Educación?.
No Enrique,la culpa de que no se entienda el humor y la ironía,no es de el que la practica.El asunto es más hondo y comienza en parvulitos.
De todas formas te voy a decir una cosa y perdona por la crudeza:Yo también exijo que los sextos toros de Cuadri sean todos buenos y que los otros cinco no se extralimiten en sus funciones.
Y si no, todos al paredón de los toros que es el matadero, en el cual parecen tener acciones algunos plumillas que intentan "burlarse" de los aficionados.
Un saludo.

Enrique Martín dijo...

Lesaqueño:
No se puede decir que Prieto de la Cal esté en un buen momento. Desde hace años está en un bache y las críticas con este hierro deben ser justas y equilibradas. Como bien dices, no nos podemos cebar con éste y hacer la vista gorda con las factorías. Esas churrerías de bobones sosos y descastados. Pero ahora el toro bueno es el artista, ese que lo mismo te canta una zarzuela, que te escribe una novela. De todo, menos embestir como un toro de lidia.
Un saludo y gracias por tu puntualidad a esta cita.

Enrique Martín dijo...

Isa:
Te confieso que seguro que por esos escupe bilis, cuando veía al toro de lejos estaba temblando para ver como se arrancaba. Luego al verle galopar ya descansaba. Y que verdad es que hay que reconocer el mérito del torero y la cuadrilla, que primero pensaron en el toro y luego en las orejas, que habríasn llegado si nos es por la espada, pero clar, el matar bien es lo fundamental en el toreo.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Franmartín:
Pues sí, el quinto y el sexto también tenían que haber sido buenos y así lo dijo el ganadero. Da gusto ver a un señor que después del cuarto toro no tiene bastante y aún exige también a los otros dos, con toda la humildad y un derroche de afición.
Un saludo

Anónimo dijo...

Sr Martín, me alegro una barbaridad de haber hecho el ridículo tan directo en no comprender la ironía con el que estaba impregnado el comentario, y créame con toda sinceridad que esa alegría en gran medida es porque la idea que tengo de usted como buen aficionado, queda intacta.

Un abrazo

Un simple aficionado

Xavier González Fisher dijo...

"¿Tres veces al caballo y de largo? ¿Qué es eso? Ahora los toros se crían para que pasen y pasen en la muleta señor Martín..."

Eso es lo que te diría un renombrado escribidor de estos temas "de acá de este lado", que para más INRI, es de familia de ganaderos...

Ya te decía en un comentario anterior que los toros "no tienen palabra de honor" y que algunos saldrán "buenos" y otros "malos", pero todos "tienen su lidia". Alguna será "de lucimiento" y otra será "utilitaria", conforme al concepto de cada época. El problema está en saberla dar.

El problema viene cuando los toreros quieren aplicar el mismo cartabón a todos los toros (porque no han visto algo distinto y porque no saben hacer otra cosa) y allí es donde los "agoreros del desastre" alzan la voz y piden "la solución final"...

Es una pena que quienes se supone tienen por misión el "ilustrar" a "quienes no saben", se dediquen a distorsionar así a la afición...

¡Enhorabuena por tu aportación!

MARIN dijo...

Dios Enrique!! me he puesto a leer el artículo y sinceramente... ME HE ACOJONAO. Pero que "yuyu" le ha dao a este tio!! Y es que yo soy mu cortito para eso del sarcasmo. Madre mia!!. Menos mal que luego me ha dado por leer los comentarios.
Creo que lo de los dos ultimos toros "afea" un poco la corrida. No sirvieron la verdad, pero prefiero una corrida con cuatro toros buenos y dos mansos a una con seis mansos. Y otra cosa, la LIDIA completa de Javier Castaño al cuarto no la cambio por toda la temporada entera de las Ventas (y lo siento por los de Madrid).
Pero fijate si son grandes estos GANADEROS, que el primero en no darse coba de la corrida es uno de ellos, Antonio Abad, que fue el primero en comentar en El Retoñal y decir que el quinto no les sirve y el sexto salio manso. Y lo mas importante, sin nombrar para nada las lidias horrorosas que se les dieron. Ahora busca otro GANADURO que hable así sin justificarse.

Un saludo y macho, avisame cuando utilices esto del sarcasmo otra vez que yo no estoy ya pa estos sustos.

Enrique Martín dijo...

Anónimo simple aficionado:
Usted no ha hecho el ídículo, y con esta nueva intervención ha quedado usted en un lugar muy alto. Le repito que posiblemente yo no me haya sabido explicar con la claridad precisa. Quizás otro en su lugar se habría tapado y punto y usted ha vueltad para reconocer lo que cree que es un error, que por supuesto que no lo es. Gracias por poner la defensa de la fiesta ante cualquier idea preconcebida. Aquí tiene este espacio para lo que quiera y si es para hablar de toros, mucho mejor.
Un cordial saludo

Enrique Martín dijo...

Xavier:
Ahí lo dejas dicho, que quieren a todos con la misma medicina y en cuanto sale un toro que no admite dos cucharaditas de jarabe y pide además unas píldoras y unas friegas de alcanfor, ya no saben por donde tirar.
Luego está lo de la distorsión y el beneficio que de ésta se pueda obtener, que por lo visto, debe ser grande.
Un saludo u gracias por pasarte por aquí.

Luis Domínguez Barco TAUROPINIONES dijo...

Enhorabuena Enrique. Un lujo de crónica. No pude ver la corrida pero sí alguna de las otras que nombras a las que ni siquiera en el primer encuentro pican a los toros. Genial el tono sarcástico aunque haya algunos que no lo logren entender.

Enrique Martín dijo...

Marín:
El día en que los Cuadri salgan malos, correré a decirlo, aunque sea con todo el dolor de mi corazón, pero es lo que tú dices, echan cuatro buenos, el cuarto creo que fue más que bueno, aparte de la generosidad de Castaño, pero con lo que empieza es con el quinto y el sexto y con que hubo de todo. Otros reventarían la camisa de sacar pecho con una borrica tragapases.
Lo de Castaño para mí le merece estar presente en muchas ferias el año que viene, pero que él siga por ese camino de lealtad a la fiesta. De esa forma creo que habrá muchas plazas donde le querrán contratar y Madrid puede ser una de las primeras.
Y no se si te avisaré porque a veces a uno le gustan estas maldades.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Luis:
Ya ves lo que son las cosas, que sale un toro, toma tres varas y nos volvemos locos. Este año ha habido toros que iban más o menos de lejos, pero no con esa alegría y ese galope del cuarto. Luego sí es verdad que no aguantó demasiado, si lo medimos con las faenas eternas que gustan ahora. Tuvo veinte o veinticinco pases y se arrancó tres veces de lejos. Para qué más.
Un saludo y muchas gracias por tu visita.

Diego Cervera Garcia dijo...

Enrique:
Cualquiera que no te conozca pensaría que eres de esos de la tauromaquia moderna, por eso esa confusión con el aficionado anónimo, yo ya no voy a añadir nada de la corrida de Zaragoza que no se haya dicho, simplemente entro para compartir la opinión del resto de aficionados que te han escrito y unirme un poquito más a todos vosotros que tenéis un concepto muy afín al mío.
Un abrazo!

Enrique Martín dijo...

Diego:
El anónimo ha demostrado que es un tío y su segunda intervención me ha hecho sentirme orgulloso. Primero por la gente que se pasa por aquí y segindo por la consideración que afirma tener de mí, que seguro que es su mayor error, pero que no obstante le agradezco.
Muchas gracias por pasaret por aquí tan puntualmente.
Un abrazo

Iván dijo...

Qué ganadería es esa???
QUE ARTE TIENES ENRIQUE, QUE ARTE!!!
Al primer anónimo le diré que no lee atentamente o conoce poco al "tal Enrique"
UN ABRAZO!!!

franmmartin dijo...

Señor Anónimo y simple aficionado,es vd un caballero y su último comentario le honra.No todo el mundo sabe aceptar un error y así nos va.
Un cordial saludo y enhorabuena por ser un buen aficionado.

Anónimo dijo...

También en la web "El Chofre"...Enrique una vez más MAGISTRAL ... es dificil muy dificil con esa fina ironía que te caracteriza, hacer uns disección tan clara de la fistecilla circo con el medio torete feble que se deja y colabora en la muleta y la Fiesta con el toro con poder y casta en los tres tercios...por cierto tienes razón, en otras épocas ¿como se les pudo ocurrir a Parrita, Diego Puerta, Paco Camino, Curro Puya, Paco Ojeda, El Capea, César Rincón, Espartaco, El Cid, Antoñete, Manolo Vázquez, Julio Robles, Manzanares (padre), Emilio Muñoz, Ponce, Joselito, Finito (web Cuadri)...ponerse al menos una vez ante semejantes bichejos?
Un abrazo
Pgmacias

Enrique Martín dijo...

Iván:
Muchas gracias. El anónimo me ha dado una lección de humildad, valentía, honestidad y señorío. Él ha considerado que se equivocó, yo no lo creo, y decidió rectificar en público. Para mí tiene un valor tremendo lo que ha hecho, primero lanzarse a defender la integridad que él pensaba atacada y después modificar su comentario, pensando que las cosas volvían a lo que él creía que debía ser. A mi me ha dejado abrumado.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Franmartín:
Me adhiero a tu comentario sobre Anónimo. Menuda lección la suya.
Un saludo

Enrique Martín dijo...

Pgmacías:
Serán cosas del tiempo. Antes alardeaban de matar ciertos hierros, ahora de no matarlos. Así estamos.
Un saludo

Rubén litri dijo...

Crónica ectrotdinaria.
Con todos mis respetos no tienes ni pajolera idea de lo que tipo de toro se lodio el pasado sábado en Zaragoza .
Como osas juzgar posiblemente al ganadero mas serio(en todos los sentidos)aficionado y preocupado por su ganaderia de toda la cabaña brava.
Yo particularmente estoy hasta los hu...s de los cubillos ,esos toritos que no saben lo que es la casta ,hasta los hu...s de aficionadillos de DVD que no tienen ni idea de lo que es la lidia ni un toro bravo.Nada mas que lo que ustedes ven en DVD .Sin ser una gran corrida la del pasado sábado no hace falta ser aficionado para darse cuenta y ver lo sucedido.
de que existe por suerte en "algunas" ganderias la casta.En casa de Fernando eso precisamente lo tienen por defecto.No doy consejos sobre la bravura pero tu no intentes Combencer a nadie que quiera ver un toro bravo de verdad.

Enrique Martín dijo...

Rubén litri:
Yo te remitiría a mi respuesta al primer comentario y al que esta misma persona hizo con posterioridad. Podría intentar defenderme atacando, pero no lo considero oportuno. Lo que sí me parece admirable es su afán por defender una fiesta de verdad con el toro íntegro. Ya le digo que yo no creo que pueda aclarar las cosas mejor de lo que lo han hecho los lectores que han dejado su somentario en esta entrada. Un saludo y muchas gracias por su visita y por su defensa encendida de lo que todos queremos, aficionados y aspirantes a aficionados, como es mi caso.

Manolo Troya dijo...

De lo mejor que he leído en mucho tiempo Enrique.
Este es el Toro que necesita la Fiesta.
Una cosa es Torear bonito y otra saber Torear, lo tuyo es lo segundo.
Acabo de asistir a una Corrida de Toros, donde en 6 toros se han puesto 5 varas " bueno ", ganado sin casta, sin fuerza,sin trapio, algunos escobillados, sin pitones.
Esta es la Fiesta que quieren y enciman los "escribientes" del tendido defendiendo el acto.
Mas Cuadri y menos borregos.

Un Saludo.

Enrique Martín dijo...

Manolo:
Pues estoy contigo. Y esos mismos que aplauden a la boba desmochada, luego se tiran al cuello de los ganaderos cabales en cuanto les sale un toro malo. Si fuéramos tan exigentes como con los Cuadri, Prieto de la Cal, Alonso Moreno y tantos otros que tenemos en la cabeza, con los Zalduendos, Juan Pedros, Cuvillos y esa larga lista de marmolillos aborregados, igual la cosa cambiaba. Lo que debía ser bastante más habitual, las tres entradas al caballo y la lidia, ahora es lo excepcional.
Un abrazo y gracias por tu opinión sobre el texto.

I. J. del Pino dijo...

Enrique, qué cosas tienes hombre, comparar un Cuvillete con un Cuadri..., a quien se le ocurre, con lo monos que son los Cuvis... .

Bien picao, maestro, bien picao.

Un abrazo.

Enrique Martín dijo...

I.J. del Pino:
En el fondo te confieso que soy un resentío. Yo me pedí para Reyes a un Cuvillito para ponerlo encima de la cama y me trajeron uno de peluche y lo malo es que el de peluche es demasiado grande y no me cabe en el sitio que tenía previsto.
Un saludo de un resentío.

Anónimo dijo...

La que has 'liao' Enrique !!
Menos mal que los que te leemos a menudo sabemos de qué pie cojeas...
Sólo felicitarte por expresar con palabras la idea que muchos tenemos de la tauromaquia, sigue asi.
Un abrazo.Feli.

Anónimo dijo...

Eres genial Enrique. Al leer el titular pensé: qué le pasa a éste? No había visto esa corrida y no sabía que pasó. Al entender tu ironía me lo he pasado de lujo, luego he pensado la de veces que te habrán llamado -ya sabes- los del pesebre.

Un abrazo de tu bautizado Pepe Luis.

Enrique Martín dijo...

Pepe Luis:
No te creas que a veces me gustaría ser de esos que disfrutan con todo, ¡qué felicidad! Aunque por otra parte, nada es comparable con la emoción y satisfacción que locos como tú y como yo sentimos al ver algo verdaderamente grande.
Un abrazo y me alegro que te haya hecho pasar un buen rato.